12 de agosto de 2022

LA LUNA ROJA FUE SEGUIDA POR TODO EL MUNDO

Pasadas las 21hs. comenzó el eclipse con el ingreso de la luna en la penumbra de la Tierra, aunque comenzó a verse a las 22:07hs., cuando se ubicó «a casi 40 grados de altura sobre el horizonte noreste» y se introdujo en lo que los astrónomos llaman la «umbra»

big_3f102cc57d1ffaaf4e215db33b88496cLos aficionados a la astronomía disfrutaron anoche de un fenómeno astronómico poco habitual cuando un eclipse total de Luna se combinó con la llamada «superluna».

En Argentina, Estados Unidos, Europa, Africa y Asia pudo verse el efecto, si el clima lo permitía, entre el domingo por la noche y la madrugada del lunes. Se trata de la primera vez que ambos sucesos coinciden desde 1982, y no volverá a ocurrir hasta 2033.

Cuando la Luna llena está en su posición más cercana a la Tierra, parece ligeramente más grande y brillante de lo normal, y tiene un tono rojizo. Eso coincide con un eclipse total de luna, en el que la Luna, la Tierra y el Sol se alinean y la sombra de la Tierra oscurece por completo la Luna.

El coordinador del Area de Divulgación Científica del Planetario de Buenos Aires, Mariano Ribas, explicó que se trató de «un eclipse muy especial» porque no fue una «luna llena común, sino algo que suele llamarse ‘súper luna'», dado que el satélite estuvo «en su perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra, a ‘sólo’ 357 mil kilómetros de distancia», describió.

Por ese motivo fue vista «un poco más grande (un 14%) y brillante de lo habitual», describió el especialista. Ribas destacó que la luna ingresó en un «enorme cono de sombra de la Tierra», pero «lejos de desaparecer» quedó «bañado por un etéreo color rojizo-anaranjado» que fue observado a simple vista desde la Argentina y toda América, lo mismo que desde el este de Europa y el norte de Africa.

Pasadas las 21hs. comenzó el eclipse con el ingreso de la luna en la penumbra de la Tierra, aunque comenzó a verse a las 22:07hs., cuando se ubicó «a casi 40 grados de altura sobre el horizonte noreste» y se introdujo en lo que los astrónomos llaman la «umbra», que es la «parte central del cono de sombra terrestre».

Así la Tierra fue cubriendo el disco lunar que fue de a poco oscureciéndose, hasta que a las 23:11hs. la luna quedó «completamente sumergida en la umbra terrestre» y se produjo la «totalidad del  eclipse», dijo. A las 23:47hs., el satélite quedó iluminado por un débil tono rojizo, un fenómeno provocado por la refracción de luz solar causada por la atmósfera terrestre. «Y es justamente esa débil luz la que salva a la luna de lo que, de otro modo, sería una oscuridad absoluta», explicó.