miércoles 25 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

SALUD: En un gesto de amor Sandra Mihanovich le donó un riñon a su ahijada

Un gesto solidario que sólo perseguía un objetivo: «dar amor». Esas fueron las palabras que usó la cantante Sandra Mihanovich cuando un representante de la Justicia le preguntó concretamente cuál era su interés en donar uno de sus riñones a su ahijada.

La legislación argentina impide la donación entre personas vivas que no sean familiares directos, por lo que la mera intención dio inicio a idas y venidas judiciales que finalmente llegaron a buen puerto. La intervención fue posible gracias a una autorización formal para la cirugía y la notificación para que el Incucai incorporara a la receptora en la lista de espera de trasplantes renales.

El deseo de Sandra y la necesidad de su ahijada se concretaron ayer en un centro privado de la Capital. «Salió bien de la operación, ahora necesita tranquilidad para reponerse», dijo en declaraciones a Clarín Iván Mihanovich, hermano de la cantante.

UN CAMINO EXTENSO

Lo sucedido ayer es consecuencia de un extenso camino que inició la cantante. Como la ley de Trasplantes prohíbe la donación de órganos o tejidos entre personas que no tienen un vínculo familiar directo, Mihanovich tuvo que iniciar un juicio para que se autorizara su entrega.

El diario Clarín accedió a la sentencia firmada el 30 de julio pasado por el juez federal subrogante a cargo del juzgado Civil y Comercial Federal 5, Alejandro Jorge Nobili, según la cual «se acredita la relación de profunda amistad y familiaridad entre la donante y la receptora y su familia», pues «queda comprobado que la señora Mihanovich es la madrina de bautismo de la receptora».

«Ese lazo, las declaraciones de los testigos y las de personas directamente involucradas dejan luz sobre el motivo altruista del acto, la solidaridad en que se funda y su gratuidad», destacó el fallo que dio luz verde a la donación.

En el expediente intervinieron peritos médicos y psiquiátricos y una asistente social, que acreditaron que Mihanovich era una paciente apta como donante, que el transplante razonablemente no le causará un grave perjuicio a su salud y que existen perspectivas de éxito para conservar la vida y mejorar la salud de la receptora.Fte.lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.