lunes 26 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

SE TERMINÓ EL CEPO: EL GOBIERNO EVITARÁ DÓLAR MAYOR A 15 PARA QUE NO SE TRASLADEN A PRECIOS

Al desaparecer la autorización de AFIP, vuelve el análisis a los bancos, los cuales ya migraron toda su operatoria al canal automático

“¿Dólar a 13, 14 o 15? Sólo sé que no CEPO nada”, dijo ayer Nik en su cuenta de Twitter. La única certeza es que ayer fue el último día del dólar ahorro, que fue aprovechado por casi la mitad de los argentinos: más de 15 millones compraron un total de u$s 10.000 millones, el equivalente a casi la mitad de las reservas del Banco Central.

Mientras, en la City aseguran que el gobierno no quiere que el dólar pase de los $ 15 para que no se traslade a precios. El BCRA saldrá a intervenir si llega a ese valor, para no provocar un mayor aumento en la inflación. Alfonso Prat-Gay tiene como referencia al contado con liqui, que ayer cerró $ 14,26. Por lo pronto, bancos y casas de cambio esperarán hasta el mediodía para poner un precio en sus pizarras, para no quedar desfasados. “No podemos operar hasta que no tengamos mercado. ¿Cuánto vas a cobrar si no sabés cuánto vale? Y tampoco podemos salir con un precio alto de $ 15,50, porque le estaríamos dando un mal precio al cliente. Además, tenemos que adecuar los sistemas, porque ya no se cobrará más la retención del 20% ni habrá que ingresar el número de AFIP”, detallan en una entidad.

A su entender, el escenario será como en enero de 2014, con la devaluación de Fábrega, que a las 11, con la apertura del mercado mayorista, alguien (empresa, cerealera o banco) saldrá a ofertar y otro a tomar ese pedido. Se descarta que Federico Sturzenegger ya tiene hablado quién levantará la mano y saldrá con una oferta sobre la mesa y a qué precio: se habla de entre $ 14 y $ 14,50.

Al desaparecer la autorización de AFIP, vuelve el análisis a los bancos, los cuales ya migraron toda su operatoria al canal automático. Muchos, incluso dan un mejor precio a quienes compran dólares a través de Internet, y le mejoran $ 0,10.

“Va a ser complicado ir chequeando expost si los clientes tenían documentación al día para comprar divisas una vez que ya lo hicieron y los tienen en sus bolsillos. En algún sentido, mantener el OK de AFIP a los bancos les resultaba cómodo y les evitaba responsabilidades. A partir de ahora, las entidades controlarán con mayor rigurosidad los depósitos que hacen sus clientes y las transferencias que les llegan, para chequear si se condice con su capacidad contributiva, porque una vez que ese dinero está bancarizado, para adquirir divisas lo hacen directo por Home Banking.

“Con la autorización de AFIP era una tranquilidad para nosotros, ahora seremos nosotros quienes debemos evaluar a los clientes”, anticipa un banquero. Lo que se espera para hoy y mañana es que la cotización del billete pueda llegar a tener sus oscilaciones, por lo tanto bancos y casas de cambio prevén tener un spread (diferencia entre punta compradora y vendedora) de 40 centavos, el doble de la que tienen hoy por dólar ahorro. Dicen que esta ?banda ancha? será para cubrirse de cualquier subibaja violento. “Si el banco pierde plata por operaciones cambiarias te vienen a buscar de la oreja, y ya ha pasado. En especial si el dólar aumenta, porque la contabilidad neta se mide con el precio al final del día. Si aumenta de precio lo que vos vendiste más barato, terminaste perdiendo plata. Por ejemplo, si arranca a $ 14 y cerró a $ 15, perdiste $ 1 por cada dólar que vendiste. Así que tomaremos recaudos ensanchando la brecha por la volatilidad que puede llegar a haber”, ejemplifican en el sector.

De todas formas, una vez normalizado el sistema prevén que el spread entre las puntas compradora y vendedora vuelva a los $ 0,20 de hoy. Los spreads se agrandan con la menor circulación de la moneda: en el caso del real es del 10% y del chileno del 15%, por ejemplo.

¿Qué pasará con el blue? Estiman una brecha de no más del 10%. Mientras, los mesadineristas esperan que se reactive el mercado informal de pesos ahora que suben las tasas. Lo cierto es que la oferta del puré del dólar ahorro colapsará y en vez de ver abundancia de dólares habrá escasez, porque al principio ningún asalariado querrá ir al oficial para vender en blue y hacerse de $ 0,50. Pero existe un comex blue (importación vía el canal informal) que demanda billetes para comprar indumentaria, tecnología y repuestos, mucho de lo que se venden en ferias saladas, saladitas y manteros en la calle.

“Hay preocupación en plaza porque se preguntan si los asalariados comprarán oficial a $ 14 y venderán por $ 14,40 montos menores a u$s 5.000, porque la oferta del puré va a colapsar si abre a $ 14 el oficial. Se necesita al menos de una brecha de 10% para que algunos se animen arbitrar y darnos oferta en el blue. Muchos minoristas no van a mover un pelo por el spread que deja hoy el arbitraje. Un asalariado que dolarice u$s 3.000 hoy tendría ganancias por $ 700 versus $ 4.500 que tenía con u$s 1.500 comprados hace unas semanas”, dicen en las mesas.

“Vamos a ganar menos nosotros, porque ahora el asalariado nos va a pelear más el precio que antes, ya que la ganancia para él es muy baja. Y nosotros tendremos que ir traspasando a la venta el mayor costo al asalariado. Por eso el blue está 10% atrasado”, señalan los pitufos, como se conoce en la jerga a los dueños de las cuevas. fTE.TEXTUALCRONISTA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.