17 de mayo de 2022

El Juez Griesa prohibió el año pasado que Argentina lanze un canje en Buenos Aires

El juez de Nueva York ahora volverá a tener los mismos argumentos que aquella vez para tratar de frenar la operación argentina.

Griesa Más allá de las complicaciones técnicas, teniendo en cuenta que a pocas semanas hay vencimientos de deuda, reapareció una no menor.Esta misma alternativa había sido rechazada por el juez Thomas Griesa, a quien ahora los abogados de la Argentina irán a ver.

El magistrado, que volverá a verse las caras con los abogados de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, había dicho en los «considerandos» de ese escrito que «los funcionarios de la Argentina públicamente anunciaron en varias ocasiones su intención de desafiar las sentencias de esta Corte con las que no están de acuerdo».
«El 26 de agosto de 2013, la presidente de Argentina, Cristina Kirchner, anunció en un discurso televisado a nivel nacional, que la República establecerá los procedimientos para que los titulares de los bonos puedan sustituir estos instrumentos por otros casi idénticos que se pagarán en el país, en un aparente intento de eludir las directivas del fallo del 23 de febrero», remarcó Griesa.
En una de esas órdenes, Griesa dijo que «el país no deberá, ya sea directamente o a través de un representante, agente o cualquier otra persona o entidad que actúe en nombre de la Argentina,tomar medidas para tratar de evadir los propósitos y directrices de las sentencias».
El juez de Nueva York ahora volverá a tener los mismos argumentos que aquella vez para tratar de frenar la operación argentina. Es más, según había dicho el magistrado, «las sentencias están operativas» más allá de que no estén en plena vigencia (o sea, ejecutadas). Por eso, para Griesa esa idea que acaba de lanzar el ministro Axel Kicillof podría ser tomada como un nuevo intento de evadir sentencias en EEUU. Algo obvio. Pero el efecto colateral es que se está yendo a negociar con este mismo juez el tema de los holdouts.
De ahí que los abogados de Cleary tendrán una tarea difícil ante el juez si quieren acercar posiciones. Claro que dependerá de cómo terminen «vendiendo» esta operación financiera que plantea la Argentina. Por lo pronto, y de antemano, ya saben cuál es la postura del juez ante este nuevo mecanismo para pagar los bonos en Buenos Aires.