17 de mayo de 2022

EL MINSTRO DE ECONOMÍA CONTESTÓ A LOS PLANTEOS DE CRISTINA KIRCHNER PUNTO POR PUNTO

En una entrevista que se conoció hoy con María O’Donell se refirió a las críticas que viene recibiendo desde el ala kirchnerista de la coalición de gobierno


Si bien el ministro de Economía, Martín Guzmán, tiene un estilo habitualmente poco confrontativo, en una entrevista que se conoció hoy con María O’Donell se refirió a las críticas que viene recibiendo desde el ala kirchnerista de la coalición de gobierno y a algunos de los planteos que hizo la vicepresidenta Cristina Kircner respecto del rumbo económico.

Poder adquisitivo. Con respecto a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, Guzmán dijo que el gobierno de Alberto Fernández comenzó recuperándolo, pero luego irrumpió la pandemia de Covid-19, que afectó sobre todo los ingresos de los trabajadores informales.

“Cuando empieza nuestro gobierno se recupera el salario, pero luego, con la pandemia, se pasó a proteger los puestos de trabajo. En ese contexto era difícil dar vuelta lo que había pasado entre 2015 y 2019. En tanto, en 2021, se empieza a recuperar el empleo y los salarios del sector registrado. Hubo una heterogeneidad en la recuperación de los salarios entre sectores formales e informales, pero el Estado hizo protección social activa. Hoy la situación es diferente: con la creación de 1.200.000 puestos de trabajo están dadas la condiciones para que se fortalezcan los salarios reales de forma más heterogénea”, afirmó y apuntó que, para que esto se dé, es fundamental que se mantenga la consistencia de las políticas económicas.

Subsidios a la energía. Consultado, en tanto, por los dichos de Cristina Kirchner respecto de las malas expectativas que impactan en las reservas del Banco Central, en primer lugar, dijo que es necesario contar con reservas para atacar la inflación porque anclan la estabilidad cambiaria, pero agregó que cuando se piensa en todo el esquema de políticas aparece la pregunta de dónde invertir los recursos que deberían destinarse a crear trabajo, aumentar las exportaciones o generar valor agregado y no en cosas “que no ayudan al funcionamiento de la economía”.

“Los subsidios no segmentados favorecen a los ricos ¿En qué país del mundo ha funcionado para encauzar un sendero de desarrollo con inclusión social tener subsidios energéticos por 3 o 4 puntos del producto? ¿En qué país del mundo funciona que haya déficits persistentes financiados por una moneda que la gente, por la inflación, empieza a dejar de querer? No hay evidencia, ni ninguna articulación que diga que eso funciona”, agregó.

Reservas del Banco Central y pago de deuda por parte de empresas. Sobre el tema de la amortización de deudas en moneda extranjera por el sector privado, Guzmán dijo que hay distintas razones por las cuales las reservas no han crecido. “En algún momento se discutió que el pago de deudas no fuera por el mercado oficial, pero se desestimó. Una forma de resolver esto sería que las empresas refinancien todas sus deudas contando con más crédito, pero para eso hay que ordenar la macroeconomía”, sostuvo.

Acuerdo con el FMI. En relación con la deuda, el ministro insertó el tema del acuerdo con el FMI y preguntó en forma retórica si llegar a un acuerdo aportaba más dólares o menos: “Hubo gente que votó en contra y lo que nosotros planteábamos es, que, sin acuerdo, iba a haber menos dólares y, cuando hay menos dólares, hay que ajustar”.

Inflación. Respecto de la inflación, dijo que sabían que marzo iba a ser el peor mes y que abril será menos malo. “Hay que atacarla de forma decidida con un programa consistente que ayude a apuntalar la recuperación económica, a acumular reservas y que sea creíble”, aseguró.

Bimonetarismo. Sobre los dichos de la vicepresidenta acerca de que el problema del país es el bimonetarismo, en tanto, Guzmán planteó otra pregunta “¿Bimonetarismo quiere decir que la gente demanda más o menos la propia moneda? Ahí hay otro tema a analizar. Cuando un país lleva mucho tiempo con una inflación de dos dígitos crece la desconfianza en la moneda. No es consistente pensar que el Estado puede vivir de prestado o de una moneda que la gente quiere menos”, resumió.

Disputas de poder. Sobre la voluntad de disputar al poder, el ministro volvió al recurso de la pregunta y cuestionó: “¿Cuáles son las disputas de poder que importan? Las que logran resolver conflictos que fortalecen a jubilados y trabajadores y un eje es la reestructuración de deuda. Esa es una disputa de poder” y en un dardo al gobernador Axel Kicillof dijo que, cuando se definió que era el momento de no pagar en el caso de la provincia de Buenos Aires, estuvo solo.

“En ese momento no tuve a nadie a mi izquierda. Ahí se dirimía una disputa en serio y se logró lo que se logró y las provincias tuvieron sus propias restructuraciones”, explicó y dijo que otra puja es por los salarios reales: “Estamos a favor, pero hay que construir las condiciones”.

Restricción externa. Por último, dijo que, si se habla de restricción externa, la Argentina tiene oportunidades en energía con el gasoducto que ayudará en el frente externo y en el frente fiscal por los subsidios. “La salida para la argentina es para arriba con la energía, la agroindustria y mejorando la productividad industria”, cerró. Fte. LN