19 de agosto de 2022

INTERNACIONAL: DONALD TRUMP SE AFIANZA COMO CANDIDATO A PRESIDENTE POR LOS REPUBLICANOS

Hasta el momento, Trump acumula 1,053 delegados de los 1,237 que necesita para ser la figura republicana en busca de la Casa Blanca, mientras que Hillary obtiene 2,208 de los 2,383 que requieren los demócratas para intentar suceder a Barack Obama a partir del próximo 20 de enero

El precandidato republicano, Ted Cruz, anunció que abandona la campaña presidencial tras una dura derrota en las elecciones de Indiana, que a su vez acercaron aún más al magnate neoyorquino, Donald Trump, a su ansiada nominación para pelear por llegar a la Casa Blanca.

El estado de Indiana, resultó decisivo en la interna republicana que dio ganador por una abrumadora ventaja a Trump con el 53 por ciento de los votos contra los 36.9 puntos alcanzados por Cruz y los 7,6 del gobernador de Ohio, John Kasich, mientras el conteo de la cadena CNN llegaba al 80 por ciento.

Para los demócratas, el socialista de Vermont, Bernie Sanders, logró sumar una nueva victoria con el 53,3 por ciento de los votos, seguido por Hillary Clinton con 46,7 puntos, cuando el resultado por los 83 delegados en disputa llegaba al 70 por ciento.

Con un Trump imparable que viene de ganar las últimas seis elecciones primarias, algunos medios locales vaticinaban que el resultado de Indiana era “el comienzo del fin” de la campaña presidencial del senador de Texas que, pocos minutos después de este presagio, saldría a anunciar su retirada.

“Esta noche siento tener que decir que el camino ha sido trazado. Juntos dejamos todo en Indiana. Dimos todo lo que teníamos pero los votantes eligieron otro camino”, afirmó Cruz en compañía de sus padres y su familia.

Así, “con congoja pero con optimismo ilimitado por el futuro a largo plazo de nuestra nación, estamos suspendiendo nuestra campaña”, agregó el precandidato que días atrás había buscado implementar varias estrategias para frenar a Trump.

Si embargo, ni el plan de sumar fuerzas con Kasich ni el de nombrar a la ex precandidata Carly Fiorina como su compañera de fórmula, fueron suficientes para parar al multimillonario de Nueva York que con Indiana acumula su séptima victoria consecutiva en las elecciones primarias.

Mientras Cruz anunciaba su retirada, la campaña de John Kasich aseguraba que el gobernador de Ohio, en un tercer alejado puesto y sin posibilidades de sumar los delegados necesarios para ser nominado, seguiría adelante con su campaña por Washington.

Kasich, que actualmente tiene 156 delegados de los 1,237 que requiere el partido para convertirse en el candidato, afirmó que el senador texano “debería estar orgulloso de su fuerte y disciplinada campaña”.

“Texas tiene suerte de tenerte. Los mejores deseos”, dijo a través de su cuenta oficial de Twitter el gobernador que buscará ser la última voz activa que impida la llegada de Trump a las convenciones nacionales de julio con los números mágicos que le otorguen la aprobación partidaria.

A pesar de la decisión de Kasich de seguir en pie, poco antes de que Trump saliera a dar su discurso de victoria, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, reconoció que el empresario inmobiliario “será el presunto nominado. Todos necesitamos unirnos y enfocarnos en derrotar a Hillary Clinton”.

“Nunca Clinton”, agregó Priebus desde su cuenta de Twitter anunciando lo que luego repetiría Trump en sus propias palabras desde su búnker convocado en uno de los tantos rascacielos que posee en la ciudad de Nueva York.

Acompañado de su familia y con emoción, Trump agradeció a sus seguidores, a quienes aseguró que las elecciones de Indiana “fueron una tremenda victoria”, para luego pasar a felicitar a Cruz con palabras amables: “no sé si le caigo bien o no pero es un gran competidor. Es un hombre duro, inteligente”.

Cruz, “tiene un futuro increíble y quiero felicitarlo”, agregó el precandidato en un largo discurso en el que no dudó en apuntar contra la que ahora es su principal contrincante: Hillary Clinton.

Con algunas primarias más de por medio, la gran cita para los precandidatos de los dos partidos, será el 7 de junio cuando seis estados estén en juego simultáneamente repartiendo 303 delgados para los republicanos y 694 delegados para los demócratas.

Hasta el momento, Trump acumula 1,053 delegados de los 1,237 que necesita para ser la figura republicana en busca de la Casa Blanca, mientras que Hillary obtiene 2,208 de los 2,383 que requieren los demócratas para intentar suceder a Barack Obama a partir del próximo 20 de enero.Fte. télam