12 de agosto de 2022

SCIOLI EN EL COLOQUIO DE IDEAS PIDIÓ RESPALDO A LOS EMPRESARIOS

El candidato a presidente del FPV aprovechó sus veinticinco minutos para volver a ratificar su hipotético gabinete: Diego Bossio, Julián Domínguez, Juan Manuel Urtubey y Miguel Bein

0013553347 (1)Se las inquietudes que tienen. Quédense absolutamente tranquilos y confiados que uno por uno vamos a ir abordando todos los temas en un marco de paz social y de un diálogo constructivo. Les pido un respaldo».Desde una de las mesas, uno de los asistentes amagó un tibio aplauso, pero nadie se acopló. Los veinticinco minutos de anoche con los que Scioli apeló para captar el voto de los cientos de empresarios amuchados en el salón Vélez Sarsfield del Hotel Sheraton de Mar del Plata estuvieron dominados por el silencio. Solo un tibio aplauso cuando el gobernador subió al escenario y otro moderado cuando bajó, veinte minutos después de las 21. «Habrá que ver el resultado del aplausómetro, el viernes«, bromeó uno de los empresarios ya entrada la noche, casi al final de la primera jornada del 51 Coloquio de Idea, que inauguró el candidato del Frente Para la Victoria en un hotel al tope de su capacidad operativa. Scioli intentó ayer llevarse el voto del empresariado, expectante a poco más de una semana de las elecciones, y a la espera de las palabras de Sergio Massa  y Mauricio Macri, los otros dos candidatos mejor posicionados según las encuestas. Margarita Stolbizer será mañana la cuarta postulante en exponer frente al mar.

Scioli llegó apurado ayer al Sheraton de Mar del Plata. Nada nuevo: no probó ni medio bocado del menú preparado para la apertura del evento –rack de cordero patagónico en salsa de malbec, romero y menta acompañado de papas mil feuille y baby zanahorias grelot–, habló, saludó y se fue por el costado del escenario. Lo novedoso fue que a días de las elecciones, frente a una tribuna saturada del estilo K, el candidato del Gobierno nacional dejó en claro que necesita de los empresarios, y que su eventual presidencia en caso de triunfar el próximo 25 de octubre los arropará. «Me pongo del lado del mostrador de ustedes porque vengo de ese mundo», se sinceró Scioli ante un auditorio imperturbable. Antes, Ignacio Stegmann, presidente de IDEA y de 3M Argentina & Uruguay, había mostrado el malestar empresario por el maltrato oficialista. Más temprano, los asistentes amenizaron la espera en el lobby con abundante sushi y fiambres, champagne y vino tinto y una banda de jazz de fondo.
El candidato a presidente del FPV aprovechó sus veinticinco minutos para volver a ratificar su hipotético gabinete: Diego Bossio, Julián Domínguez, Juan Manuel Urtubey y Miguel Bein –los cuatro lo acompañaron en la cena-, y Miguel Peirano. En la mesa principal, además del ministro Lino Barañao –el único ministro nacional–, el embajador de los Estados Unidos, Noah Mamet, siguió con atención el discurso del gobernador. Mamet llegó a primera hora de la tarde al Sheraton: se alojó en una de las habitaciones del cuarto piso. Había pedido no sentarse con ninguno de los presidenciables.Fte.infobae