26 de noviembre de 2022

DESDE EL GOBIERNO ANUNCIARON EL AUMENTO DE LA TARJETA ALIMENTAR EN UN 40%

El incremento en el beneficio para mujeres embarazadas, titulares de la Asignación Universal por Hijo y personas discapacitadas alcanzará a casi 2,5 millones de familias

El monto de la Tarjeta Alimentar recibirá un aumento del 40% que llevará los valores de $9.000 a $12.500 para quienes tienen 1 hijo. Para aquellas familias con 2 hijos el nuevo monto será de $19.000 y de $25.000 para quienes tengan 3 hijos o más. De esta forma, la prestación ya fue aumentada en un 90% en lo que va del año.

“Esta ministra cree en la inversión pública, es por eso que aumentamos el monto de la prestación alimentaria que pasa de $27.616 millones a $38.519 millones, lo que significa un incremento de casi $11.000 millones en el presupuesto destinado directamente a las infancias”, agregó Tolosa Paz, quien señaló que la medida se tomó “por indicación” del Presidente Alberto Fernández tras una reunión que mantuvo con el ministro de Economía, Sergio Massa.
infobae

La Prestación Alimentar, más conocida como Tarjeta Alimentar, es el segundo programa en importancia de la cartera de Desarrollo Social, después del Potenciar Trabajo. 

Se trata de un beneficio destinado a madres o padres con hijos e hijas de hasta 14 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir del tercer mes, personas con discapacidad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y madres con más de 7 hijos, para que puedan acceder a la canasta básica alimentaria.

Según datos del Indec de octubre, esa canasta para cuatro personas que marca la línea de indigencia ascendió a $ 62.106 y la canasta total, que establece la línea de pobreza, a $ 139.738. En tanto, para un adulto, llegaron a $ 20.099 y $ 45.223, respectivamente. Las canastas aumentaron en octubre un 9,5% en el caso de la indigencia y un 9% en el caso de la pobreza, muy por encima de la suba del Indice de Precios al Consumidor (IPC) en el mes, que llegó al 6,3 por ciento.

En relación a estos datos, el experto en políticas sociales Leopoldo Tornarolli explicó: “Con la canasta básica total que aumentó 9% en octubre (+93.1% interanual), el dato de pobreza del segundo semestre apunta a ser un palo muy fuerte. Indigencia (+9.5% y +100.8% interanual) va a ser durísimo también”.

En el primer semestre del año la pobreza llegó al 36,5% de la población y afectó a 17,3 millones de argentinos. Los datos oficiales señalan que la indigencia además se ubicó en el 8,8% hasta junio. A fines del 2021, la pobreza alcanzaba al 37% de la población y la indigencia al 8,2 por ciento.

Los indicadores sociales principales mostraron una sensible mejora respecto al 42% de pobreza que marcó el 2020. En tanto, en el primer semestre del 2021, la pobreza ascendió al 40,6% y la indigencia al 10,7 por ciento.

Como comparación, hacia fines de 2019, el último índice sin incidencia de la crisis sanitaria, mostró una pobreza de 35,5% de pobreza y un 8% de indigencia. En el peor momento de la pandemia, la pobreza llegó a tocar un pico de 42%, mientras que la indigencia tuvo su punto más alto en el primer semestre del 2021, con 10,7 por ciento. Fte.I