jueves 25 de febrero de 2021 🕒 02:05:10
El tiempo - Tutiempo.net

TRAGEDIA DE ONCE: Schiavi habló y dijo “todos los mecanismos del Estado funcionaron”

963x0_634384El ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, rompió el silencio luego de que la causa por la tragedia de Once, en la que está imputado, fuera elevada a juicio oral, y aseguró que “todos los mecanismo del Estado funcionaron”.

“Los frenos estaban operativos, incluso el freno de guarda. Los compresores estaban en funcionamiento”, dijo el ex responsable del área de Transporte quien ocupó el cargo hasta que ocurrió la tragedia ferroviaria en febrero de 2012. En el sinistro fallecieron 51 personas. Además, sostuvo que “el paragolpes funcionó” y que “no llegó a Once con el sobrepeso que tenía en otras estaciones”.

En declaraciones a radio Vorterix, Schiavi apuntó contra la por entonces concesionaria de la línea Sarmiento, la empresa TBA, y contra el maquinista Marcos Córdoba.

Para el ex titular de la Secretaría de Transporte, TBA “no era un buen concesionario, generaba muchas complicaciones y por eso fue muy multado y muy penado”. Pero aclaró: “La manera que el Estado tiene para cuidar los bienes es firmando un contrato y aportando subsidios si la tarifa no alcanza”. Al respecto, aseguró que en ninguno de los informes de la Auditoría General de la Nación (AGN), se planteó que había que rescindir el contrato. “Incluso cuestionaron que le pagamos con alguna demora al concesionario”, señaló.

Al referirse a la responsabilidad del maquinista, y las causas de la tragedia, recordó que se encargaron exámenes médicos sobre Córdoba para determinar si sufría de epilepsia. “El tren iba a la deriva, como un auto en punto muerto. Las pericias se dan cuenta de esto porque baja el consumo eléctrico”, sostuvo. Y agregó: “El sistema de hombre muerto estaba desconectado”. También, Schiavi habló sobre el crimen de Leandro Andrada, el maquinista que condujo la formación siniestrada antes que Córdoba. “No es menor que el último chófer en manejar ese tren, que entrego la formación, haya sido asesinado”.

Schiavi afirmó que “el paragolpes funcionó, porque si no el tren hubiera llegado hasta la avenida Pueyrredón. Tenía que absorber el 5%, el tren hubiera chocado a 21 kilómetros por hora si hubieran sido neumáticos”. “El tren entra a la deriva a 26 kilómetros por hora cuando la permitida es de 12. De ahí en más no tenemos claro que pasó. Todo funcionaba”, aseveró. Asimismo, se refirió a la supuesta sobrecarga del tren. “No hay ninguna norma que establece que cantidad de sobrepeso puede llevar estos trenes”, señaló, al tiempo que agregó: “En las estaciones Flores y Caballito baja mucha gente, no llegó a Once con el sobrepeso que tenía en otras estaciones”.

Consultado sobre por qué no se resolvió estatizar el servicio, Schiavi afirmó: “Las normas dicen que no puedo generar yo una recesión, sino que lo tiene que hacer el Poder Ejecutivo y sólo cuando se verifique un problema grave de seguridad”. “Yo no elijo los concesionarios, hace 17 años fueron elegidos”, remató.

“El contrato tiene 17 años en función de un pliego que retribuía con las tarifas y el Estado controlaba el servicio por la calidad de prestación. No controlábamos si dos pesos se gastaban en rulemanes, sino si el tren salía temprano y los vidrios estaban rotos. Este contrato ha tenido muchas penalidades desde 1996. 2009, 2010 y 2011 son los años con más penalidades”, insistió.

“Puse la cara al día siguiente de la tragedia, era parte de mi responsabilidad”, dijo Schiavi. Y remató: “Yo creo que hay una necesidad muy clara de buscar responsables. No tengo dudas. Y yo no voy a escapar a mi responsabilidad. Por eso yo no puse ninguna chicana, voy a juicio oral”.

En un mensaje a los familiares, Schiavi dijo: “Comparto el dolor. Yo no les contesto aunque han dicho cosas que han dolido mucho. Están en todo su derecho porque están en la búsqueda de la verdad (…) Tengo ganas de saber por qué pasó este accidente, es lo que a mí me desvela”.

El pasado 19 de febrero, tres días antes de que se cumpliera el primer aniversario de la tragedia, el juez Claudio Bonadío elevó a juicio oral la causa en la que además de Schiavi están imputadas otras 27 personas, entre las que hay funcionarios, exfuncionarios, los dueños y directivos de la empresa TBA, y el maquinista que manejaba la formación siniestrada.

Junto a Schiavi irán a juicio oral su antecesor en la Secretaría de Transporte Ricardo Jaime, los extitulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) Pedro Ochoa y Antonio Sícaro, y todo el directorio de Trenes de Buenos Aires (TBA), incluidos los hermanos Mario y Claudio Sergio Cirigliano.Fte.ambito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.