17 de agosto de 2022

EL INDEC RECHAZÓ LAS MEDICIONES DE LA UCA SOBRE LA POBREZA

Esta semana, la UCA aseguró que la pobreza no paró de crecer desde 2011 y ya afecta a 3 de cada 10 argentinos

pobreza-campac3b1aComo cada vez que las mediciones de pobreza del gobierno nacional son puestas en duda, elIndec intentó salir a defender sus números, aún cuando hace más de un año que no da cifras por un supuesto problema de «empalme» en las estadísticas.

«No cabe duda de que la campaña electoral de la oposición devenida en medición de pobreza, presentada por la Universidad Católica Argentina (UCA), es no sólo falaz, sino también inconsistente», sostuvo el titular del ente estadístico, Norberto Itzcovich.

Esta semana, la UCA aseguró que la pobreza no paró de crecer desde 2011 y ya afecta a 3 de cada 10 argentinos. De acuerdo con su informe, en el último cuatrimestre de 2014 una familia tipo necesitó reunir ingresos por al menos $5.717 por mes para no ser pobre. Más del doble de los $2.026 que calcula el Indec.

A través de una columna de opinión publicada en el diario Tiempo Argentino, Itzcovich alegó que «sostener que casi un tercio de la población argentina se encuentra en situación de pobreza luego del período histórico más significativo de crecimiento de la economía (…) resulta de una visión absolutamente sesgada y negada de la realidad«.

«La campaña electoral se mete en el tema de la medición de pobreza, provocando una serie de afirmaciones que se refutan fácilmente desde el análisis de un conjunto amplio de datos estadísticos, pero sobre todo desde el mero sentido común», sostuvo el funcionario del gobierno nacional.

El responsable de las cuestionadas estadísticas oficiales apuntó también contra la universidad cercana al papa Francisco: «Según la UCA, la pobreza en 2014 fue prácticamente idéntica a la del año 2006, pero en ese período el desempleo bajó un punto y medio, cientos de miles de nuevos perceptores incorporaron ingresos, cayó más de 10 puntos porcentuales el empleo informal y se implementaron políticas inclusivas».

«Parece que las necesidades de sostener los dogmas neoliberales y antipopulares está nublando la capacidad de la oposición de reconocer el éxito de las políticas aplicadas desde el año 2003 en nuestro país», concluyó.