viernes 30 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

JUSTICIA: El Juez Oyharbide podría quedar a cargo de la causa Ciccone calcográfica

La semana pasada desarchivó una vieja denuncia y pidió el correspondiente requerimiento fiscal, imprescindible para iniciar una causa penal. El fiscal Jorge Di Lello le pedirá hoy certificar la existencia de otras causas similares antes de abrir una causa propia que, sí o sí, se “pisará” con la que ya está en trámite . Y que podría frenar el avance de la investigación.

El resultado es cantado . Desde principios de febrero existe una denuncia delegada por el juez Daniel Rafecas en el fiscal Carlos Rívolo. Este fiscal abrió una investigación por presunto lavado de dinero, pidió diversos informes y el mismo viernes, luego de trascender las intenciones de Oyarbide, se trasladó a la provincia de Mendoza para tomarle testimonio a Laura Muñoz, la esposa de Alejandro Vandenbroele.

El problema es que no puede haber dos causas en paralelo por el mismo tema . La cuestión – dicen en Tribunales – va a terminar siendo zanjada por la Cámara de Apelaciones. A ella le tocará determinar cuál de los dos jueces es el autorizado para intervenir cuando se plantee el inevitable conflicto de competencia que, por otro lado, retrasará la pesquisa, según advirtieron fuentes judiciales.

Oyarbide desarchivó una denuncia planteada en diciembre por Jorge Omar Pacífico para investigar algún tipo de delito en el levantamiento de la quiebra de Ciccone y si hubo algún tipo de complicidad desde el Poder Ejecutivo para entregarle el negocio de la impresión de billetes de cien pesos.

Lo normal es que la causa más vieja sea la que deba concentrar todas las denuncias por el mismo tema. Pero lo cierto es que en diciembre no había técnicamente “causa” porque Pacífico no ratificó su denuncia y Oyarbide automáticamente la archivó . La otra variante que prevé el Código de Procedimiento es dar la competencia al tribunal en el que se encuentre más avanzada la investigación, que en este caso sería el de Rafecas, que delegó la investigación en el fiscal Rívolo.

Además de la declaración testimonial de Muñoz, el fiscal pidió informes varios al juzgado donde se tramitó la quiebra de Ciccone, a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) – que había pedido la quiebra de esa firma y luego retiró el planteo –, a la Secretaría de Comercio y a la Inspección General de Justicia (IGJ), para obtener datos de las firmas involucradas. También hay una investigación abierta contra Ciccone en la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Tributarios y Contrabando (UFITCO).

Fuentes judiciales dijeron que el fiscal Di Lello no se opondría a que la causa quede en manos de su colega Rívolo, por cuanto la ley habla del Ministerio Público Fiscal en general, y ambos son representantes de ese poder. El tema es si el juez que queda a cargo es Oyarbide o Rafecas.Fte.clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.