martes 16 de julio de 2024 10:29:53

NUEVA RECETA PARA PALIAR LA CRISIS DE RESERVAS: LAS EMPRESAS CHINAS PODRÁN INVERTIR EN YUANES EN LA ARGENTINA

Beijing busca internacionalizar su moneda en medio de la disputa con EE.UU. Esta mañana el ministro logró promesas millonarias en inversiones mineras

El edificio de Tsingshan Holding Group es la mejor muestra del poderío de una empresa con 200.000 empleados en el mundo y una facturación anual de US$ 90.000 millones. La torre de mármol, acero inoxidable y lujosamente decorada tiene, además, una terraza amplísima con vista a Pudong la capital financiera de China y sus rascacielos con mapping y otras luces de colores que se encienden al atardecer.

A esa torre se la conoce como la Perla de Oriente. La firma, con inversiones mineras en Salta y Jujuy se dedica también al aluminio y al acero inoxidable y ayer ofreció un banquete a Sergio Massa y su amplia comitiva. No asistieron Miguel Pesce, Máximo Kirchner ni Juan Manuel Olmos.

Xiang Guangda, el presidente del directorio y número 50 en la lista de billonarios chinos, anunció que ya lleva invertidos US$ 600 millones y  va a enviar otros US$ 800 millones para la construcción de dos plantas en Perico, Jujuy. Una, de soda cáustica e hipoclorito de sodio. La firma es socia de la minera francesa Eramet.

Entre algunos de los 8 platos que integraron la comida, entre ellos el pepino de mar que es una verdadera ofrenda al visitante y los gan bei, el brindis a fondo blanco del Bai Jiu, el licor de arroz, Massa les anunció la apertura del comercio e inversiones en yuanes. Alcanza a todas las empresas que disponen de la moneda china y es una fuerte señal a Beijing que en medio de la disputa con EE.UU. quiere que el yuan compita como moneda transaccional con el dólar.

De esta manera,  Massa busca  moverse en el ajedrez geopolítico del siglo XXI, pedir en China y presionar al FMI en un escenario de tensiones entre los dos colosos que parece escalar.

Actualmente solo se utilizan yuanes para pagar importaciones y ahora se utilizarán para todo tipo de operaciones. El Banco Central abrirá una cuenta en yuanes. Ya lanzaron dos mercados especiales para esta moneda, uno spot y el otro a futuro en lo que es toda una novedad.

Segun se explicó, ese intercambio en yuanes significa que una empresa, en lugar de entrar al país con dólares vía el contado con liqui y comprar dólares con esos yuanes, puede ingresar los yuanes de manera directa. A su vez, el Banco Central ya tiene en su cuenta unos US$ 5.000 millones en sus reservas de libre disponibilidad. Aquí afirman que están intactos.

En la visión de Economía se elimina una intermediación al convertir de yuanes a dólares que “generan falta de transparencia por sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones. Con esto es probable que China desplace a Brasil y se convierta en el principal socio comercial de la Argentina”, señalaron.

Uno de los asesores del ministro deslizó, lo que ocurre es que “Estados Unidos te pone el ojo y China te pone el cuerpo”, soltó. En ese razonamiento se inscribieron las declaraciones de Máximo Kirchner en la Universidad de Fundan. Después de agradecer a la institución por el reconocimiento a Néstor Kirchner en el otorgamiento de un Honoris Causa y el buen trato hacia la figura de CFK, el jefe del PJ bonaerense dijo: “Destaco el carácter de colaborativo de la relación donde las ayudas se realizan sin ejercer ningún tipo de presión”.

Lo que se intenta, en medio de una crisis que hunde sus raíces en la volatilidad cambiaria y alta inflación, es no devaluar al reprimir al dólar oficial para evitar otro salto en los precios. En esa linea se inscribe este viaje a China con esfuerzos redoblados en anuncios de inversiones.

Hasta ahora las compañías chinas no les han cerrado el paso en su estrategia de hacer más pie en la región. Y en lo que es inevitable, esta relación inquieta a Estados Unidos que  “pone el ojo en los intereses de China en el 5G, la Hidrovía, los puertos y las hidroeléctricas que están concesionadas a la estadounidense AES”, de acuerdo a un funcionario.

Massa y su comitiva se reunieron ayer con Tibet Summit Resources y se habló de los Proyectos Salar Arizaro y Salar de Diablillos, que prevén la construcción de una planta de procesamiento de litio en la provincia de Salta. Hubo compromisos de inversión por US$ 1.700 millones para producir 100 mil toneladas y crear hasta 10 mil puestos de trabajo directos e indirectos.

“Queremos una minería que genere aprovechamiento del recurso con generación de valor agregado y empleo. Queremos salir de la idea de que somos un país exportador primario para ser un país exportador con valor agregado a partir de nuestros propios productos primarios”, les dijo Massa.

También se reunió con Ganfeng Lithium, el primer productor de litio y derivados, que cuenta actualmente con cuatro proyectos en la Argentina. La compañía prevé una inversión de US$ 2.700 millones y espera una producción de 74 mil toneladas de carbonato de litio.

Durante la reunión, se trabajó sobre el proyecto Mariana, que apunta a fomentar la extracción de litio en el Salar de Llullaillaco, ubicado en Salta, y se abordó el proyecto Cauchari-Olaroz, que comienza a operar y a exportar en el tercer trimestre del 2023.

Mañana Massa parte, después de un encuentro don Dilma Roussef a Beijing, donde sabrá finalmente si obtuvo lo que verdaderamente vino a buscar: la renovación del swap por US$ 18.000 millones.

Eso sí, en el banquete ofrecido al Ministro fue palpable que las exportaciones argentinas hacia China son débiles. Se sirvió vino francés y carne japonesa. Por Silvia Naishtat. Cñarìn. Fte. Identidd Correntina