El tiempo - Tutiempo.net

C AUSA BLINDADO: Los poliladron detenidos se negaron a declarar

Publicación: 2/03/2011

Los policías Diego Rossi y Mauro Gallardo, ambos del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás y también custodios de camiones blindados, y el bombero voluntario de Florencio Varela, Adrián Aldao, se negaron a declarar ante los fiscales que investigan el brutal atraco a un camión blindado Los voceros indicaron que ya son once […]

Los policías Diego Rossi y Mauro Gallardo, ambos del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás y también custodios de camiones blindados, y el bombero voluntario de Florencio Varela, Adrián Aldao, se negaron a declarar ante los fiscales que investigan el brutal atraco a un camión blindado

Los voceros indicaron que ya son once los miembros de esta banda mixta de delincuentes comunes, policías y un ex efectivo de prefectura, detenidos por este caso y que hay dos prófugos, uno de ellos César “El Chivo” Guardo, el sindicado jefe de la banda.

En total se realizaron once allanamientos, que se iniciaron anoche y terminaron esta mañana, por orden de los fiscales de Escobar Christian Fabio y Facundo Flores, convalidada por el juez de Garantías de Luciano Marino.

Una comitiva que encabezó el fiscal Fabio apresó a Rossi en Baradero, cuando patrullaba la ciudad a bordo de un móvil, y a Gallardo dentro de una dependencia policial de San Nicolás.

Las fuentes explicaron que ambos ya fueron desafectados de la fuerza y que venían siendo investigados desde el primer día por los fiscales y por la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo del ex fiscal Marcelo Pernici.

Sin embargo, ninguno de los dos efectivos participó activamente del golpe, sino que se los acusa de haber aportado a la banda información necesaria como horarios y recorrido del camión blindado, para concretar el asalto.

“Estamos seguros de que los dos cobraron dinero por aportar esos datos y ambos están comprometidos por cruces telefónicos con la parte de la banda que es oriunda de San Nicolás, con la que también se reunieron”, dijo una de las fuentes judiciales consultadas.

Al bombero Aldao en un allanamiento realizado a uno de sus domicilios en Gregorio de Laferrere – partido de La Matanza- la Policía le descubrió un arsenal de municiones de FAL calibre 7,62 milímetros, de la misma marca y año de fabricación que las vainas servidas recolectadas por los peritos en el lugar del ataque al blindado de Panamericana.

También se hallaron 14 armas largas, entre ellas 7 fusiles, aunque ninguno de ellos es automático, como los usados en el asalto, una escopeta calibre 12/70 y 7 armas de puño.

Las fuentes explicaron que los otros dos delincuentes detenidos, Gustavo Fabián Díaz y Carlos Alberto Cortez, ya habían sido apresados en diciembre por la Policía Federal y la Fiscalía de La Boca acusados de haber querido robar camiones blindados de la firma Brinks, uno el 26 de julio en ese barrio porteño, y otro el 6 de septiembre, en San Telmo.

Ambos fueron ahora imputados en la causa de Escobar porque los cotejos balísticos demostraron que tanto en los dos intentos de robo en Capital Federal como en el asalto de la Panamericana, se dispararon los mismos fusiles FAL.

Las escuchas telefónicas realizadas por la fiscalía de La Boca en el marco de las causas de Capital Federal también fueron útiles para que los fiscales de Escobar pudieran incriminar en su investigación al bombero Aldao, según confiaron las fuentes.

Otro de los civiles detenidos, identificado como Raúl Díaz, está acusado de encubrir el hecho, al incendiar uno de los autos que usó la banda para asaltar el blindado.

El asalto al blindado de Escobar ocurrió el 23 de noviembre, cuando al menos 12 delincuentes que circulaban en cuatro autos interceptaron en el kilómetro 38 de la autopista Panamericana a un camión de caudales del Banco Provincia que transportaba 19 millones de pesos y 200.000 dólares hacia San Nicolás.

La banda, primero, mató a los dos policías que manejaban los dos patrulleros que custodiaban al camión de caudales, Darío Fabián García (46) y Rubén Fangio (42) y luego encerró y comenzó a disparar al blindado con la intención de robar el dinero, aunque huyeron sin lograrlo.

El sindicado jefe de la banda, “El Chivo” Guardo, es el padre de Diego “El Sucio” Guardo, quien también estaba siendo buscado por este caso hasta que el 13 de febrero murió en un tiroteo con policías en Los Polvorines. “El Sucio” se hizo conocido hace 11 años en una toma de rehenes en la localidad bonaerense General Rodríguez.Por Luis Sangiorgio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.