2 de octubre de 2022

ECONOMÍA DESDE LA ASUNCIÓN DE MASSA AL BCRA SE LE FUERON US$ 1.000

Este lunes se le fueron US$ 84 millones pese a que el mercado cambiario se movió a la baja

Las reservas del Banco Central se siguen desangrando sin pausa. Este lunes tuvo que vender US$ 84 millones y ya se le fueron US$ 1.008 millones desde el jueves 28 de julio, cuando Sergio Massa fue confirmado como ministro de Economía.

La salida de dólares se mantiene pese a que esta semana empezó con el pie derecho para los activos argentinos: el mercado retomó el optimismo con bajas en los dólares alternativos y recuperación de bonos y acciones.

Pese a esta calma los dólares oficiales se siguen yendo aunque a un ritmo más leve que el de la semana pasada, cuando promedió los US$ 140 millones por rueda.

La salida de divisas deja en evidencia que aún con el cambio de ministro, los problemas se mantienen. La ex ministra Silvina Batakis había definido como «desesperante». la falta de divisas en el Central. Las reservas netas, las que pueden usarse para fijar el tipo de cambio y abastecer a los importadores ya rozan los US$ 2.000 millones, según el cálculo de FMyA, mientras las líquidas, de las que puede disponer inmediatamente, descontando el oro y los DEG del FMI, están en US$ 5.900 millones.

Estos últimso datos alarman a los inversores en un contexto en el que el Gobierno insiste en que no habrá cambios bruscos en el tipo de cambio. «Los shocks devaluatorios lo único que producen es pobreza», dijo Massa la semana pasada en la conferencia presentó su plan.

«El Banco Central se está endeudando con parte de sus activos como garantía, ya sea con el oro o con los encajes en dólares de los bancos. No es casualidad que los depositantes privados hayan sacado US$ 1.000 millones en el último mes», deslizó Fernando Marull, director de la consultora FMyA.

La salida de los depósitos es otra de las señales que preocupan ya que impactan en el nivel de reservas -el 30% de los depósitos bancarios de los privados están «encajados» en el Central- y porque traslucen la desconfianza de los ahorristas. En julio se fueron del sistema US$ 800 millones.

La salida sostenida de dólares de las arcas del Central obedece a varias razones. La primera -aquella sobre la que pone el foco el Gobierno- es la demanda de los importadores, especialmente para las compras de energía. Este lunes, los importadores de este rubro se llevaron US$ 110 millones.

Esto se potencia con la caída en la oferta de divisas. La semana pasada, los agroexportadores habían liquidado US$ 781 millones, una desaceleración respecto de los US$ 3.164 millones que habían ingresado en julio.

Con menor oferta y demanda sostenida, solo queda el Central como oferente de divisas. Ante esto, el Gobierno centra su estrategia en dos puntos básicos: por un lado, el equipo de Massa se muestra confiando en que en agosto las importaciones de energía bajarán sustancialmente.

Pronostican que pasarán de los US$ 1.980 millones estimados originalmente -una cifra similar a la de julio- a US$ 1.250 millones, a causa de que hará menos frío que el previsto y también porque mejoró la producción hidroeléctrica de Yaciretá.

Además, esperan que aumente la liquidación de exportadores a partir de beneficios adicionales que les otorgarán, pero que aun no están del todo claros.

Desde el grupo Cohen señalan que «es dudoso que los exportadores traigan US$ 5.000 millones adicionales a lo que suelen liquidar en este período del año (por caso, el año pasado liquidaron más de US$ 7.000 millones)».

Otra de las iniciativas de Massa es reforzar las reservas con préstamos internacionales. «Sin mayores detalles, anunció que están negociando con organismos internacionales para acelerar los desembolsos por US$ 1.200 millones y préstamos Repo con bancos comerciales», dice Cohen.

Bajó el dólar blue â??

La buena noticia de este lunes vino por el lado financiero. Bajaron los dólares alternativos: el contado con liqui cerró a $ 281,6, el MEP, a $ 276,8 y el dólar blue a $ 292, un peso menos que el viernes.

Los bonos argentinos en dólares repuntaron en torno al 3% y esto hizo retroceder 1% al riegsgo país. De este modo, el indicador de JP Morgan que mide el sobre costo de la deuda argentina se ubica en 2374 puntos básicos.

También se movieron al alza los bonos en pesos, con subas de hasta 2%, en medio de la incertidumbre por el canje que lleva adelante el ministerio de Economía.

La racha positiva se extiende a las acciones argentinas que se negocian en Wall Street. Casi todo el panel de ADR subió, con YPF  a la cabeza con 6,4%. Solo tres papeles cotizaron en rojo: Edenor, que cayó 3,7% y así metió una pausa en el rally ascendente que metió desde que asumió Sergio Massa -subió 11,2% en el mes-, Ternium, que perdió 2,7% y Mercado Libre que cedió 0,1%. Fte. Identidad Correntina