16 de agosto de 2022

COPA LIBERTADORES: SE CLASIFICÓ BOCA A LAS SEMIFINALES Y PERDIÓ ROSARIO CENTRAL

Boca se clasificó para las semifinales en un vibrante partido que terminó de definirlo por penales

Lo que pudo ser una noche tranqui, se convirtió en verdadero sufrimiento paraBoca Juniors frente a un Nacional de Uruguay que zafó de entrada, y luego de sacar un gol de ventaja se afirmó igual que en la ronda anterior, cuando dejó en el camino a Corinthians de Brasil con un empate en San Pablo.

Increíble el rebote que no aprovechó Carlos Tevez a los 4 minutos, en el primer ataque a fondo del conjunto boquense, y lo que parecía la inmediata apertura en la Bombonera terminó siendo una gran tapada abajo de Esteban Conde, esas que contagian al resto.

Se acomodó de a poquito Nacional, y después de agruparse mejor en terreno propio, empezó a salir de contra con un grado de intensidad que fue en ascenso. Y a los 20 minutos llegó el gol menos pensado, a cargo de Daniel Díaz, en contra, quien metió en su propio arco un centro cruzado desde la derecha.

El gol cambió el cuadro de situación, porque Boca dejó de tener a favor la posibilidad de clasificar a semifinales con un empate en cero. Con el 1 a 0 clasificaba Nacional, y un empate de Boca 1 a 1 llevaba la serie de cuartos de final a un desempate con remates desde el punto del penal. Igual, había mucho por delante, y las variantes eran poco menos que interminables.

Pero el equipo de Guillermo Barros Schelotto no pudo recuperar el control, y sus intentos llenos de confusión tenían como respuesta salidas rápidas de los uruguayos, sobre una defensa que no brindaba ningún tipo de seguridad.

Si algo le faltaba a Boca era dejar pasar otra chance clarísima, y lo hizo a los 35 minutos, cuando Cristian Pavón encontró el modo de levantar un centro desde la derecha, con pierna zurda, para la entrada de Andrés Chávez, que llegó por atrás de todos y, con todo a favor, cabeceó la pelota afuera del arco.

¿Más? Claro, otra baja por lesión en el equipo Xeneize. En este caso Marcelo Meli, quien se lesionó en forma insólita, pegándole a Pablo Pérez, su compañero.

La revancha del 1 a 1 en Uruguay de la semana pasada, aquella noche en la que el resultado pasó a un segundo plano por culpa del fuerte cruce de Daniel Osvaldo con el Mellizo en el vestuario, el que determinó la salida del atacante del plantel boquense, se terminó complicando en forma impensada ante un rival con oficio.

Si, porque Nacional se afirmó tras un comienzo apretado y ganó terreno igual que frente a Corinthians, a quien no le pudo ganar de local, pero lo sorprendió cosechando un empate 2 a 2 en San Pablo.

Boca se hizo cargo del juego en el segundo tiempo, y exponiéndose a las replicas de Nacional fue a buscar la igualdad. Pablo Pérez levantó la pelota recibiendo sin marca en un tiro libre preparado, y el propio Pérez se animó a pegarle de afuera, aunque encontrando una buena respuesta en el arquero.

Por un tirón en la parte posterior de la pierna izquierda se fue Andrés Chávez a los 24 minutos, y en medio de un estado de shock, Leonardo Jara, el ex Estudiantes, metió un pelotazo a medida para que Cristian Pavón cruzara y saliera gritando el empate que llevaba el partido a los penales. Con un error del atacante: en el festejo se sacó la camiseta, y eso le significó la segunda amonestación, y tarjeta roja de Heber Lopes, un brasileño muy propenso a mostrar las tarjetas.

No le alcanzó para más al equipo boquense, y fueron a los penales. Ahí, los grandes protagonistas fueron los arqueros. De los dos, el más grande fue Agustín Orión, quien cuando su equipo quedó abajo en la tanda apareció para tapar tres remates consecutivos, los que estuvieron a cargo de Porras, Romero y Carvallo.

Ganó Boca, y explotó la Bombonera en una noche que pintó para tranquila y terminó siendo un gran sufrimiento. Con final feliz, porque los Xeneizes pasaron a semifinales.Fte.El Día