17 de agosto de 2022

PREVIO A SU VIAJE POR AMERICA LATINA EL PAPA RECIBIRA A LOS PRESIDENTES DE VENEZUELA ARGENTINA Y CHILE

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner es la quinta vez que se reunirá con el Papa Francisco

papa-francisco (1)La agenda del papa Francisco tiene citas con personalidades latinoamericanas, que se intensificará los próximos días con la llegada de los presidentes de Chile, Argentina, Venezuela y Colombiay su viaje a América Latina.

Mientras el Papa prepara el que será su segundo viaje a la región latinoamericana, al visitarBolivia, Ecuador y Paraguay del 5 al 13 de julio, una importante representación del Continente será quien le visite a él la próxima semana.

En el último mes han pasado por el Vaticano el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el mandatario cubano, Raúl Castro.

Y el pasado jueves Francisco ya tuvo oportunidad de departir sobre América Latina al recibir al ex presidente uruguayo José Mujica, quien había anticipado que hablaría con el pontífice de «la dificultad de integración entre todos los países latinoamericanos».

Esta semana, la primera que cruzará los muros vaticanos será la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que será recibida por el Sumo Pontífice el 5 de junio y después el domingo 7 tocará aNicolás Maduro por la mañana y a Cristina Kirchenr por la tarde, ya que el 6 Francisco está de viaje en Sarajevo.

La presencia en Roma de los tres mandatarios es en ocasión de su participación en la Conferencia que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con sede en la capital italiana, celebrará del 6 al 13 de junio.

En el caso de Bachelet, el Papa y la presidente chilena podrán afrontar algunos detalles de la visita que Francisco ya ha anunciado que hará en 2016 a Chile, Argentina y Uruguay, mientras que con su compatriota será ya la quinta vez que se reúne.

En un primer momento se había anunciado una visita conjunta de Kirchner y Bachelet al Vaticano para conmemorar los 30 años del acuerdo que evitó la guerra entre los dos países por el canal de Beagle, firmado en 1984 y gracias a la intermediación papal, pero finalmente vendrán por separado.