martes 24 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

NARCOTRAFICO: El especialista Luís Somoza cree que “hay cierta complicidad de algunos sectores políticos que desde su progresismo y garantismo han permitido que esto acontezca”

Luis_Somoza

 

De esta manera se refirió el politólogo y especialista en temas de seguridad, en una entrevista con Radio Prisma (AM 930) al problema que sufre el país con el narcotráfico. Y agregó: “Lo que uno veía que pasaba en México, en Colombia, en Perú, nos está pasando en las calles de Buenos Aires”.

Además, en cuanto a las complicidades políticas o institucionales recordó que “en el año 2007 hasta hubo cierta sospecha de cierto dinero que venía manejado por el Chapo Guzmán, la efedrina y compañía, que habría sido desviado a cierto fondo de cierta campaña política”.

Por otra parte, el especialista opinó que “Si hay 1 millón de jóvenes que no estudian ni trabajan, dicho por la Iglesia Argentina, pero tienen todo lo que necesita un joven para sostenerse en la vida de la Argentina, ¿de dónde sacan su dinero? Vamos a ser optimistas, solo el 10% se vuelca al delito, son 100 mil personas potenciales soldados para ser reclutados por el narcotráfico”

En cuanto a la ley que permite el uso personal para algunas etnias en regiones del norte, consideró que “con el colador que son nuestras rutas, esa hoja de coca que puede ser para mascar en Jujuy o en Salta, cuanto puede tardar en terminar en una villa de emergencia de Buenos Aires”

 

Existe una alerta de los Estados Unidos sobre la problemática de las drogas en la Argentina

El tema del narcotráfico se instala en la Argentina a fines de la década del 80, tomando gran cuerpo a partir de la década del 90 con indicios ciertos de la presencia de cárteles de droga de distinto origen a fines de los años 90. Incluso ya se puede percibir una distribución geográfica de los diferentes cárteles que están instalados en la Argentina, si bien hay autores que dicen que no son cárteles sino que forman parte de organizaciones de crimen complejo.

La Argentina desde el punto de vista de las estadísticas es el 3° exportador de cocaína del mundo, y el 1° consumidor de cocaína de América. Tenemos indicios ciertos de la presencia de cárteles de droga de origen colombiano (estamos viendo lo que sucede en Rosario). Además, cárteles de droga de origen peruano y boliviano que están redistribuyéndose las zonas de Capital Federal, Gran Buenos Aires, cárteles de droga mexicanos, ahora con el tema de la detención del Chapo Guzmán se ha vuelto a poner otra vez claramente en el tapete la información de que los mexicanos ya están instalados en la Provincia de Córdoba, donde además de manejar la metanfetamina, manejan el tráfico de personas, particularmente mujeres, y tienen un manejo de prostíbulos en la Ciudad de Córdoba y en el resto del país. Así que no nos falta nada, la Argentina históricamente fue un país de tránsito y ahora se ha tornado en un país de producción, si bien hay algunos funcionarios que niegan esta función de tal, pero lo cierto es que el clorhidrato de cocaína se está produciendo en el país, los embarques se están produciendo en el país.

Nombras al Chapo Guzmán, se dice que estuvo en la zona del Chaco

Si, en la zona del Chaco ellos instalaron una Iglesia evangélica que les permitía expandir sus negocios con la cobertura de supuestos evangelizadores que tenían negocios en Paraguay con la marihuana, en Ciudad del Este con todo lo que esa ciudad implica (lavado de dinero y demás), y él aparentemente estuvo viviendo en la Provincia de Córdoba.

Vos no te olvides que el tema del Chapa Guzman y el cartel de Sinaloa se puso en evidencia a partir de la famosa muerte de Rodríguez, donde (Sebastián) Forza y compañía aparecen ejecutados con punto 40 en un costado de la ruta.

¿Un narco tan buscado alegremente puede estar en Chaco, en Córdoba, o tiene que tener la complicidad de políticos y autoridades para hacerlo?

Yo no voy a ser tan imprudente de decir cosas que no puedo probar, pero hay un tema que parte de la teoría que dice que el delito complejo se instala en aquellas sociedades donde los Estados son ausentes o han sido lo suficientemente erosionados como para poder aprovechar esas ventajas que me permita expandir mi negocio. Cuando los mexicanos y los colombianos se pusieron duros con los carteles de droga, obviamente estos muchachos fueron a buscar otros horizontes donde pudieran continuar con su negocio. Y en la Argentina, donde ya hemos dicho durante muchísimos años que en materia de seguridad no estamos haciendo nada (lo cual es también una forma de hacer política) entonces dijeron vamos a la Argentina, donde además nos encontramos con un ingrediente que hace al cóctel muy explosivo, que es el tema del pensamiento ideológico preponderante en nuestro país y de cierta dirigencia, que lo podemos definir como progresismo, donde el tema de los cárteles de droga, la presencia de FARC y demás, son vistos con cierta benevolencia. Porque acá cuando nosotros hablamos del delito, esto es aprovechado por organizaciones criminales que no solamente se dedican al tema de la droga, sino que la Argentina encabeza un triste record de la cantidad de mujeres jóvenes que están siendo desaparecidas porque van a alimentar los prostíbulos clandestinos y no tan clandestinos. Como vos bien dijiste, hay cierta complicidad de algunos sectores políticos que desde su ideología, desde su progresismo, desde su garantismo, han permitido que esto si acontezca, y no te olvides que en el año 2007 hasta hubo cierta sospecha de cierto dinero que venía manejado por el Chapo Guzmán, la efedrina y compañía, que habría sido desviado cierto fondo de cierta campaña política. Con lo cual el combo te va cerrando. Y esto es lo que tenemos acá, sino fíjate lo que está pasando en Mendoza, ya Policías que tienen precio sus cabezas, lo mismo que veo en Colombia cada vez que voy a dar clase, Policías que han sido totalmente penetradas por el narcotráfico. Acá, los jefes de droga peligrosa de la Provincia de Córdoba, los jefes de droga peligrosa de la policía de Santa Fe, están sospechados de tener vinculaciones con el narcotráfico. Lo mismo pasó con el jefe de drogas peligrosas de la Policía Federal, que el año pasado en una suerte de entradera, algo no muy claro, lo quisieron balear. Lo que uno veía que pasaba en México, en Colombia, en Perú, nos está pasando en las calles de Buenos Aires

En cuanto a la lucha con el narcotráfico, Somoza cree que la Argentina debería revisar toda su legislación, ya que “los organismos internacionales nos están reclamando en lo que tiene que ver con los registros de precursores químicos, las exportaciones de acetonas, la mecánica del lavado de dinero etc.”

“Incluso discutir si involucramos o no a las fuerzas armadas en la lucha de este delito complejo que hace que el estado tenga que poner todos sus elementos necesarios para combatir este tipo de flagelo” opinó el especialista.

El Comisario Mayor Naldi dijo que debían controlarse las villas de emergencia y a los chicos que entran y salen de ellas, usted cree que el problema es algo que va mucho más allá de eso?

No, el delito es mucho más complejo y la soluciones tienen que ser mucho más integrales, no pasa solamente por un control policial en los accesos o el ingreso de las Villas de Emergencia, o en las cocinas, es un tema mucho más complejo. Si hay 1 millón de jóvenes que no estudian ni trabajan, dicho por la Iglesia Argentina, pero son grandes consumidores, porque no son personas desnutridas o desnudas por la calle, tienen todo lo que necesita un joven para sostenerse en la vida de la Argentina, ¿de dónde sacan su dinero? Vamos a ser optimistas, solo el 10% se vuelca al delito, son 100 mil personas potenciales soldados para ser reclutados por el narcotráfico, por eso que la solución debe ser compleja, desde la educación, desde la asistencia social, desde la política de trabajo, que debe ser integradora, desde la política habitacional para eliminar las villas de emergencia.

Cuándo dejamos de ser un país de tránsito?

Yo creo que llevamos más de 10 años en el tema de la producción. Porque además hay un hueco en la legislación que tiene que ver con el famoso tema de consumo de uso personal de la hoja de coca. Entonces si bien la Argentina, como ha dicho un funcionario, no tiene el clima necesario para producir las hojas que necesita, sí tiene los suficientes agujeros la legislación como para poder traer la hoja de Coca disfrazada de uso personal para que luego terminen en las cocinas donde va a producirse clorhidrato de cocaína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.