sábado 26 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

JUSTICIA: La causa Noble Herrera cumple 10 años

Al cumplirse diez años de la causa judicial que intenta establecer si los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín son hijos biológicos de desaparecidos durante la última dictadura militar, las Abuelas de Plaza de Mayo realizaron un acto en las escalinatas del Palacio de Justicia porteño.

El acto se realizo mientras se aguarda que el máximo tribunal penal determine si corresponde realizar la extracción de sangre a los hermanos Felipe y Marcela Noble Herrera ordenada por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado para cotejar su ADN con las muestras del banco de datos genéticos, prueba a la que los jóvenes se resisten.

“Desde que el expediente llegó a este juzgado las medidas orientaron a dar curso a esta pruebas que la cámara tuvo en cuenta, impartió específicas directivas, que debían llevarse a cabo sin mas dilaciones”, dijo la magistrada.

Como en las medidas a tal fin no se pudo obtener el ADN necesarias, Arroyo resolvió en diciembre del año pasado disponer extracción de mínimas muestras, sea de salivas, sangre, piel, como lo autoriza el código con o sin el consentimiento de las presuntas víctimas.

La magistrada señaló que desde que la causa de los hermanos Noble cayó en su juzgado, los trámites fueron hechos “de formas progresivas, gradual, de la forma menos lesivas”, con el fin de “agotar todas las herramientas que legalmente la ley le da al juez para la obtención de estas muestras que son imprescindibles para avanzar en las medidas que tomó la Camara, sin mas dilaciones”.

Para llevarlo a cabo, sostuvo que antes se le explicó a Marcela y a Felipe sobre de lo que se trataba, así también cuales “eran sus derechos y la posibilidad que tenían de controlar desde la obtención hasta el propio peritaje”. Pero, ante su negativa, le ley permite recurrir a otros mecanismos alternativos menos lesivos. “El juez puede recurrir a esos mecanismos en la medida que pueda alcanzar, a través de ellos, igual certezas. Y esto es lo que no se pudo obtener una vez peritado los elementos secuestrados en las requisas anteriores”, añadió.

En aquella oportunidad, el banco Nacional de datos genético logró determinar en las muestras tomadas de las prendas de las presuntas víctimas, dos perfiles genéticos, una de una mujer, otro de un hombre. Pero, Arroyó insistió que en esos resultados dieron “certezas que fueran muestras indubitables. Tantos peritos del cuerpo forense, los peritos de parte como los peritos de banco genético, refirieron que no se podía aseverar que estos perfiles efectivamente les pertenecieron. Avanzar sobre esta cuestión iba a generar mas dudas que certezas”, sostuvo.

Por último, la magistrada señaló que “no se guía por percepciones y no me manejo por las intuiciones” ante la posibilidad que los hijos de Ernestina Herrera sean hijos de desaparecidos. A su vez, remarcó que la defensa de los Nobles “ejercen su derecho en el modo que entiende que deben hacerlo. A mi me toca actuar en otra función, no puedo abrir juicio sobre la actuación de otros profesionales”, concluyó.Por Luis Sangiorgio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.