viernes 26 de febrero de 2021 🕒 04:06:14
El tiempo - Tutiempo.net

DANIEL ARROYO DIJO QUE EN LA ARGENTINA NO HAY LUGAR PARA LA DEVALUACIÓN Y EL AJUSTE

El ministro aseveró que el coronavirus profundizó la crisis social y económica que dejó el gobierno de Cambiemos y que actualmente “hay cuatro millones de argentinos que viven en el Siglo XIX

El Ministro de DesarrolLo se reunió el jueves con la Comitiva del Fondo Monetario Internacional en el marco de una reunión técnica relacionada a las políticas para la pospandemia impulsadas desde su cartera. “En Argentina no hay lugar para el ajuste ni para la devaluación. Está claro que la inflación aumenta la pobreza” sostuvo el ministro en comunicación con Toma y Daca en la RADOP a, 750.

El ministro aseveró que el coronavirus profundizó la crisis social y económica que dejó el gobierno de Cambiemos y que actualmente “hay cuatro millones de argentinos que viven en el Siglo XIX”. Ante esta situación, Arroyo afirmó que desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández comenzó a trabajar en el eje de los cambios estructurales.

“Esto no se resuelve con un programita. Hay que hacer cambios estructurales. Nosotros apuntamos a generar 300 mil puestos de trabajo. La reconstrucción es por el lado del trabajo”, resaltó el ministro y añadió: “Hay que generar 400 pequeños mercados centrales en Argentina, fortalecer la agricultura familiar y las ferias. El costo de los alimentos es un problema”.

En cuanto al Presupuesto 2021, Arroyo apuntó que el eje está puesto en la asistencia y en la contención, y en ese marco explicó que la inversión de su cartera se amplió a 230 mil millones de pesos, haciendo especial énfasis en la asistencia alimentaria. Además, algunos de los focos que mantiene la certera de Desarrollo Social son: ampliación del plan Potenciar Trabajo, la integración sociourbana, la atención de la pobreza en la primera infancia, y el desarrollo de políticas comunitarias y sistemas de cuidado.

Con respecto a la situación en los barrios populares, Arroyo aseguró que actualmente no hay riesgo de estallido social aunque sopesó que sí hay mucha gente que requiere de la ayuda del Estado. “En los barrios no hay grieta. Todos están viendo cómo le ponen el cuerpo a esto, a la falta de alimentos. Sí creo que es un peligro llamar a movilizaciones permanentemente en un contexto en el que hay circulación comunitaria evidente”, explicó.Fte. El Intransigente