viernes 26 de febrero de 2021 ūüēí 16:30:25
El tiempo - Tutiempo.net

ECONOM√ĆA: DOLARES PARALELOS SIGUEN SUBIENDO Y EL BANCO CENTRAL NO TOMA DECISIONES QUE GENEREN CONFIANZA

Nadie quiere pesos, todo el mundo quiere d√≥lares. Hay un problema de confianza y, hasta que no haya un shock de cambio de confianza, es dif√≠cil que esto se modifique porque todos van detr√°s del d√≤lar”

El¬†drenaje de reservas ¬†y la¬†incertidumbre por un plan econ√≥mico¬†que no llega contin√ļan impulsando la brecha cambiaria.

El mayorista cerró en $77,52 y el solidario, que incluye el 65% de recargo, en $137,28. En cambio, el blue se mueve entre los $177 y los $178. En consecuencia, las brechas entre el oficial y los paralelos rondan el 130%. 

“Si bien no se sabe qui√©n es el vendedor, porque el sistema es ciego en ese punto,¬†est√° claro que hubo ventas grandes. El Mep lleg√≥ a $157 y el contado con liquidaci√≥n pas√≥ los $171 pero luego cerraron m√°s abajo”, explic√≥ Leonardo Svirsky, sales & trading de Bull Market Brokers.

De hecho, las cotizaciones bursátiles moderaron la suba sobre el cierre de la rueda. El Mep quedó en $152 y el CCL en 165,30.

La venta de bonos en cartera para bajar el tipo de cambio implícito en la compraventa de bonos era una de las armas que el propio Banco Central (BCRA) había indicado que usaría.

“El BCRA utilizar√° su¬†capacidad de intervenci√≥n a trav√©s de operaciones de mercado abierto, a los efectos de auspiciar una¬†mayor liquidez, profundidad y transparencia de los mercados de deuda soberana, en vistas de apuntalar el comienzo de una nueva etapa en la que el mercado ¬†de capitales local asuma una importancia creciente en la estrategia de financiamiento del sector p√ļblico”, hab√≠a indicado el organismo en un comunicado.

Sin embargo, el efecto que tiene parece ser eximio. Al respecto, un analista consultado¬† indic√≥: “Lo que uno ve es que el flujo est√° siempre para el mismo lado. Nadie quiere pesos, todo el mundo quiere d√≥lares. Hay un problema de confianza y, hasta que no haya un shock de cambio de confianza, es dif√≠cil que esto se modifique porque todos van detr√°s del d√≤lar”.

DOLAR: un problema político

Por ahora, las se√Īales del BCRA parecen ir m√°s bien en el sentido de tratar de estimular los dep√≥sitos en pesos m√°s que de quitar presi√≥n al d√≤lar ¬†y a la brecha en forma directa. Por eso, este jueves anunci√≥ otra suba de tasas a los plazos fijos.

“Entiendo que el Gobierno quiera evitar la devaluaci√≥n brusca por el contexto social, con pobreza de 40% y desempleo muy alto.¬†Los veo muy convencidos tanto a Pesce como a Guzm√°n de evitar un salto cambiario“, analiz√≥ una economista.

En ese sentido, el diagnóstico de los analistas es que se trata más de un problema de decisión política que de una cuestión económica.

Alberto Fernández aseguró esta semana que no va a devaluar

El politólogo y director de Synopsis, Lucas Romero, se refirió a este punto para tratar de explicar por qué el Gobierno no muestra un plan económico consistente que recupere la confianza del mercado.

“El Gobierno tiene un¬†problema de liderazgo. Hay un condicionamiento pol√≠tico interno. Ah√≠ es donde hay problemas en el proceso de toma de decisiones de pol√≠tica econ√≥mica.¬†El que manda no puede tomar decisiones por su cuenta¬†y tiene que arbitrar entre diferentes posiciones”, apunt√≥.

“Una profundizaci√≥n de la crisis va a obligar al Gobierno a solucionar el problema de liderazgo. Si no lo logra, se lo puede llevar puesto, aunque hoy eso tiene una probabilidad de ocurrencia baja. El FMI puede¬†forzar esa centralidad¬†y ofrecerle al Gobierno una gu√≠a para tener un rumbo econ√≥mico consistente”, cerr√≥ Romero.

La volatilidad no llega

Hace dos semanas, el BCRA cambi√≥ los lineamientos de su pol√≠tica monetaria y asegur√≥ que iba a darle una mayor volatilidad al d√≤lar oficial. En el mercado, se hab√≠an ilusionado con la posibilidad de que se¬†acelerara un poco la devaluaci√≥n oficial, de modo de ir cerrando la brecha “desde abajo”.

Sin embargo, sólo en el primer día de este nuevo esquema el BCRA hizo una suba algo màs agresiva, de 70 centavos. En lo que va del mes, el dólar oficial gana apenas 1,7%, una proporción similar a la de los meses anteriores.

A eso se refiri√≥ el analista financiero Mauro Cognetta: “El d√≤lar ¬†oficial¬†sube muy poquito cada d√≠a y la brecha sigue en alza. Hab√≠an dicho que el d√≤lar ¬†oficial iba a tener m√°s movimiento pero no acompa√Īa. En alg√ļn momento van a tener que tomar una¬†medida m√°s dr√°stica“.

Y agreg√≥: “Me da la sensaci√≥n que est√°n esperando la¬†cosecha de trigo de diciembre, que ser√≠a la pr√≥xima entrada de d√≥lares genuinos. Est√°n tratando de aguantar hasta ese momento. El tema es que los¬†commodities agr√≠colas suben todo el tiempo¬†y los productores no quieren liquidar”.

Para impulsarlos, el BCRA creó los plazos fijos dòlar linked, que son en pesos pero ajustan por el tipo de cambio oficial. El Banco Nación ya lanzò la herramienta.

El mercado le reclama más medidas al titular del BCRA, Miguel Pesce

 

La¬†p√©rdida de reservas ¬†es un factor clave que aumenta la incertidumbre e impulsa la compra de d√≥lares. Desde mediados de septiembre, cuando el BCRA decidi√≥ ajustar a√ļn m√°s el cepo cambiario, el organismo perdi√≥ m√°s de u$s1.700 millones de sus reservas.

Casi¬†u$s1.000 millones¬†de ese total¬†se fueron por ventas de d√≥lares en el mercado, ya que ning√ļn agente quiere desprenderse de sus billetes a menos de $80 mientras el blue ¬†trepa d√≠a a d√≠a.

“Si no tomen medidas, el d√≤lar libre va a ir acompa√Īando la din√°mica de exceso de pesos y de faltante de d√≥lares y¬†temor por la baja de las reservas“, afirm√≥ Cognetta.

“En la medida en que todo contin√ļe como se est√° dando, ese es el panorama. No parecen verlo.¬†Llama la atenci√≥n que nadie tome medidas y trate de cambiar el sendero de confianza. Me preocupa y mi perspectiva es que si no se hace nada m√°s que endurecer el cepo, esto va a seguir empeorando”, sum√≥.

Hace falta un shock de confianza, con un plan. Es dif√≠cil que medidas aisladas puedan dar vuelta la incertidumbre, la desconfianza y la hu√≠da al d√≤lar”, coincidi√≥ Santiago L√≥pez Alfaro, de Delphos Investment.

Otro termómetro de la desconfianza, sobre todo de los ahorristas más chicos, pasa por la salida de depósitos. Desde el 15 de septiembre hasta este martes, se fueron de los bancos u$s1.874 millones del sector privado que, en su mayoría, los lleva a las cajas de seguridad o, directamente, al colchón. Fte. textual IP