El tiempo - Tutiempo.net

La presidenta estaría pensando en habilitar colectoras y le pediría a Scioli que la acompañe

Publicación: 25/11/2010

Quienes se preguntaban si Cristina mantendría una continuidad en las políticas de Néstor Kirchner tendrán su respuesta en los próximos días. La Jefa de Estado buscaría avanzar con la habilitación de colectoras y para eso ya le habría insinuado a Daniel Scioli que la acompañe a través de la reglamentación de la ley electoral. Las […]

Quienes se preguntaban si Cristina mantendría una continuidad en las políticas de Néstor Kirchner tendrán su respuesta en los próximos días. La Jefa de Estado buscaría avanzar con la habilitación de colectoras y para eso ya le habría insinuado a Daniel Scioli que la acompañe a través de la reglamentación de la ley electoral.

Las colectoras, un sistema de múltiples boletas partidarias respondiendo a un mismo candidato a nivel superior, generó -meses atrás- el malestar de varios intendentes del Conurbano. Era una idea de Néstor Kirchner para superar la barrera del 40% y evitar una posible segunda vuelta en las elecciones del próximo año.

Además, apuntaba centralmente a forzar el alineamiento de los inytendentes bajo la amenaza de apoyar a la colectora. Y en el futuro potenciar rivales en sus distritos. Como se sabe, la relación de Kirchner con los intendentes del Conurbano era complicada y se recelaban mutuamente. De hecho, el ex presidente adjudicaba a su supuesta “traición” la derrota del 2009.

Ahora, tras la muerte del ex presidente, Cristina Kirchner se inclina a volver sobre esa idea y bueca el respaldo de Scioli. Según fuentes del gobierno nacional, le pedirá al gobernador que la apoye en esa iniciativa. Es que Scioli se había mostrado últmamente más cerca de la posición de los intendentes contraria a las colectoras..

Cristina disfruta por estos días de altos porcentajes en las mediciones de opinión pública y quiere aprovechar ese momento. Una reciente encuesta de Poliarquía establece que si las elecciones fueran hoy Cristina Kirchner ganaría en primera vuelta con el 46% de los votos.

Confía en que los intendentes preferirán soportar una relativa pérdida de votos en manos de las colectoras, a buscar refugio en la oposición. Son momentos en los que el Acuerdo Cívico y Social está quebrado, el Peronismo Federal atraviesa fuertes internas y Francisco de Narváez se esfuerza por recuperar el tono de su campaña.

Un rompecabezas legal

Será el Gobernador quien deberá reglamentar la ley electoral provincial aprobada por la Legislatura. Si permite las colectoras deberá escuchar las críticas de varios intendentes del Conurbano, toda vez que ese sistema hará que otros candidatos -en muchos casos rivales- puedan llevar un mismo candidato a presidente.

En el oficialismo aseguran que la única manera de habilitar las colectoras es no aplicando la reforma electoral, algo que no parece estar en los planes del gobierno que ayer mandó el ministro del Interior Florencio Randazzo a ratificar su realización ante la Cámara Electoral y avanzar con los aspectos operativos de su implementación.

Es que la reforma, anunciada por Cristina en octubre de 2009 tras la derrota electoral en los comicios legislativos, todavía tiene puntos pendientes. La falta de actualización de los padrones; el desconocimiento sobre la utilización o no de las listas colectoras; y el financiamiento de las campañas.

El objetivo del oficialismo sigue siendo evitar una segunda vuelta electoral. Kirchner estaba convencido -y ahora también Cristina- de que para obtener la victoria a nivel nacional, deben estar competitivos en los 135 distritos bonaerenses.

Sin embargo, las colectoras las utilizan también el resto de los partidos. En las elecciones de 2009, pese a que el kirchnerismo fue le principal promotor de las colectoras, el Acuerdo Cívico y Social fue el frente que más las utilizó (en 75 comunas). Lo siguió Unión PRO que utilizó esta herramienta en 34 distritos, y el Frente Justicialista para la Victoria las llevó en 26 municipios.

Quienes se preguntaban si Cristina mantendría una continuidad en las políticas de Néstor Kirchner tendrán su respuesta en los próximos días. La Jefa de Estado buscaría avanzar con la habilitación de colectoras y para eso ya le habría insinuado a Daniel Scioli que la acompañe a través de la reglamentación de la ley electoral.

Las colectoras, un sistema de múltiples boletas partidarias respondiendo a un mismo candidato a nivel superior, generó -meses atrás- el malestar de varios intendentes del Conurbano. Era una idea de Néstor Kirchner para superar la barrera del 40% y evitar una posible segunda vuelta en las elecciones del próximo año.

Además, apuntaba centralmente a forzar el alineamiento de los inytendentes bajo la amenaza de apoyar a la colectora. Y en el futuro potenciar rivales en sus distritos. Como se sabe, la relación de Kirchner con los intendentes del Conurbano era complicada y se recelaban mutuamente. De hecho, el ex presidente adjudicaba a su supuesta “traición” la derrota del 2009.

Ahora, tras la muerte del ex presidente, Cristina Kirchner se inclina a volver sobre esa idea y bueca el respaldo de Scioli. Según fuentes del gobierno nacional, le pedirá al gobernador que la apoye en esa iniciativa. Es que Scioli se había mostrado últmamente más cerca de la posición de los intendentes contraria a las colectoras..

Cristina disfruta por estos días de altos porcentajes en las mediciones de opinión pública y quiere aprovechar ese momento. Una reciente encuesta de Poliarquía establece que si las elecciones fueran hoy Cristina Kirchner ganaría en primera vuelta con el 46% de los votos.

Confía en que los intendentes preferirán soportar una relativa pérdida de votos en manos de las colectoras, a buscar refugio en la oposición. Son momentos en los que el Acuerdo Cívico y Social está quebrado, el Peronismo Federal atraviesa fuertes internas y Francisco de Narváez se esfuerza por recuperar el tono de su campaña.

Un rompecabezas legal

Será el Gobernador quien deberá reglamentar la ley electoral provincial aprobada por la Legislatura. Si permite las colectoras deberá escuchar las críticas de varios intendentes del Conurbano, toda vez que ese sistema hará que otros candidatos -en muchos casos rivales- puedan llevar un mismo candidato a presidente.

En el oficialismo aseguran que la única manera de habilitar las colectoras es no aplicando la reforma electoral, algo que no parece estar en los planes del gobierno que ayer mandó el ministro del Interior Florencio Randazzo a ratificar su realización ante la Cámara Electoral y avanzar con los aspectos operativos de su implementación.

Es que la reforma, anunciada por Cristina en octubre de 2009 tras la derrota electoral en los comicios legislativos, todavía tiene puntos pendientes. La falta de actualización de los padrones; el desconocimiento sobre la utilización o no de las listas colectoras; y el financiamiento de las campañas.

El objetivo del oficialismo sigue siendo evitar una segunda vuelta electoral. Kirchner estaba convencido -y ahora también Cristina- de que para obtener la victoria a nivel nacional, deben estar competitivos en los 135 distritos bonaerenses.

Sin embargo, las colectoras las utilizan también el resto de los partidos. En las elecciones de 2009, pese a que el kirchnerismo fue le principal promotor de las colectoras, el Acuerdo Cívico y Social fue el frente que más las utilizó (en 75 comunas). Lo siguió Unión PRO que utilizó esta herramienta en 34 distritos, y el Frente Justicialista para la Victoria las llevó en 26 municipios.Fte.lapoliticaonline

Deja una respuesta