18 de mayo de 2022

La ONU advirtió que los fallos de la Justicia e EE.UU. podrían abrir las puertas a casos similares

El organismo cuestionó tanto los fallos que le ordenan a la Argentina pagarles u$s 1.330 millones a los holdouts y la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de no aceptar los reclamos contra essa decisiones porque, sostuvo, erosionan la inmunidad soberana y no cumplen con la ley de inmunidad extranjera de Estados Unidos.

onuEn un “ensayo especial”, la Agencia de Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas advirtió hoy que sobre las “profundas consecuencias” que tendrá en el sistema financiero internacional la crisis que enfrenta la Argentina por las demandas de los fondos buitre.

“Los fallos (de la Justicia estadounidense) podrían abrir compuertas a otros casos similares, dependiendo de las interpretaciones que den las  cortes bajo la ley de Nueva York, la ley británica u otras  leyes”, advirtió la UNCTAD (por su sigla en inglés).

El organismo cuestionó tanto los fallos que le ordenan a la Argentina pagarles u$s 1.330 millones a los holdouts y la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de no aceptar los reclamos contra essa decisiones porque, sostuvo, erosionan la inmunidad soberana y no cumplen con la ley de  inmunidad extranjera de Estados Unidos.

Tras la decisión de la Corte norteamericana y el levantamiento de la cautelar que impedía que se embargaran bienes y depósitos argentinos para cumplir con los fallos de primera y segunda instancia a favor de los fondos buitre, la Argentina quedó un más cerca de un default técnico también con los tenedores de bonos reestructurados (debe pagarles el 30 de junio aunque tiene plazo final hasta el 30 de julio).

Hoy el ministro de Economía, Axel Kicillof, expone sobre la deuda ante el Grupo 77+China en el marco de la ONU. Pero aunque está en Nueva York, no tiene previsto reunirse ni con el juez Thomas Griesa ni con los representantes de los fondos buitre.

Mientras tanto, los abogados de la Argentina ya iniciaron diálogos con los holdouts y el mediador que nombró Griesa. Los representantes de la Argentina insistieron en pedir que se reponga la cautelar que protege al país de los embargos para poder cumplir con los tenedores de bonos reestructurados mientras se negocia una salida con los holdouts; éstos, por su parte, insistieron en que pedir que no se reponga esa cautelar sin que haya antes avances en las negociaciones.

Según una versión que publicó la agencia oficial Télam, el Gobierno podría ofrecer dejar un depósito de unos u$s 300 o u$s 400 millones como garantía para iniciar formalmente negociaciones después del 31 de diciembre, cuando cae la cláusula RUFO que le impide hacerles a los holdouts una oferta mejor que las de los anteriores canjes de deuda.Fte.cronista