sábado 17 de abril de 2021 🕒 15:24:59
El tiempo - Tutiempo.net

EL PRESIDENTE MACFRI Y EL MINISTRO DUJOVNE MANTUVIERON UNA TENSA CONVERSACIÓN SOBRE LA MARCHA DE LA ECONOMÍA

La charla transcurrió por otro lado y, al parecer, más grave aún. “Yo no soy tan optimista como vos. Esto no anda bien. No me gusta cómo va la economía. Lo que prometimos para ganar y llegar al Gobierno no lo estamos haciendo”, le habría recriminado con dureza Macri a Dujovne

La cita se llevó a cabo el pasado miércoles entre las 18 y las 20:15 hs en la Quinta Presidencial de Olivos y estuvo dominada por un clima de tanto enojo y alta tensión que dicen que no faltaron los retos, pedidos de explicaciones y hasta algunos gritos.

Los protagonistas de este incomodo encuentro fueron el presidente Macri y el ministro de Economía Nicolás Dujovne, que recientemente llegaba de veranear de Punta de Este con un aspecto bastante cuestionable para cualquier desprevenido que lo hubiera cruzado.

Es que con algunos vendajes notorios en la cabeza y varios hematomas en los ojos, producto de una dura caída que sufrió y lastimó su rostro con algunas piedras que estaban en la playa, el aspecto maltrecho del ministro hubiera puesto en duda a más sobre su estadía veraniega en las playas estañas.

De todos modos, la charla transcurrió por otro lado y, al parecer, más grave aún. “Yo no soy tan optimista como vos. Esto no anda bien. No me gusta cómo va la economía. Lo que prometimos para ganar y llegar al Gobierno no lo estamos haciendo”, le habría recriminado con dureza Macri a Dujovne.

Reproches con este se apoderaron de la conversación, a lo largo de las dos horas en las que transcurrió el encuentro, y trasformaron los retos en duros mensajes que fueron cada vez más directos y estuvieron teñidos de preocupación e incertidumbre.

“No se está viendo todo lo que hacemos. El gradualismo lo tenemos que evidenciar o estamos al horno. Si no mostramos lo que hacemos o lo comunicamos mal, estamos perdidos. Dentro de Cambiemos, hoy somos una minoría los que pensamos así. Encima con los radicales tenemos muchos problemas”, fueron las palabras con las que el Presidente se desahogó ante una tercera persona -no funcionario- que también participaba del convite azorado con lo que acontecía dentro de esas cuatro paredes.

Seguramente en esta extensa charla los resultados de varias encuestas que en estos últimos meses diferentes consultoras dieron a conocer, evidenciando en números una notoria caída de la aprobación a la gestión de Macri así como también, aunque más levemente, sobre su imagen, estuvieron rondando la cabeza del Presidente.

Es que varias consultoras, incluso afines al oficialismo, coincidieron durante estas últimas semanas en que bajaron las expectativas económicas y la aprobación al Gobierno entre cinco y diez puntos, según especifican los distintos sondeos.

Lo que más llamó la atención es que la situación económica se posicionó como uno de los problemas más acuciantes del país, desplazando después de casi una década el lugar que ocupó la promemática de la inseguridad.

En ese sentido, si bien ya es un hecho que la inflación pelea el primer puesto, desde el Gobierno aún creen que los ciudadanos no percibe en sus bolsillos que los indicadores macroeconómicos están bien.

Finalmente, a modo de retormar la trama de la disgustante charla y conocer cómo fue su final, según se supo, terminó en medio de algunos insultos “sin filtro” al círculo rojo, los cuales apuntaron con fastidio específicamente a Carlos Melconian y a varios medios de comunicación. Fte. Textual El Intransigente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.