6 de febrero de 2023

ECONOMÌA: LAS COMPLICACIONES PARA REFINANCIAR LA DEUDA HACEN QUE MASSA SALGA A BUSCA EN LAS PROVINCIAS Y MUNICIPIOS «LA MATANZA EN LA MIRA»

En el caso de los municipios, se habló mucho de la cantidad de pesos que tiene depositados a plazo fijo el distrito de La Matanza

El ministerio de Economía tiene bien claro que la refinanciación de la deuda emitida en pesos se está haciendo cada vez más difícil conforme se aproxima el año electoral. En las últimas operaciones, ya sea licitaciones o canjes voluntarios, se pudo comprobar que el sector privado empezó a tomar distancia de las propuestas oficiales. Y eligió por destinar la liquidez a otros instrumentos, como por ejemplo bonos en dólares, o los dólares MEP o contado con liqui, que marcaron subidas en torno al 10% en noviembre.

Quienes no pueden salir totalmente del mercado de deuda pública -bancos- optan por las letras de liquidez del Central. Es decir, prefieren que les deba plata el Banco Central y no el Tesoro Nacional.

Ante esta realidad, la cartera que conduce Sergio Massa decidió salir a buscar la liquidez que hoy está en manos de las provincias, municipios y también en diversos organismos públicos. La idea de “pasar la aspiradora” es que la mayor cantidad de pesos posible que hoy están en manos de los diferentes niveles del Estado se apliquen en financiar al Gobierno Nacional.

Sería algo que podría estar inspirado en la idea de “caja única” que esbozó durante su breve paso por Economía la ex ministra Silvina Batakis: acceder a los flujos de caja de distintos estamentos públicos (se suma en este caso, además, la invitación a provincias y municipios) para que financien el gasto del Gobierno nacional.

De ahí que la Secretaría de Finanzas que conduce Eduardo Seti está haciendo circular entre las provincias una nota en la que las invita (y piden que haga extensiva esa invitación a los municipios) a suscribir una Letra del Tesoro Nacional a tasa fija.

¿Qué dice la nota de Finanzas a la que accedió Clarín?“Con el objetivo de contribuir al financiamiento del Tesoro Nacional, se propone la emisión de un instrumento de deuda de corto plazo en pesos en condiciones de mercado destinado a Provincias y Municipios, las cuales mantendrían invertidos sus saldos excedentes a un rendimiento superior al de alternativas comparables como el plazo fijo”.

Las características del instrumento que saldrá a ofrecer Finanzas es este:

– El monto aún no se definió. Se sucribirá este martes 28 de noviembre y la fecha de emisión será el jueves 30.

– El plazo será de 120 días (30 de marzo de 2023) y tanto capital como intereses se pagarán al vencimiento.

– Un tema clave: qué tasa ofrecerá Economía a las provincias y municipios para convencerlas de desarmar los depósitos a plazo fijo (75% nominal anual) que hoy les pagan los bancos.

– Finanzas explicó: “A modo de referencia, la tasa Badlar Pública (tasa de plazo fijo mayorista para bancos públicos) se ubica en torno a TNA 67,5% mientras que las Letras a descuento soberanas con vencimiento marzo 2023 se emitieron a TNA 88%.”

Pero cuánta plata podría llegar a tomar Finanzas, o mejor dicho de cuánta plata estamos halando al calcular la liquidez que hoy está en el sector público.

Sebastián Menescaldi, de la consultora Eco Go, le dijo a este diario que según la última información pública disponible, a septiembre de este año, es la siguiente.

– Empresas y entes públicos nacionales tenían $590.000 millones;  Entidades descentralizadas del sector público $589.000 millones; Provincias $1,6 billones y Municipios $348.000 millones.

En el caso de los municipios, se habló mucho de la cantidad de pesos que tiene depositados a plazo fijo el distrito de La Matanza. Se calcula que tiene más de un presupuesto anual puesto a tasa, mientras subejecuta partidas específicas como seguridad e infraestructura.

Naturalmente no todos esos fondos en manos del sector público podrían ser aplicados a la nueva letra que propone emitir Economía. Cada jurisdicción tienen sus propias necesidades de liquidez de corto plazo, lo mismo que los municipios y provincias.

Menescaldi señaló: “El Tesoro tiene vencimientos de corto plazo con acreedores privados por unos 700.000 millones de pesos. Economía podría obtener $250.000 millones extra por las retenciones que cobre de los exportadores que liquiden al valor del nuevo dólar-soja durante diciembre. Pero además de los vencimientos de deuda, el Tesoro debe cubrir con deuda o emisión monetaria la parte del gasto que no pueda cubrir con sus ingresos, es decir el déficit fiscal”.

A juicio de este consultor, Economía no va a tener más remedio que pedir anticipos al Banco Central, por más que Massa señaló días atrás que su idea es buscar la forma para dejar de pedir financiamiento al organismo que dirige Miguel Pesce.

Un informe reciente de la consultora Quantum, que conduce Daniel Marx, puntualizó: “Suponiendo que el Tesoro usase la caja acumulada durante 2022 y apelase a la posibilidad de que el BCRA lo financie directamente hasta el límite acordado con el FMI, le restaría conseguir financiamiento por $ 1,122 billones (1,3% del PBI) Estimamos que la caja acumulada a fin del año pasado ascendía a 1 billón de pesos”.

Como se suele decir ahora, Massa enfrenta un escenario desafiante. Y para afrontar ese desafío apela a los pesos que están dentro del Estado.Fte.Ienidad Correntina