El tiempo - Tutiempo.net

El gobernador Insfran participó de una teleconferencia con la presidenta a pesar de los conflictos

Publicación: 25/11/2010

La muerte de un policía y un integrante de la comunidad toba por la disputa de tierras en el interior de Formosa, desató un vendaval de críticas hacia el gobernador Gildo Insfrán que incluyó ataques no sólo desde la oposición sino que también sumó a kirchneristas y aliados. Sin embargo, el formoseño parece firme en […]

La muerte de un policía y un integrante de la comunidad toba por la disputa de tierras en el interior de Formosa, desató un vendaval de críticas hacia el gobernador Gildo Insfrán que incluyó ataques no sólo desde la oposición sino que también sumó a kirchneristas y aliados. Sin embargo, el formoseño parece firme en su cargo: el pedido de intervención federal no cosechó apoyos y Cristina lo premió con una teleconferencia desde Casa Rosada para inaugurar obras en materia energética.

Quien había salido con los tapones de punta desde el propio kirchnerismo contra Insfrán fue la diputada nacional de Forja Silvia Vázquez, que ayer gritó a los cuatro vientos que el formoseño es “un delincuente” y le pidió a Cristina que intervenga la noticia.

“Hace meses venimos presentando denuncias en DDHH de la Nación y pedimos la intervención del INADI. La comunidad Toba estaba sitiada por grupos parapoliciales y policías”, señaló la radical K a la prensa.

A ella se le sumó el todoterreno Luis D`Elía quien a través de su cuenta de Twitter señaló que “el asesinato de Fuentealba fue el fin de Sobisch, el de Kosteki y Santillán, el fin de Duhalde y la masacre aborigen será el fin de Insfrán”.

También las Madres de Plaza de Mayo expresaron su repudio al episodio. “Los compañeros tobas permanecían, desde hace cuatro meses, a la vera de la ruta 86 en reclamo de la tenencia de 600 hectáreas que les corresponden por derecho ancestral. Las Madres denunciamos al gobernador formoseño como responsable de los asesinatos y del brutal desalojo. Ante el reclamo de los pueblos originarios la respuesta del gobernador es el envío de la policía provincial con la orden de reprimirlos”, puntualizó un comunicado firmado por Hebe de Bonafini.

Sin embargo, Insfrán compartió con Cristina hoy el anuncio de obras del Plan Energético Nacional. El formoseño encabezó en su provincia el acto de inauguración del primer tramo de la línea de alta tensión NEA-NOA y se comunicó con la Presidenta a través de una videoconferencia.

“¿Quien puso a nuestra querida presidenta en conexión con Insfrán? Mañana marchamos para pedir la intervención de los tres poderes en Formosa”, volvió a quejarse D`Elía.

Oposición: Renuncias sí, intervención no

Con todo, la oposición jugó en cierto modo a favor de Insfrán y atemperó el pedido de Vázquez. “Están los mecanismos institucionales par advertir sobre la situación, no niego que sea algo complicado, hay responsabilidades que se tienen que asumir pero de ninguna manera se debería intervenir la provincia”, admitió el diputado radical formoseño Ricardo Buryaile a LPO.

Su par de la Coalición Cívica Alicia Terada se manifestó en la misma línea y recalcó que su fuerza “está a tono con las acciones judiciales que existen pero pedir la intervención federal es extremo”. “Lo hizo Vázquez fue una forma de llamar la atención y decir que alguien tiene que hacerse cargo”, recalcó.

De todos modos, ambos no le restaron responsabilidades a Insfrán por las muertes y pidieron la renuncia de su ministro de Gobierno, Abel González.

La CC formoseña también cuestionó el accionar del Gobierno formoseño y durante la multitudinaria marcha que encabezó junto a la APDH, Madres del Dolor, ATE y la CTA, exigió la dimisión del jefe de la policía provincial, Juan Bernabé.

“No es para plantear la intervención pero tiene que intervenir la Justicia”, pidió el presidente la CC formoseña, Fabián Giuliano.

La muerte de un policía y un integrante de la comunidad toba por la disputa de tierras en el interior de Formosa, desató un vendaval de críticas hacia el gobernador Gildo Insfrán que incluyó ataques no sólo desde la oposición sino que también sumó a kirchneristas y aliados. Sin embargo, el formoseño parece firme en su cargo: el pedido de intervención federal no cosechó apoyos y Cristina lo premió con una teleconferencia desde Casa Rosada para inaugurar obras en materia energética.

Quien había salido con los tapones de punta desde el propio kirchnerismo contra Insfrán fue la diputada nacional de Forja Silvia Vázquez, que ayer gritó a los cuatro vientos que el formoseño es “un delincuente” y le pidió a Cristina que intervenga la noticia.

“Hace meses venimos presentando denuncias en DDHH de la Nación y pedimos la intervención del INADI. La comunidad Toba estaba sitiada por grupos parapoliciales y policías”, señaló la radical K a la prensa.

A ella se le sumó el todoterreno Luis D`Elía quien a través de su cuenta de Twitter señaló que “el asesinato de Fuentealba fue el fin de Sobisch, el de Kosteki y Santillán, el fin de Duhalde y la masacre aborigen será el fin de Insfrán”.

También las Madres de Plaza de Mayo expresaron su repudio al episodio. “Los compañeros tobas permanecían, desde hace cuatro meses, a la vera de la ruta 86 en reclamo de la tenencia de 600 hectáreas que les corresponden por derecho ancestral. Las Madres denunciamos al gobernador formoseño como responsable de los asesinatos y del brutal desalojo. Ante el reclamo de los pueblos originarios la respuesta del gobernador es el envío de la policía provincial con la orden de reprimirlos”, puntualizó un comunicado firmado por Hebe de Bonafini.

Sin embargo, Insfrán compartió con Cristina hoy el anuncio de obras del Plan Energético Nacional. El formoseño encabezó en su provincia el acto de inauguración del primer tramo de la línea de alta tensión NEA-NOA y se comunicó con la Presidenta a través de una videoconferencia.

“¿Quien puso a nuestra querida presidenta en conexión con Insfrán? Mañana marchamos para pedir la intervención de los tres poderes en Formosa”, volvió a quejarse D`Elía.

Oposición: Renuncias sí, intervención no

Con todo, la oposición jugó en cierto modo a favor de Insfrán y atemperó el pedido de Vázquez. “Están los mecanismos institucionales par advertir sobre la situación, no niego que sea algo complicado, hay responsabilidades que se tienen que asumir pero de ninguna manera se debería intervenir la provincia”, admitió el diputado radical formoseño Ricardo Buryaile a LPO.

Su par de la Coalición Cívica Alicia Terada se manifestó en la misma línea y recalcó que su fuerza “está a tono con las acciones judiciales que existen pero pedir la intervención federal es extremo”. “Lo hizo Vázquez fue una forma de llamar la atención y decir que alguien tiene que hacerse cargo”, recalcó.

De todos modos, ambos no le restaron responsabilidades a Insfrán por las muertes y pidieron la renuncia de su ministro de Gobierno, Abel González.

La CC formoseña también cuestionó el accionar del Gobierno formoseño y durante la multitudinaria marcha que encabezó junto a la APDH, Madres del Dolor, ATE y la CTA, exigió la dimisión del jefe de la policía provincial, Juan Bernabé.

“No es para plantear la intervención pero tiene que intervenir la Justicia”, pidió el presidente la CC formoseña, Fabián Giuliano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.