miércoles 29 de mayo de 2024 06:19:44

MUCHA TENSIÓN EN LA INTERNA DE MACRI CON BULLRICH Y MILEI: “ES UN VERDADERO OUTSIDER, ÉL, SU HERMANA Y LAS REDES SOCIALES”

El líder del PRO se despachó contra el presidente y su ministra. Expresó que Milei no tiene una estructura propia y que “llegó porque la decisión de ustedes, los argentinos, fue que querían un shock en el sistema político”. Coincidió con Bullrich ExpoAgro pero la esquivó para no saludarla

Mauricio Macri continúa trazando su estrategia de poder. En ese juego, Patricia Bullrich y Javier Milei le sirvieron a sus intereses en distintas etapas de la disputa con el peronismo. Una vez en el poder, ambos se emanciparon de su patronazgo y hoy por hoy mantienen con el ex presidente una no tan subterránea disputa por el liderazgo de los segmentos de la sociedad que se referencian con la derecha y con el cambio. A la espera del éxito o el fracaso del Gobierno para definirse por una alianza más profunda o una ruptura, Macri tensa la cuerda para desmarcarse del presidente en medio del complejo contexto económico.

El ex presidente pasó por ExpoAgro tras su visita a Maximiliano Pullaro en Santa Fe, y dejó títulos y actitudes picantes como para que los análisis interpreten su momento de tensión con LLA y su ex candidata presidencial. “Entendamos que si la sociedad votó a alguien ajeno al sistema político (…), ahora lo que nos toca a nosotros es estar a la altura de las circunstancias, ser generosos y humildes en la defensa de las ideas de fondo”. Esas fueron las primeras y las últimas palabras de un fragmento del discurso de Macri que, si se leyera solamente con ese rectore, daría la impresión de un cierto apoyo al Gobierno libertario.

Sin embargo, entre el principio y el fin de ese segmento, el ex presidente deslizó chicanas picantes contra el presidente, Karina Milei y el armado de LLA, y lo que significó su llegada a la Rosada. “Este es un verdadero outsider” se despachó Macri, y agregó “no es Trump, como dicen, que tenía al Partido Republicano atrás, no es Bolsonaro que tenía el ejército atrás”. Sus palabras sonaron a una baja de precio para con Milei, refregándole al presidente que no cuenta con un partido político sólido ni con estructuras propias de poder como las necesarias para sostener un gobierno por sí mismo.

En esa misma línea, Macri fue aún más a fondo: “es él, su hermana y las redes sociales” disparó. Lo que pretendió sonar como una descripción de su mirada sobre el armado que responde a Milei resultó, a todas luces, un dardo venenoso con destino al ocupante del Sillón de Rivadavia.