9 de agosto de 2022

EL ESTADO TENDRÍA UN FONDO MILLONARIO PARA OBRAS DE INFRAESTRUCTURA HÍDRICA QUE NO SE HABRÍAN EJECUTADO

El decreto 1381 fue firmado durante los últimos días del gobierno de Fernando de la Rúa, en 2001. Cinco años más tarde se aprobó la ley 26.181, que estableció la creación de una Tasa de Infraestructura Hídrica que se le cobra a los automovilistas cada vez que cargan nafta en las estaciones de servicio

01/11/2012 inundacion en Luján CIUDAD foto epep mateos

01/11/2012 inundacion en Luján CIUDAD foto epep mateos
01/11/2012 inundacion en Luján
CIUDAD
foto epep mateos
01/11/2012 inundacion en Luján CIUDAD foto epep mateos
01/11/2012 inundacion en Luján
CIUDAD
foto epep mateos

El financiamiento no debería ser un problema. Es que el Estado recaudó más de $10 mil millones en los últimos doce años a través del Fideicomiso de Infraestructura Hídrica que se creó precisamente para costear obras para evitar inundaciones como las que están padeciendo desde la semana pasada los vecinos de varios municipios bonaerenses.

El decreto 1381 fue firmado durante los últimos días del gobierno de Fernando de la Rúa, en 2001. Cinco años más tarde se aprobó la ley 26.181, que estableció la creación de una Tasa de Infraestructura Hídrica que se le cobra a los automovilistas cada vez que cargan nafta en las estaciones de servicio.

Desde aquel entonces, el Gobierno cobra anualmente millones de pesos por intermedio de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que deposita lo recaudado en una cuenta del Banco Nación donde está constituido el fondo con el objetivo de «desarrollar proyectos, obras, mantenimiento y servicios de infraestructura hídrica, de recuperación de tierras productivas, de control y mitigación de inundaciones y de protección de infraestructura vial y ferroviaria«, según surge de las propias normas.

De acuerdo a datos oficiales publicados por la Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura que depende del Ministerio de Economía de la Nación, desde 2002 hasta julio de 2015, este fondo recaudó $10.3888 millones. Además recibe transferencias, intereses y otros ingresos. Por ejemplo, en los últimos seis meses percibió casi $2.700 mil en concepto de aprovechamiento hídrico del río Santa Cruz.

Parte de esos fondos se utilizaron para financiar cuestiones que no le cambian la vida a las personas afectadas por las lluvias. Por ejemplo, en 2012, se solventó un stand de la Subsecretaría de Recursos Hídricos en el parque temático Tecnópolis, que estuvo a cargo de la Universidad de San Martín a cambio de 5,27 millones de pesos. A la Universidad de Tres de Febrero le fue un poco mejor. Logró un contrato similar que también fue financiado con el dinero de las obras hídricas por 10,9 millones de pesos.Fte.infobae