sábado 5 de diciembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

CASO DALMASO: Los perfiles genéticos hallados por el FBI no corresponden a los sospechosos

Los letrados señalaron que el resultado era “previsible” y no aportaba demasiado a la investigación del caso en el que fueron procesados Facundo Macarrón, hijo de la víctima, y Gastón Zárate, el pintor que trabajó en la casa de la mujer asesinada.

Si bien el fiscal de Río Cuarto, Javier Di Santo, no se pronunció sobre la traducción del informe que se leyó hoy en los tribunales, los abogados Marcelo Brito y Juan Carlos Zabala estimaron que no afecta la situación de sus clientes, Macarrón y Zárate.

Tras la traducción del informe, de unas cuatro páginas, los abogados señalaron que se hallaron “dos perfiles genéticos completos” que no coinciden con el de los sospechosos ni con ninguna de las 28 personas que se sometieron a los exámenes.

Marcelo Brito consideró “previsible” el informe del FBI, que tardó tres años en llegar a la justicia cordobesa, en el que se hallaron dos ADN “completos” de personas “desconocidas”.

Esos perfiles se encontraban en la sábana que estaba debajo de la víctima. “No hay absolutamente nada para la investigación, la conclusión primera es que no hubo contaminación de las muestras genéticas por parte de quienes ingresaron a la escena del crimen”, añadió.

El letrado sostuvo que “no hay ningún rastro genético de Zárate, sí en cambio hay dos datos completos que serían personas ajenas a la investigación y ahora el fiscal, que es el que tiene el informe, va ser quien va a determinar el camino a investigar”.

“Acá hay un dato concreto, hay rastros genéticos completos de dos personas distintas en las muestras. Eso en realidad ya estaba en el informe anterior, investigativamente no se hizo nada para tratar de individualizar a esas personas”, añadió el letrado.

El informe del FBI comenzó a ser analizado cerca de las 13 por un equipo multidisciplinario de cuatro peritos en una oficina de los Tribunales I de la ciudad de Córdoba.

El primer paso fue traducir el escrito del inglés al español y el equipo fue coordinado por el fiscal Di Santo.

Zabala, abogado de Gastón Zárate, también coincidió en que el informe no dice que esté el perfil genético de su defendido ni de Facundo Macarrón.

En ese marco, los letrados llegaron a la conclusión de que había dos ADN completos en la sábana que no corresponden a ninguno de los 28.

En algunas de las muestras genéticas, pero no en la de las sábanas, aparece el ADN del linaje Macarrón, algo que ya se conocía en el primer informe del FBI llegado en agosto de 2008.

“El informe venía de la embajada de Estados Unidos, por lo que se puede apreciar no es demasiado extenso. Los peritos ya se encuentran trabajando en la traducción para darnos las conclusiones”, dijo Di Santo antes de comenzar la traducción.

El fiscal se había mostrado esperanzado en poder “avanzar en la investigación y resolver la situación procesal de las personas que están sospechadas”.

El informe fue requerido por el fiscal Di Santo en agosto de 2008 y una parte llegó a la Argentina 17 meses después.

Los expertos norteamericanos no obtuvieron datos completos de ADN de las muestras tomadas en la escena del crimen, pero sí verificaron haplotipos (rastros genéticos que no conforman un ADN completo) de los varones de la familia Macarrón.

Por ello, Facundo Macarrón, hijo de la víctima y de Marcelo Macarrón, quedó imputado por posible abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio calificado por el vínculo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.