viernes 5 de marzo de 2021 ūüēí 14:06:49
El tiempo - Tutiempo.net

MÀXIMO KIRCHNER A TODO O NADA EN EL PJ BONAERENSE

En las √ļltimas horas, trascendi√≥ que podr√≠a armarse una mesa pol√≠tica para discutir cu√°l es la mejor estrategia

Amenazas, fuego cruzado con los intendentes y especulaciones electorales. El rol de Alberto. “¬ŅEst√°s por ah√≠?”, le pregunt√≥ por WhatsApp Eduardo “Wado” de Pedro a Fernando Gray. El intendente de Esteban Echeverr√≠a se la ve√≠a venir. Era el llamado que estaba esperando. El llamado que no quer√≠a recibir.

“Mir√°, estuvimos pensando…”, arranc√≥ el ministro del Interior cuando el alcalde le devolvi√≥ la llamada. Wado avanz√≥ sin m√°s preludios y sin precisar por qu√© hablaba en plural. No hac√≠a falta. Cuando √©l habla, est√° hablando La C√°mpora y est√° hablando Cristina, aunque en este caso puntual dicen que m√°s que la voz de Cristina hab√≠a que o√≠r la de M√°ximo Kirchner.

Wado llamaba para plantearle que, aprovechando que Alberto Fernández asumirá en marzo la presidencia del PJ nacional, era momento de hacer un drástico giro en el funcionamiento del partido en la provincia de Buenos Aires. Se lo dijo con todas las letras: Máximo debía ser ungido como nuevo líder.

La iniciativa comenz√≥ a tomar forma en secreto durante el √ļltimo mes y medio. A Gray, sin embargo, no lo tom√≥ de sorpresa. Un intruso se lo hab√≠a adelantado al actual titular del PJ bonaerense, Gustavo Men√©ndez, el intendente de Merlo, con el que Gray se viene alternando la conducci√≥n, un mecanismo que sell√≥ la paz y la lista de unidad entre diferentes sectores del PJ cuando ambos asumieron, en 2017. Eran tiempos dif√≠ciles para el peronismo. Cambiemos ven√≠a de ganar las elecciones por segunda vez consecutiva y la principal derrotada en el distrito hab√≠a sido Cristina.

A Men√©ndez y a Gray les toc√≥ liderar cuando las encuestas colocaban a Mar√≠a Eugenia Vidal y a Macri como aspirantes c√≥modos a la reelecci√≥n. Eso los lleva a pensar, a ellos y a quienes los apoyan, que les quieren arrebatar el sello con vistas al proceso electoral del a√Īo pr√≥ximo como trampol√≠n para las presidenciales. “Pusieron el cuerpo y ahora los quieren limpiar”, sostiene un dirigente del peronismo cl√°sico, que hace lobby para que los intendentes no camporistas resistan. Por aquel acuerdo de la alternancia, a Gray le tocar√° estar al frente en 2021. Tiene mandato hasta el 17 de diciembre. Wado inst√≥ a interrumpirlo.

?No se puede. Hasta diciembre no se puede ?respondió Gray durante aquella charla telefónica.

?Bueno, pero Maxi tiene que ser el presidente ahora. Y tenemos consenso ?insistió De Pedro.

-Imposible.

-No es imposible. Si vos renunci√°s y el resto de los consejeros renuncian…

El peronismo tiene 47 consejeros en la provincia de Buenos Aires, 48 si se cuenta al presidente. Pero, adem√°s, existen 135 consejos de partidos locales a los que se les vence el per√≠odo el mismo d√≠a. ¬ŅLa C√°mpora pretende avanzar a la vez sobre esos consejos? En cualquier caso, no conlleva una resoluci√≥n r√°pida ni sencilla. Se supone que si todos los consejeros renunciaran deber√≠an hacerlo en simult√°neo los consejeros suplentes. Un viejo operador del PJ desliza que no se trata m√°s que de una fantas√≠a de fin de a√Īo. Quienes trabajan para La C√°mpora no descansaron ni el 24 a la tarde. El plan sigue en marcha.

Gray se mueve junto a Men√©ndez y a Juan Zabaleta, el jefe comunal de Hurlingham. Al menos uno de ellos charl√≥ del tema con Alberto Fern√°ndez. Men√©ndez estuvo reunido dos horas con Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete. Y los tres conversaron con el ministro de Obras P√ļblicas, Gabriel Katopodis, a quien el Presidente design√≥ como interlocutor cuando vio que el esc√°ndalo escalaba.

Alberto pidi√≥ que se pusieran de acuerdo. El jefe de Estado no se par√≥ en el lugar de √°rbitro de los conflictos, como tantas otras veces. No lo dice en p√ļblico, pero apoya el deseo de quienes promueven a M√°ximo. Cuando varios alcaldes pusieron el grito en el cielo, Fern√°ndez busc√≥ calmar los √°nimos: dijo que una cosa es apoyarlo y otra ayudarlo a que se quede como due√Īo del partido en la Provincia. No ser√≠a un l√≠mite f√°cil de precisar.

Los tres intendentes aludidos hab√≠an acordado aguantar la presi√≥n. Uno de ellos hizo un recuento de cu√°ntos de sus pares los respaldan. La cifra lo tranquiliz√≥. Eso fue a mitad de semana. ¬ŅSeguir√° siendo as√≠ hoy o en las √ļltimas horas se produjo una fractura? Los grupos de WhatsApp ardieron en los √ļltimos d√≠as con acusaciones cruzadas. M√°ximo se enter√≥. En una actividad en Lomas de Zamora, como revel√≥ Clar√≠n, los acus√≥ de “hacer operaciones en mi contra” y vaticin√≥: “Vamos a ver si tienen espalda para aguantar”.

Las frases no tardaron en viralizarse en aquellos grupos. Los que estaban en la reuni√≥n les escrib√≠an a los que no hab√≠an asistido. ¬ŅEsas palabras del diputado estaban presagiando una disputa por los recursos? ¬ŅMutar√°n algunos alcaldes en la piel de Horacio Rodr√≠guez Larreta? ¬ŅSer√° verdad que Axel Kicillof aprovech√≥ la grieta para pasarle viejas facturas a los intendentes?

Por lo pronto, los camporistas anticipan que ser√°n inflexibles a la hora de armar las listas para la contienda electoral del a√Īo pr√≥ximo. Por eso ignoraron el proyecto para cancelar las PASO.? Lo ignoraron y lo boicotearon. Los gobernadores quedaron pedaleando en el aire. Alberto debi√≥ hacer ejercicios de contorsionismo. √Čl hab√≠a respaldado la movida.

M√°ximo sugiri√≥, durante sus minutos de ira en Lomas, que los que quieran dar pelea interna que la den, pero que se hagan cargo de esa decisi√≥n. Habl√≥ de ‚Äúingratitud” por parte de quienes se olvidaron de que Cristina abri√≥ las boletas en 2019 y que ella misma resign√≥ su candidatura en pos del triunfo. Tambi√©n grit√≥: “Cuando yo quiera conducir el PJ o lo que sea va a ser con los votos”.

Poco antes del brindis de Nochebuena, Wado De Pedro le transmiti√≥ esa misma frase a Zabaleta, en una √ļltima ronda de conversaciones parar tratar de encauzar la negociaci√≥n: “Maxi no quiere conducir el 95 por ciento del partido. Si asume es con el apoyo de todos”. El ministro insisti√≥ con que el deseo no era solo de La C√°mpora. Invoc√≥ al Presidente. Zabaleta dej√≥ abierta la posibilidad de seguir negociando.

A Gray, Men√©ndez y Zabaleta los llaman “Los tres mosqueteros”. Si se repara en la novela de Alejandro Dumas, los mosqueteros eran tres amigos que se mov√≠an bajo el lema “uno para todos y todos para uno”. Aunque ellos dicen que no est√°n solos. Su opositor m√°s rutilante en la liga de intendentes peronistas es Mart√≠n Insaurralde. Es la principal espada de M√°ximo en el GBA en este nuevo objetivo. A √©l le atribuyen, incluso, la idea de desplazar a la actual conducci√≥n bonaerense. “Ya est√°, eso de la alternancia en la presidencia ya fue… Ahora le toca a M√°ximo”, es otro de los mensajes que hacen llegar los camporistas.

?Imposible. No voy a renunciar ni voy a pedirle la renuncia a nadie. Hasta acá llegaron. Este es nuestro límite ?insistió Gray en su charla con Wado.

La reconstrucci√≥n de la charla tiene un final distinto seg√ļn los protagonistas. Cerca del intendente contaron que se cortaron el tel√©fono, disgustados, los dos al mismo tiempo. De Pedro no reconoci√≥ ese ep√≠logo dram√°tico. Les dijo a sus asesores que √©l le hab√≠a dicho a Gray: “Si no quer√©s que sea Maxi, tranquilo, no te hagas problemas”.

En las √ļltimas horas, trascendi√≥ que podr√≠a armarse una mesa pol√≠tica para discutir cu√°l es la mejor estrategia. En esa mesa podr√≠a abordarse tambi√©n la cuesti√≥n electoral. Si as√≠ fuera, deber√≠a discutirse la situaci√≥n de casi 20 intendentes del Conurbano que, por la ley actual, no podr√≠an presentarse por la re reelecci√≥n. Todos buscan un artilugio para volver a presentarse. Quiz√° sea una llave m√°gica para acercar posiciones. Continuar√°. Por Santiago Fioriti. Fte. Identidad Correntina