1 de febrero de 2023

INTERNACIONAL: Repsol demanda a la Argentina ante el Ciadi por YPF

La petrolera española Repsol presentó el lunes una demanda contra el Gobierno argentino ante un panel de resolución de controversias del Banco Mundial por la nacionalización de su filial YPF, dijo una fuente jurídica.

El reclamo expresa que Argentina violó un acuerdo para la protección recíproca de inversiones con España al llevar adelante una «expropiación discriminatoria que no respetó disposiciones legales», agregó la fuente a Reuters, con acceso a la presentación, bajo condición de anonimato.

La demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) no incluye el monto de la compensación exigida por Repsol, que será detallada en una instancia posterior del proceso.

La petrolera valoró en unos u$s10.000 millones su participación del 51% en YPF que el Gobierno argentino expropió en mayo pasado afirmando que el grupo español no invirtió lo necesario para evitar el declive de la producción de la mayor petrolera de nuestro país.

Repsol negó las acusaciones y aseguró que la expropiación fue una jugada del Gobierno para quedarse con los inmensos recursos de hidrocarburos no convencionales de YPF.

El Gobierno argentino se negó hasta ahora a negociar con Repsol una compensación por la expropiación. Un panel dependiente del Ministerio de Planificación Federal que debe tasar la participación nacionalizada de YPF aún no se expidió.

Repsol no excluye una negociación

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, Repsol recuerda que ya transcurrió el plazo de seis meses desde que se notificó la controversia al gobierno argentino por violación del acuerdo firmado entre España y Argentina en 1991.

La petrolera asegura que concretará las reparaciones y compensaciones a reclamar en los escritos de alegaciones que presentará en el CIADI una vez que éste proceda al registro de la demanda y se constituya el tribunal de arbitraje.

Fuentes de la compañía indicaron a EFE que la presentación de esta demanda no excluye la posibilidad de negociar directamente con el gobierno argentino y recordaron que las partes pueden poner fin al conflicto en cualquier momento en caso de alcanzar un acuerdo. «Vamos a agotar todas las vías«, insistieron esas fuentes.

Repsol envió el pasado mes de mayo una carta a la presidente de Argentina, Cristina Kirchner, en la que declaraba la existencia de la controversia entre la compañía y el Estado argentino, primer paso para llevar el caso ante el CIADI, la principal institución en materia de diferencias relativas a inversiones internacionales.

Según el acuerdo mutuo de protección de inversiones, el plazo para resolver discrepancias antes de presentar formalmente la demanda es de 18 meses, pero Repsol entiende que es de seis, en virtud de una cláusula que le permite acogerse al plazo menor que figure en los tratados similares que Argentina firmó con otros países.

La compañía española aspira a que se declare ilícita la actuación de Argentina y se le condene, bien a restaurar la situación, bien a indemnizar a la compañía por los daños y perjuicios ocasionados. Hasta la «nacionalización», Repsol era el máximo accionista de YPF, con el 57,4% del capital.

Repsol tiene abiertos otros frentes judiciales por la expropiación de YPF; en Argentina interpuso una demanda de inconstitucionalidad y ante la Justicia de los EEUUpresentó otra por vulneración de la normativa del regulador bursátil de ese país.

En España, un juzgado mercantil admitió a trámite en noviembre una demanda presentada por la petrolera española contra la estadounidense Chevron al considerar que realizó «competencia desleal» al pactar con el Gobierno argentino su participación en el proyecto de Vaca Muerta.

Una demanda esperada

El mes pasado, en una entrevista al diario español El País, el CEO de la compañía española, Antonio Brufau, aseguró que «todo país tiene derecho a nacionalizar lo que crea importante, pero esto implica «un justiprecio» y «no el que decida la parte que nacionaliza».

El presidente de la petrolera española había adelantado: «Vamos a usar todas las vías jurídicas. Acudiremos al CIADI -el tribunal de arbitraje del Banco Mundial- cuando lo veamos más conveniente».

Interrogado sobre el momento en que se rompieron las relaciones con Argentina, Brufau cree que el origen está cuando dieron a conocer el pasado año el gran descubrimiento de crudos y gases no convencionales de Vaca Muerta.

«Algo tan positivo ha resultado ser el detonante de la expropiación. Aquí está el origen del problema, en mi opinión», afirma Brufau.

El gobierno argentino anunció el pasado 16 de abril la expropiación del 51% de la compañía YPF, controlada por Repsol.

La petrolera española valoró en u$s10.500 millones su participación del 57,4 % en YPF y dijo que para expropiar el 50,1% de la compañía el Gobierno argentino debería lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA).

Preguntado por las relaciones de la compañía con el gobierno venezolano y el ofrecimiento de éste para mediar en el conflicto con Argentina, Brufau afirma que «no pueden ser mejores, lo que me sugirieron, entre otras cosas, es que PDVSA -Petróleos de Venezuela- participase en la solución del caso. Yo estaría encantado y así se lo dije a ellos».

Además, Brufau reconoció: «Estamos en mas de 30 países y hemos visto muchos procesos de nacionalización o renegociación en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia, en Libia…». «En todos esos casos nos hemos sentado a una mesa a negociar y hemos llegado siempre a acuerdos satisfactorios«, concluyó.

Fte.infobae