12 de agosto de 2022

LA VICEPRESIDENTE ENCONTRÓ OTRAS ANOMALÍAS DURANTE LA GESTIÓN ANTERIOR

Además del hallazgo de un empleado del Senado que vive en Australia, las irregularidades incluyen la cesión de un millonario fondo, en este caso por resolución conjunta con el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez

A poco más de dos meses de haber asumido, las autoridades del Senado siguen descubriendo irregularidades de la administración de Amado Boudou al frente de la Cámara alta. Los nuevos datos se suman a los más de 2000 pases a planta permanente, muchos de ellos sin siquiera haber revistado como personal transitorio, firmados por el ex vicepresidente en su último año de gestión.

Cuando todavía faltan algunos días para tener los resultados de las auditorías que solicitó, la vicepresidenta Gabriela Michetti encontró varios casos que podrían derivar en denuncias judiciales.

Además del hallazgo de un empleado del Senado que vive en Australia, las irregularidades incluyen la cesión de un millonario fondo, en este caso por resolución conjunta con el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, a la Asociación del Personal Legislativo (APL) para ser utilizado bajo el concepto de «ayuda social» sin obligación de rendir cuentas sobre uso o destino.A esto se suma la sorpresa que se llevó la flamante directora de Prensa de la Cámara alta, Paula Schuster, al descubrir que Senado TV es una marca que está en manos de un privado, al que se le tercerizaba la gestión del canal que transmite las sesiones y alternativas de la actividad del cuerpo. Según afirmaron a LA NACIÓN fuentes allegadas a Michetti, la vicepresidenta considera que las irregularidades exceden el plano administrativo y configuran delitos.Fte.La Nación