31 de enero de 2023

POLÍTICA: Bossio dijo que el acceso a los subsidios para los inundados será «fácil y rápido»

El director de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio, adelantó este domingo que el Estado implementará un control «estricto» en la asistencia económica a los damnificados por las inundaciones y aseguró que el trámite será «fácil y rápido».

«Nos vamos a instalar en los barrios para asistir y constatar que las medidas alcancen a quienes correspondan. El acceso será fácil y rápido, pero sin abusos, avivadas ni trampas», prometió el funcionario.

El titular de Anses también anticipó que «se publicarán los nombres de todas las personas que reciban ayuda pública» e indicó que los beneficios para los damnificados por la tragedia «arranca a partir de abril».

Y acotó que el canal de pago será la red de la ANSES y que «después contaremos con la colaboración del Banco Nación y del Correo Argentino». «Todo arranca a partir de abril, los pagos extra a jubilados y pensionados, beneficiarios de asignaciones familiares, Asignación Universal por Hijo, Asignación por Embarazo, seguro de desempleo y los planes de crédito para vivienda y para jubilados a través de la tarjeta Argenta», señaló.

Además precisó que el monto de la ayuda económica dispuesta por el Gobierno nacional abarca «más de 2000 millones de pesos en créditos y 400 millones que van al bolsillo de la gente para que los gaste en lo que necesita».

«Son 400 millones de pesos de asignación directa para los damnificados», remarcó.

A ese monto se suman «600 millones de pesos de créditos a jubilados y pensionados a través de la tarjeta Argenta, con tasa fija del 9,9 por ciento anual, 40 cuotas y dos meses de gracia, 40 mil créditos para refacción de viviendas a través del programa Pro.Cre.Ar, a 48 meses, con tres de gracia y tasas del 7 al 14 por ciento según el nivel de ingreso del beneficiario. Esos son unos 1400 millones de pesos. Y para los sectores de menores recursos vamos a disponer de 120 millones de dólares de financiamiento del BID y la CAF para infraestructura social de viviendas».