2 de diciembre de 2022

MUCHA PREOCUPACIÒN POR LA BAJANTE HISTÒRICA DEL RÌO PARANÀ QUE EN LAS PRÒXIMAS SEMANAS PODRÌA ACENTUARSE

El problema es que no se esperan lluvias para las próximas semanas, lo que acentuaría la falta de agua en el río y complicaría aún más la situación

El Rìo Paranà está viviendo una de las bajantes más importantes de la historia, y eso complica mucho a los sectores que producen y trabajan con el río. Según el subgerente de Sistemas de Información y Alertas Hidrológicas del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Borús, la situación no llega a los niveles que tuvo el país en 1944, pero aseguró que en las próximas semanas se acentuará la bajante.

Según Agencia NA, Borús destacó que actualmente hay una situación es «engañosa» porque se encuentra estable a partir de algunas lluvias que se registraron en los últimos días y se liberaron aguas de algunas represas. El problema es que no se esperan lluvias para las próximas semanas, lo que acentuaría la falta de agua en el río y complicaría aún más la situación.

«Estamos con una situación un poco engañosa. Por un lado, hubo algunas lluvias en las últimas semanas en lugares que permiten cierta estabilidad, o sea, la tendencia bajante no continuó en lo que hace al caudal que ingresa a territorio argentino. Pero eso es falso o imaginario, porque es un solo evento que se dio. No hay continuidad de lluvias», explicó Borús.

Borús indicó que «sin dudas, Rosario tiene unos cuantos días, por ahora, para estar medianamente fluctuando con las fuertes oscilaciones que tiene, típicas de una situación de aguas muy bajas». «De aquí a dos o tres semanas esperamos que la bajante se acentúe, con un descenso medio más marcado. Eso nos pondrá en una situación un poco peor», agregó.

«Tuvimos en los últimos años una variabilidad muy fuerte en el clima, muy potenciada que hace que no haya dos años seguidos iguales. El tema de la estacionalidad está en dudas. Decir cuándo es la época más lluviosa del año es totalmente difuso. En la cuenca del Paraná, que es donde más llueve por año, es donde la estacionalidad está más desdibujada. Ya prácticamente no se sabe cuál es el mes con más lluvias y cuál es el de menos», explicó.