lunes 28 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: Arranca la contención de los Intendentes del Conurbano con la creación de las Policías Municipales

En un intento de desdramatizar el golpe en las urnas, el kirchnerismo comenzó la segunda etapa de la campaña con un “operativo contención” hacia los intendentes del conurbano para evitar la temible fuga.

Fueron dos horas de reunión, entre catarsis por la derrota y los planes a futuro. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, reunió ayer por pedido de la presidenta Cristina Kirchner a una docena de intendentes de la tercera sección electoral y, en una jugada que busca acorralar a Sergio Massa, decidieron avanzar con el tratamiento de las policías municipales en los distritos de la provincia.

El otro eje del mensaje será “peronizar” la campaña de cara al 27 de octubre. “Yo soy peronista y las mejores políticas peronistas están en el Frente para la Victoria”, sostuvo Scioli anoche a LA NACION, en la primera recorrida tras las primarias junto a Martín Insaurralde por el centro de Lomas de Zamora. Ratificó, así, que pese a la derrota se mantendrá dentro del espacio de la Presidenta.

En paralelo, Scioli se reunió por la mañana con el intendente de Merlo, Raúl Othacehé, uno de los que perdieron en su distrito, en la primera sección electoral, donde arrasó el Frente Renovador, para contener la posible fuga hacia el massismo. Desde el gobierno nacional, el ministro de Planificación, Julio De Vido, comenzó la ronda de llamadas para contener a la tropa con promesas de fondos para obra pública.

El tercer cordón, donde el kirchnerismo apostaba a sacar una contundente diferencia que lo acercara al intendente de Tigre, será el objetivo de la Casa Rosada para dar vuelta el resultado tras la derrota por casi seis puntos frente a Massa.

La cita con la tercera sección fue en la sede del Frente Nacional Peronista, en San Telmo. Comenzó puntual, a las 16. Scioli estuvo acompañado por su ministro de Seguridad, Ricardo Casal; el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez. Junto a los popes del cordón más poblado del conurbano y bastión histórico del peronismo también estuvo Insaurralde. Por la noche, en la recorrida por la peatonal de Lomas y jugando de local, el candidato de Cristina dio su versión de la derrota: “A mí prácticamente no me conocían. Se ha ordenado, soy candidato y vamos a trabajar para que se conozcan más las propuestas”.

El acuerdo sellado ayer incluye la sanción, antes de octubre, del proyecto elaborado por el sciolismo para la creación de las policías municipales, un reclamo de Massa. La jugada del Gobierno incluye presionar directamente al líder del Frente Renovador. El presidente de la Comisión de Seguridad del Senado provincial es Jorge D’Onofrio, hombre del massismo, que según denunció el gobernador tiene cajoneada la iniciativa desde febrero de 2012, cuando Scioli presentó el proyecto. “Nunca se trató”, explicó el mandatario provincial en clara referencia al sector de Massa.

La iniciativa contempla la creación de policías comunales como eje central. Según sostienen desde la gobernación, el plan que presentó Massa en campaña es casi idéntico al de Scioli, con la diferencia de que los jefes de esas nuevas fuerzas de seguridad los designará el ministro Casal y no cada intendente, como propuso el Frente Renovador. En la reunión de ayer estuvieron Julio Pereyra (Florencio Varela), Alejandro Granados (Ezeiza), Fernando Espinoza (La Matanza), Darío Díaz Pérez (Lanús) y Jorge Ferraresi (Avellaneda), entre otros. En total eran 15 y hablaron todos.

En el cónclave hubo caras largas por la derrota, pero asistencia perfecta. El operativo de la Casa Rosada y el sciolismo incluye el diálogo directo de funcionarios nacionales con los intendentes. De Vido ya inició la ronda de llamadas y reuniones para destrabar partidas presupuestarias para obra pública de rápida ejecución.

Uno de los reclamos que hicieron los intendentes en la noche de la derrota fue la inseguridad. Focalizaron en ese tema las razones de la mala elección. Cristina escuchó el pedido y tras una reunión de una hora y media con Scioli e Insaurralde en el hotel Intercontinental repasaron los números distrito por distrito y definieron avanzar con las policías comunales. Ahora, sostienen tanto en La Plata como en la Casa Rosada, dependerá de Massa que destrabe el tratamiento en comisión en el Senado.

El plan de fidelización de intendentes incluye, también, encuentros privados como el que tuvo el gobernador con Othacehé en la quinta municipal La Colonial. El riesgo que percibe el Gobierno es que a partir de la derrota los jefes comunales cuiden sus propios concejos deliberantes y manden a cortar boleta para salvarse de otra derrota de la Casa Rosada que les haga perder el control. FTE.LANACIÓN001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.