18 de agosto de 2022

EL PERONISMO COMIENZA A AJUSTAR SU RELACIÓN CON MAURICIO MACRI

macri-peron.jpg_973718260El peronismo empieza a ajustar la máxima del movimiento a la relación con Mauricio Macri, la sorpresa electoral del pasado 25 de octubre, con chances reales de convertirse en el sucesor de Cristina Kirchner. Mientras el sciolismo y el sector más duro del kirchnerismo siguen enredados en acusaciones cruzadas, pases de facturas y viejas rencillas, los gobernadores del PJ comenzaron a mandar mensajes de confraternidad al campamento de Cambiemos, según confiaron aInfobae desde el entorno del jefe de Gobierno porteño.
Los principales caciques peronistas ahora olfatean un eventual triunfo de Macri en la noche del domingo 22 y se aferran al pragmatismo: necesitan, en ese caso, asegurarse el flujo de fondos nacionales y acomodarse en la configuración de un nuevo escenario político, que traerá una obligada renovación justicialista. «Ahora llaman todos», explican cerca del líder del PRO, aunque prefieren obviar nombres. Dan cuenta, sin embargo, de al menos media docena de gobernadores, hasta ahora indudablemente kirchneristas. Desde Cambiemos tomaron nota del giro de los caciques provinciales por pequeños pero elocuentes guiños impensados hasta hace unas semanas. El primero provino de parte de Gildo Insfrán, uno de los gobernadores más feudales del norte argentino. Las últimas dos visitas de Macri a Formosa antes del 25 de octubre habían estado atravesadas por premeditadas triquiñuelas. En la primera, el jefe de Gobierno tuvo que buscar desesperado un lugar para brindar una conferencia de prensa porque le habían clausurado el lugar al que había ofrecido el suyo para el contacto con los medios. En la segunda visita directamente les cerraron la confitería del aeropuerto cuando fueron en busca de refrigerios. Esta vez, sin embargo, la recorrida formoseña de Macri fue un placer: antes de arribar, el gobernador les aviso a los referentes locales que contaban con apoyo policial y que tenían libertad absoluta. ¿Cambio de era?.

En Santiago del Estero, otro feudo, la visita del miércoles de Macri fue similar a la de Formosa:sin sobresaltos. El secretario de Seguridad provincial les avisó a los referentes locales de Cambiemos que la visita del candidato presidencial era bienvenida. «Todos mandan mensajes de que vamos a poder trabajar juntos«, dijo ayer el ex presidente xeneize en diálogo conInfobae. Hasta se animó a ponerle un límite a las reelecciones indefinidas, en caso de ser presidente: «No más, vamos a tener que hacer reformas constitucionales«.
Macri se transformó en este tramo final de la campaña en un atractivo en el interior del país. En la caravana de ayer por el interior de Tucumán, por ejemplo, los colaboradores del jefe de Gobierno porteño se asombraron cuando vieron la cantidad de autos y motocicletas que acompañaron al postulante de Cambiemos en la recorrida por las diferentes localidades. «Mirá para atrás, antes había cinco autos, ahora es una fila interminable», le confesó exultante aInfobae uno de ellos en la gira por Monteros, en el interior tucumano. Imposible aventurar el resultado del 22 de noviembre, pero el movimiento y la reacción en el interior del país en torno al líder del PRO comienzan a enviar señales de cara a la segunda vuelta.