12 de agosto de 2022

AYER SE NOTÓ EL PROBLEMA ENERGÉTICO HUBO MILES DE PERSONAS SIN LUZ

El SMN adivirtió por la posible caída de granizo y, mientras las precipitaciones inundaban las calles, hubo al menos 43.084 usuarios de Edenor y 106.029 de Edesur que no tenían luz en su hogar

Según los reportes oficiales de Edenor y Edesur, la cantidad de familias que no tuvieron suministro eléctrico durante el martes – cuando el Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta amarilla por la ola de calor – escaló a 356.210.
Luego, durante las primeras horas del miércoles, una tormenta golpeó a la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. El SMN adivirtió por la posible caída de granizo y, mientras las precipitaciones inundaban las calles, hubo al menos 43.084 usuarios de Edenor y 106.029 de Edesur que no tenían luz en su hogar.
Según informó el sitio web de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima), cuando la lluvia paró cerca de las cinco de la mañana, la demanda era de 17.640 MW.
 
El reporte de Edesur de las 5 de la mañana del miércoles, indicó que Burzaco, partido de Almirante Brown, era la zona más afectada del conurbano con 7111 hogares sin luz. En el mismo partido, pero en el barrio Don Orione, el número escaló a 6.764. Por otro lado, en Lomas de Zamora, había cerca más de 25 mil afectados.
 
En cuanto a Edenor, en Palermo se reportaron 1313 hogares sin servicio, y 1651 en Recoleta. En cuanto a los datos del conurbano, aseguran que hay más de 8 mil familias que no tienen luz en el partido de Merlo, casi 5 mil en Tigre, más de 4 mil en Escobar y 7 mil en Jose C. Paz. Las protestas de vecinos se multiplicaron en distintas esquinas del área metropolitana. Tanto Edenor como Edesur confirmaron ayer que iban a aplicar cortes preventivos bajo la aplicación del criterio de «administración de demanda». El viernes pasado marcó un récord de con 25.495 megavatios y superó ayer los 24.121 MW a las 15.45. En Caballito, puntualmente en la intersección de Avellaneda y Acoyte, hubo una manifestación que se extendió hasta los últimos minutos del martes. En el mismo barrio, pero en el cruce de las calles Donato Álvarez y Méndez de Ándes, también hubo una protesta a la que concurrieron decenas de personas. Además, en la esquina de las calles Camargo y Frías, se realizó otro piquete.

También se concentraron vecinos en el cruce de las calles Juan B. Justo y Aguirre: decidieron cortar la circulación del Metrobús en el barrio porteño de Villa Crespo. Por otro lado, en Palermo – puntualmente en el barrio conocido como Las Cañitas – algunas personas que salieron a la calle para protestar.
Tal como informó el Servicio Meteorológico Nacional, persisten las advertencias por la vigencia de una ola de calor. La alerta es amarilla, y desde el organismo aseguran: «Las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas. Se requiere la toma de medidas preventivas».