8 de agosto de 2022

HEBE DE BONAFINI NO IRA A LA CITACIÓN JUDICIAL Y PODRÍA SER LLEVADA POR LA FUERZA PÚBLICA

La primera indagatoria había sido pautada por Martínez de Giorgi para el pasado 7 de julio, pero días antes, al conocerse el llamado, Bonafini había anticipado que no asistiría, con duras críticas al magistrado

Hebe de Bonafini tampoco se presentará hoy a la segunda citación a declaración indagatoria que ordenó el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi por la causa que investiga desvío de fondos públicos del plan de viviendas «Sueños Compartidos».

Así lo confirmó el abogado Eduardo Barcesat a la agenciaNoticias Argentinas. El histórico letrado representante de Madres de Plaza de Mayo afirmó que Bonafini «no va a ir» ni va a presentar ningún escrito ante al magistrado. De esta manera, y tal como había advertido Martínez de Giorgi, Bonafini sería llevada a su presencia por la fuerza pública.

La indagatoria de la dirigente está fijada para este jueves a las 10 en los tribunales federales de Comodoro Py. Según señaló Barcesat, Bonafini está al tanto de que el hecho de no asistir a la convocatoria habilita al juez federal a ordenar que sea llevada a declarar con la fuerza pública.

De hecho, la presidenta de Madres todavía no designó a ningún abogado para que la represente en ese proceso, indicó Barcesat.

La dirigente rechazó ser notificada de la segunda citación en su domicilio particular de La Plata, por lo que se le comunicó la convocatoria en la sede de Madres de Plaza de Mayo, en la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes del juzgado indicaron a Infobae que en caso de que Bonafini no se presenta a la audiencia, cerca de las 18 se dispondría su captura.

La primera indagatoria había sido pautada por Martínez de Giorgi para el pasado 7 de julio, pero días antes, al conocerse el llamado, Bonafini había anticipado que no asistiría, con duras críticas al magistrado.

«No voy a declarar. Martínez de Giorgi, metete en el orto la declaración, porque no creo en esa Justicia, en esos jueces», había dicho Bonafini a mediados de junio pasado en una de los tradicionales actos de los jueves en la Plaza de Mayo.

En la causa se investiga el supuesto desvío de 200 millones de pesos que estaban destinados a la construcción de viviendas sociales en el marco del programa Sueños Compartidos, que era manejado por la Fundación Madres de Plaza de Mayo.