18 de mayo de 2022

Segundo paro nacional deja las calles vacias

A las cero de hoy arrancó el segundo paro nacional en lo que va del año -el anterior fue hace sólo cinco meses atrás (el 10 de abril)- lanzado por las CGT que conducen Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, junto con la CTA de Pablo Micheli, y la tercera huelga general durante la gestión de la presidente Cristina Kirchner y en repudio a sus políticas, que llevaron en los últimos tiempos a un parate de la economía, con recesión, incesante inflación y despidos.

0011462580Moyano confía en que tendrá «una gran adhesión» de los gremios en todo el país. Es en contra de la recesión, la inflación, los despidos, la inseguridad y Ganancias. Funcionan con demora los subtes A, C, D, E y H; sólo para la B. Un tramo de la Panamericana ya está cortado y se esperan más piquetes en los accesos a la Ciudad. 

0011468223

 

En rigor, la medida de fuerza empezó bastante antes de la medianoche, cuando los camiones que recolectan la basura se quedaron en los garajes y no salieron después de las 22 de anoche. También a esa hora finalizaba la recarga de combustible en las estaciones de servicio.

 

A las 23, en tanto, salían los últimos trenes de la Capital Federal hacia los distritos de la Provincia, y pasadas las 22:30 hacían lo propio los subtes, que hoy no arrancaron con un normal funcionamiento.

 

El estado del transporte

 

Subtes: sólo iniciaron sus servicios las líneas E y H; en el caso de la D, inicialmente tenía «un recorrido limitado entre Catedral y José Hernández», pero luego se normalizó. La A y la C estuvieron interrumpidas hasta las 7:20, cuando comenzaron a circular; de todos modos, en la mayoría se registran demoras. La B es la única que no funciona«por problemas con el personal», informa Metrovías. El Premetro no anda.

 

Trenes: todas las líneas adhieren a la medida de fuerza. Tal como estaba previsto, a las 3, cuando debía comenzar a circular la primera formación de la línea San Martín, por ejemplo, nunca salió.

 

Colectivos: la mayoría presta servicio normalmente, aunque algunas empresas sufren falta de personal y por momentos (al menos a primera hora de la mañana) la frecuencia es menor que la habitual. En zona de Constitución se observa que la actividad está reducida. Las líneas 60, 104, 106, 112 y 165 se sumaron a la huelga. En la 112 y la 501 decidieron no trabajar tras recibir algunas amenazas.

 

Taxis: los choferes no se sumaron al paro y recorren las calles como todos los días, aunque la oferta es menor y por eso se ven menos vehículos en la ciudad de Buenos Aires.

 

Vuelos: el paro es total en los de cabotaje; sólo se atienden los internacionales, pero se registran importantes demoras.

Anoche, el líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, sostuvo muy confiado en declaraciones alcanal TN que hoy «los choferes no irán a trabajar porque adhieren a nuestro paro». Evitó explayarse en esa declaración, pero insistió en que pese a que la UTA dijo que no se plegaría a la huelga, el servicio no funcionaría.

En principio, alrededor de la 1 de la madrugada, por la avenida Santa Fe, entre los barrios de Palermo y la zona de Retiro, en toda esa extensión Infobae pudo constatar que el tránsito era el habitual para esa hora. Había el mismo movimiento de colectivos y taxis. También funcionaban sin problemas a las 5 de la madrugada.

Pasada la medianoche, las estaciones de servicio lucían repletas de autos en zonas de la Capital Federal. Ocurre que la atención estará reducida todo el día porque los camiones no repondrán combustibles y el gremio de los empleados de las estaciones se plegó al paro. Se cree que sólo cargarán a vehículos en situaciones de urgencia, como las ambulancias.

Piquetes en los accesos a la Ciudad.

A las cero de hoy arrancó el segundo paro nacional en lo que va del año –el anterior fue hace sólo cinco meses atrás (el 10 de abril)- lanzado por las CGT que conducen Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, junto con la CTA de Pablo Micheli, y la tercera huelga general durante la gestión de la presidente Cristina Kirchner y en repudio a sus políticas, que llevaron en los últimos tiempos a un parate de la economía, con recesión, incesante inflación y despidos.

En rigor, la medida de fuerza empezó bastante antes de la medianoche, cuando los camiones que recolectan la basura se quedaron en los garajes y no salieron después de las 22 de anoche. También a esa hora finalizaba la recarga de combustible en las estaciones de servicio.

A las 23, en tanto, salían los últimos trenes de la Capital Federal hacia los distritos de la Provincia, y pasadas las 22:30 hacían lo propio los subtes, que hoy no arrancaron con un normal funcionamiento.

El estado del transporte

Subtes: sólo iniciaron sus servicios las líneas E y H; en el caso de la D, inicialmente tenía «un recorrido limitado entre Catedral y José Hernández», pero luego se normalizó. La A y la C estuvieron interrumpidas hasta las 7:20, cuando comenzaron a circular; de todos modos, en la mayoría se registran demoras. La B es la única que no funciona«por problemas con el personal», informa Metrovías. El Premetro no anda.

Trenes: todas las líneas adhieren a la medida de fuerza. Tal como estaba previsto, a las 3, cuando debía comenzar a circular la primera formación de la línea San Martín, por ejemplo, nunca salió.

Colectivos: la mayoría presta servicio normalmente, aunque algunas empresas sufren falta de personal y por momentos (al menos a primera hora de la mañana) la frecuencia es menor que la habitual. En zona de Constitución se observa que la actividad está reducida. Las líneas 60, 104, 106, 112 y 165 se sumaron a la huelga. En la 112 y la 501 decidieron no trabajar tras recibir algunas amenazas.

Taxis: los choferes no se sumaron al paro y recorren las calles como todos los días, aunque la oferta es menor y por eso se ven menos vehículos en la ciudad de Buenos Aires.

Vuelos: el paro es total en los de cabotaje; sólo se atienden los internacionales, pero se registran importantes demoras.

Anoche, el líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, sostuvo muy confiado en declaraciones alcanal TN que hoy «los choferes no irán a trabajar porque adhieren a nuestro paro». Evitó explayarse en esa declaración, pero insistió en que pese a que la UTA dijo que no se plegaría a la huelga, el servicio no funcionaría.

En principio, alrededor de la 1 de la madrugada, por la avenida Santa Fe, entre los barrios de Palermo y la zona de Retiro, en toda esa extensión Infobae pudo constatar que el tránsito era el habitual para esa hora. Había el mismo movimiento de colectivos y taxis. También funcionaban sin problemas a las 5 de la madrugada.

Pasada la medianoche, las estaciones de servicio lucían repletas de autos en zonas de la Capital Federal. Ocurre que la atención estará reducida todo el día porque los camiones no repondrán combustibles y el gremio de los empleados de las estaciones se plegó al paro. Se cree que sólo cargarán a vehículos en situaciones de urgencia, como las ambulancias.

Cortes y piquetes

Todos los dirigentes enrolados en las CGT de Moyano y Barrionuevo coinciden en su rechazo a los cortes de calle e intentan minimizar el rol que la Izquierda pueda tener en las protestas previstas para este jueves. Sin embargo, agrupaciones como el PO y el Nuevo MAS confirmaron que desde temprano habrá concentraciones.

A través de un comunicado, el Partido Obrero afirmó que habrá manifestaciones y cortes de calle. El primero arrancó a las 5 de la madrugada en Henry Ford y Panamericana, en tanto que alas 6 comenzó una concentración en la zona del Obelisco.

A las 6 también los manifestantes empezaron a agruparse en las inmediaciones del Hospital Posadas, en Acceso Oeste, y en General Paz y Rivadavia. En tanto que a las 7 está previsto el corte de Puente Pueyrredón, además del estipulado en Ruta 3 y Camino de Cintura, Rotonda de San Justo.

Los últimos puntos previstos en la Capital y el Gran Buenos Aires son la subida a la autopista La Plata y Puente La Noria, que a las 7 fue cortado. Aún resta confirmar cuáles serán las zonas de encuentro en el interior del país.

Héctor «Chino» Heberling afirmó el pasado lunes en declaraciones a Infobae que «la intención es que la lucha la hagan también los trabajadores, que no se queden en la casa tomando mate, que salgan a protestar».Fte. infobae