jueves 18 de julio de 2024 20:56:55

CRISIS DE RESERVAS: PARA BAJAR LA DEMANDA DE DIVISAS, INSTAN A LAS PROVINCIAS A USAR DÓLARES PROPIOS PARA PAGAR DEUDAS

El BCRA publicaría una comunicación que le restringirá en un 60% el acceso al mercado en lo que resta del año para atender esas obligaciones; de esa forma se extiende a esas administraciones una norma que ya rige para las empresas

El Banco Central (BCRA) trabaja en una nueva norma (se aprobaría en su reuniòn de directorio) que ampliará a las deudas que provincias y municipios hayan tomado en dólares y enfrenten próximos pagos de ellas los criterios restrictivos de pago que ya rigen para la cancelación de las emitidas vía Obligaciones Negociables (ON) por parte de las empresas.

Básicamente, les comunicará a esas administraciones que tendrán acceso al mercado cambiario oficial para comprar con pesos hasta el 40% de los dólares que necesiten para hacer frente a esas obligaciones lo que, en los hechos, supone disponer que deberán cancelar el 60% restante al menos en lo que resta del presente año con tenencias propias, financiamiento al que accedan o renegociando plazos con sus acreedores, si no quieren incurrir en algún tipo de incumplimiento.

La determinación, según pudo confirmar de fuentes oficiales, llega cuando la entidad a cargo de Miguel Pesce se apresta a atravesar un nuevo desierto cambiario, el que amenaza volverse más árido a medida que se acerquen las elecciones.

Esto es teniendo en cuenta el final del dólar soja III que, aunque le permitió recomprar unos US$1400 millones para su muy exigua tenencia, no logró rescatarla del terreno negativo, en términos netos, en el que se encuentra desde hace más de dos meses.

Las cifras oficiales muestran que en el primer trimestre del año, las empresas públicas (básicamente Aysa e YPF) y las provincias (Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza, básicamente) le demandaron al BCRA US$1120 millones para pagar deudas, cifra equivalente al 37% de las ventas netas de dólares que realizó la autoridad monetaria en ese período.

El objetivo del BCRA ahora es reducir ese drenaje aplicándole a las provincias la misma normativa que, desde hace casi dos años, obliga al sector privado a refinanciar el 60% de sus compromisos en moneda dura, lo que disparó múltiples reestructuraciones de esos pasivos -ampliando en al menos dos años los plazos de pago- desde finales de 2020 y hasta hace algunos meses.

En situación crítica

En situación crítica

Según estimaciones de mercado hay comprometidos en la segunda parte del año pagos por unos US$1400 millones relacionados con vencimientos de capital e intereses de deuda tomada en moneda extranjera mediante bonos emitidos por Chaco, Tierra del Fuego, Chubut, Córdoba y Neuquén.

De ser correcta esa cifra, la nueva norma dejaría habilitado el acceso al mercado por unos US$560 millones en lo que resta del año, y obligaría a los subsoberanos (provincias) afectados a poner de sus propios bolsillos -o refinanciar- los US$940 millones restantes.

Un dato que demuestra la situación actual de las reservas es que las obligaciones totales que las provincias tenían comprometidas este año son 22% inferiores al calendario de vencimientos por US$2100 millones que enfrentan para el año siguiente y mucho menores a los US$2650 millones que tienen comprometidos en pagos por año en promedio para el bienio 2025/26. Eso deja a la vista la dimensión que tomó la falta de reservas.

Según cifras oficiales, hay depósitos por US$2500 millones en poder de distintos organismos, empresas públicas o estados subsoberanos. La mitad de ellos corresponderían precisamente a provincias.

La intención del BCRA es que recurran a parte de esos recursos en medio de esta emergencia.

LA NACION contactó a responsables del área de Economía de cuatro provincias que, en off the record, coincidieron en que no estaban notificados por el Central. De todos modos, admitieron que la medida “no los sorprende” por que está en línea con un ajuste de los cepos que viene realizando el Gobierno ante la pérdida de reservas.

“¿Las provincias que no tienen dólares vuelven a ‘reperfilar’?”, se preguntó uno de los funcionarios de un distrito opositor. Un colega de otra jurisdicción grande gobernada por el peronismo, si se pasara de “instar” a “obligar” a las provincias se podría generar un “problema mayor” con los gobernadores.

Hace un mes ante este mismo diario contó que había comenzado a circular el rumor de que la Nación avanzaría en este sentido pero ni los ministros ni los bancos oficiales provinciales lograron confirmar que se concretaría. “Los dólares ya están en el Central, son parte de las reservas brutas”, señaló entonces el encargado de Finanzas de una provincia de la región centro.

“No tiene ninguna justificación; no aparecen mega vencimientos que lleven a tomar una decisión así”, se limitó a comentar un jefe de gabinete del norte.Con la colaboración de Gabriela Origlia. Por Javier Blanco. Fte. Identidad Correntina-