18 de mayo de 2022

Economía buscará convencer al juez Griesa para ganar tiempo y evitar el cambio de sede

Cristina enfatizó: ?Quiero decirle al 92% de los acreedores que Argentina va a pagar. No va a defaultear su deuda soberana?.

tranquilidadLa presidenta Cristina Fernández confirmó anoche en Cadena Nacional que Argentina pagará el próximo 30 de junio los vencimientos de deuda reestructurada al 92% de los acreedores del país que ingresaron a las dos ediciones del canje, en Nueva York o en Buenos Aires. ?He instruido al Ministerio de Economía a que adopte las medidas necesarias para que todos reciban su dinero?, dijo. De esta forma, descartó una de las tres alternativas que el Gobierno manejaba ante un fallo en contra de la Corte Suprema de Estados Unidos: no habrá un nuevo default masivo para renegociar el 100% de los compromisos. La mandataria también rechazó pagar los u$s 1.500 millones en efectivo, como dispone el fallo en contra. Y abrió la puerta a una negociación en el despacho del juez de Nueva York Thomas Griesa.

El discurso presidencial dejó apenas un par de definiciones claras y un mar de posibilidades para pagar esos u$s 900 millones en compromisos de deuda a fin de mes. Cristina enfatizó: ?Quiero decirle al 92% de los acreedores que Argentina va a pagar. No va a defaultear su deuda soberana?.

Pero, a diferencia de discursos anteriores, la Presidenta mostró voluntad para negociar con los fondos buitre. ?La voluntad de negociación de Argentina está y ha quedado demostrada. Hemos negociado en el canje de 2005, en el canje de 2010, hace días se cerró el acuerdo con Repsol y hace pocos días hemos cerrado definitivamente las negociaciones con el Club de París?, dijo.

Voluntad de negociación es lo que pedía el juez de Nueva York Thomas Griesa, que ahora deberá decidir la suerte de la deuda argentina. ?Hay que distinguir lo que es una negociación de lo que es una extorsión?, dijo la Presidenta. Así calificó al accionar de los fondos buitre y, por elevación, a la Justicia de Estados Unidos, que validó el reclamo. Pero agregó: ?Mantendremos abierto el canje. La vocación de Argentina es pagar y lo hemos demostrado?.

Griesa ya tiene en su despacho un pedido de NML Capital, el fondo de Paul Singer, para que disponga el embargo del pago del 30 de junio. Semanas atrás, Griesa dijo a los abogados de Argentina que el país podía ir a esa corte a negociar. Por eso, el Gobierno puede pedir tiempo para efectuar una oferta y, así, salvar el compromiso sin incurrir en default técnico.

Si los abogados de Argentina ? los costosos del estudio Cleary & Gottlieb y Paul Clement, experto en litigar ante la Corte Suprema? piden un rehearing o reconsideración del caso ante la Corte y tiempo a Griesa para hacer una oferta, ganarán unos 25 días, que permitirán pagar en Nueva York la deuda reestructurada.

El Gobierno apuesta a ganar meses. En 2015 vence la cláusula RUFO de los bonos renegociados, que impide efectuar una mejor oferta que la del canje. NML Capital y el resto de los litigantes están dispuestos a negociar, aunque no aceptarán la oferta del canje.

Si Griesa embarga los pagos de forma inmediata, la ventanilla de cobro se trasladará a Buenos Aires. Así, el país incurriría en un default técnico y podría afrontar nuevas demandas de acreedores con bonos del canje. Cristina también dejó abierta esta posibilidad, aunque no la explicitó, como hizo luego de un fallo en contra de la Corte de Apelaciones, el año pasado.

Antes de grabar el mensaje, Cristina se reunió con el ministro de Economía, Axel Kicillof, y habló por teléfono con el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fabrega. ?Esperemos que reflexionen y podamos honrar no sólo el 92%, sino el 100% de los pagos?, finalizó.Fte.cronista.com