viernes 1 de marzo de 2024 08:56:37

UNA ENCUESTA ADVIERTE SOBRE EL ALTO DESCONTENTO CON EL GOBIERNO Y LA IMAGEN NEGATIVA DE MASSA EN LA RECTA FINAL HACIA LAS PASO

El grado de insatisfacción con la gestión oficialista alcanza al 87% mientras que el ministro encabeza el podio de los dirigentes con peor imagen, según un relevamiento de la Universidad de San Andrés.

Un relevamiento que se cerró el 12 de julio pasado, cuando faltaba un mes para las elecciones primarias de agosto, arrojó un alto nivel de insatisfacción con el rumbo general del país. Solo el 12% de los encuestados expresa conformidad con la “marcha general de las cosas” y un 87% de la opinión pública asegura estar insatisfecho en este sentido. Este universo de encuestados se compone de un 65% que manifiesta estar “nada satisfecho” y un 22% que muestra estar “poco” satisfecho. Así surge de una nueva encuesta realizada por la Universidad de San Andrés.

El indicador, que en en el bimestre anterior era del 89%, es transversal a la situación socio económica de los encuestados y supera siempre el umbral del 82%. Mientras que en el segmento de mayores ingresos (ABC1) la insatisfacción con el rumbo “general de las cosas” se ubica en torno al 85%, en el último lugar de la pirámide socioeconómica trepa al 87%. En la clase media alta se mantiene en esos niveles pero en el segmento “media baja” el descontento se profundiza y la insatisfacción alcanza el 92%.

Insatisfacción
Insatisfacción

El informe, elaborado sobre la base de 1003 entrevistas realizadas en julio, grafica la percepción de la opinión publica en un amplio abanico de temas. La “marcha general de las cosas”, es solo uno de los parámetros del descontento. El 83% de los encuestados, por caso, manifiestan disconformidad con el poder ejecutivo, un 84% con el funcionamiento de la cámara baja, y un 80% con el poder judicial.

La política económica es el indicador más apuntado por los encuestados: el 89% asegura estar disconforme con las medidas y el rumbo general en este rubro. Por debajo de la economía, aparece, con un 87% de insatisfacción, la política de seguridad.

En esta línea, la inflación, que registra un crecimiento sostenido desde mediados de 2020encabeza el listado de los principales problemas entre los encuestados con un 55%. La inseguridad, se acomoda en segundo lugar con un 38%. La corrupción y la pobreza continúan en la lista y en quinto lugar aparece una etiqueta distinta: los políticos.

Preocupaciónes
Preocupaciónes
 

En el rubro de los nombres propios, el trabajo muestra que ningún político logra un diferencial positivo en la proyección de su imagen. La figura de Alberto Fernández se encuentra en la peor ubicación: registra un 72% de negatividad y solo un 12%, en sintonía con el 12% conforme con el rumbo general de las cosas- tiene una visión positiva de su figura. El 81% desaprueba su gestión, mientras que un 5% prefiere no evaluarla.

El ministro de Economía y precandidato por Unión por la Patria, Sergio Massa, es uno de los funcionarios con más alta imagen negativa. En un listado con 22 nombres, solo es superado por Máximo Kirchner y el propio Fernández. Al hijo de la expresidenta, con un 75% de imagen negativa y un 15% de positiva, la cuenta le otorga un diferencial negativo de 60 puntos. En el caso de Fernández, ese resultado trepa a los 70 puntos. La misma ecuación pesa sobre la figura de Massa, que tiene un diferencial negativo de 48 puntos. Hace dos meses, ese indicador era de 44.

Diferencial negativo
Diferencial negativo

Del otro lado del mismo ranking, en la cúspide, se encuentra la precandidata de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, que registra una imagen positiva del 37% y una negativa del 56%. La sigue la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal con un 33% de imagen positiva y quien completa el podio es el otro precandidato de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta. Los tres, no obstante, tienen -como los otros nombres que figuran en el listado- un diferencial negativo.

Cuando las preocupaciones se perfilan desde un ángulo político, la corrupción se muestra como la principal preocupación del votante de Juntos por el Cambio (53%). Desde la perspectiva del votante de Unión por la Patria, ese número se reduce al 15% y son la Justicia y el endeudamiento externo, con un 41% y un 36% respectivamente, las que se alzan como los temas que más inquietan al electorado oficialista.

De cara a las PASO del 13 de agosto, el trabajo de la Universidad de San Andrés arroja otro indicador. Si las elecciones presidenciales fuesen hoy, Juntos por el Cambio ocuparía el primer lugar en la intención de voto de los encuestados (24%), lo seguiría Unión por la Patria con el 19% y el espacio político que encabeza Javier Milei ocuparía el tercer lugar con apenas un 12% de intención de voto. Fte.LN