sábado 23 de octubre de 2021 🕒 06:19:37
El tiempo - Tutiempo.net

ECONOMIA: Dicen que Nación retiene $18.000 millones destinados a las provincias

Los fondos previstos en el Programa de Sustentabilidad de las Finanzas Públicas Provinciales, contemplados en el Presupuesto 2012, aún no se ejecutan. En total, son 18.000 millones de pesos que tendrían que repartirse entre los estados provinciales, necesitados de dinero fresco.

Esta iniciativa fue lanzada como parte del plan de desendeudamiento que Cristina Fernández prorrogó el año pasado. Una de las provincias con necesidades, Buenos Aires, reclamó a la Nación un auxilio extraordinario de 2800 millones de pesos, sólo recibió 1000 millones del fondo.

Además, el informe señala que la suma de Aportes al Tesoro Nacional (ATN) alcanza los $4.660 millones, pero el presupuesto nacional únicamente autorizar repartir $366 millones. Conseguir fondos de los ATN era un anhelo del Gobierno de Mendoza, pero se descartó.

Para la oposición, la crisis de provincias se potencia por manejo «discrecional» y «tosudez» del gobierno

El reparto «discrecional» de recursos en una etapa de menor crecimiento junto a la necesidad de discutir una reforma fiscal son las razones que la delicada situación financiera que atraviesan buena parte de las provincias, estimaron legisladores de distintos bloques de la oposición.

Así lo indicaron, en diálogo con DyN, el senador Ernesto Sanz (UCR) y los diputados Gustavo Ferrari (Peronismo disidente) y Claudio Lozano (FAP).

Sanz alertó que el que se presenta «es un horizonte preocupante en tanto siga la tozudez del problema de no hacerse cargo del problema» y estimó que la responsabilidad por la crisis que atraviesan varias provincias, especialmente por su magnitud la de Buenos Aires, «es compartida pero no en igualdad de proporciones» porque la Casa Rosada aplica un manejo «unitario» y «discrecional» de los recursos, estimó el senador radical.

El diputado Gustavo Ferrari (Frente Peronista- Bs.As.) coincidió con Sanz en que «el gobierno nacional ha invertido para crear un mercado de dependencia política, ha dado vuelta la manera de provisión de fondos para los estados federales» y citó que «hasta en las provincias mas kirchneristas, como Entre Ríos, (Sergio) Uribarri pagó el sueldos en cuotas y sin embargo no lo acusaron de nada» como pasa con el bonaerense Daniel Scioli.

Por su parte, el diputado del Frente Amplio Progresista (FAP) Claudio Lozano marcó la necesidad de «ajustar la transferencia de ingresos en la Argentina, que fue postergada sistemáticamente por el gobierno nacional y las provincias», dijo.

Lozano opinó que «las transferencias tienen que ver con el pasado» y que ahora «habría que discutir el establecimiento de pisos mínimos de garantías en seguridad, educación, justicia, etc., que hoy no existe. Hoy en día hay servicios según la particularidad financiera que cada distrito tiene».

En tanto, puntualizó que «desde 2007 hasta ahora hay una situación de desequilibrio de las cuentas públicas, el déficit del Estado Nacional para este año rondará los 60 mil, 70 mil millones de pesos y el de las provincias estará en 30 mil millones, de los cuales 15 mil millones son de la provincia de Buenos Aires».

El radical Sanz sentenció que «este modelo es unitario porque hay una concentración brutal de recursos en la Nación que hoy está por superar el 75 por ciento de los recursos totales del Estado, algo que nunca se había antes. Y discrecional, porque se han violando todas las reglas del juegos» ya que el gobierno central no cumple con el 34 por ciento de piso de la coparticipación y reparte los programas que controla «a gusto y voluntad».

Para superar el cuadro, Sanz sostuvo que «debería haber un sinceramiento de las dos partes: de parte del gobierno nacional para establecer reglas del juego estables, y de algunos gobiernos provinciales, para reconocer y corregir sus falencias particulares».

En tanto el denarvaízta Ferrari remarcó que en el caso de la provincia de Buenos Aires, «viene con un problema estructural desde los 80 cuando perdió 7 puntos de coparticipación por decisión entonces del Presidente Alfonsín, lo que se recuperó de alguna manera con el Fondo del Conurbano, que era el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las ganancias», pero que, en el 96, quedó congelado en 650 millones de pesos, entonces convertibles en dólares.

«Hoy esos 650 millones equivalen solo al 0,5 por ciento del impuesto a las Ganancias, un poco menos. Si hoy se recompusieran el 10 por ciento del impuesto a las Ganancias y se repusiera el Fondo del Conurbano, la provincia recibiría 13 mil millones de pesos», añadió.

Finalmente subrayó que la provincia «contribuye con el 39 por ciento de los fondos que recauda a la coparticipación, apenas recibe el 19 por ciento. De toda la recaudación del Estado Nacional que son mas o menos 554 mil millones de pesos, la provincia contribuyente con 200 mil millones y recibe casi nada. Hay un tema estructural gravísimo».

Al respecto, Lozano reflexionó que en lo que ocurre en territorio bonaerense «los responsables son ambos, Scioli y la Nación. Es absurdo que el Gobierno responsabilice a Scioli cuando el tipo de administración que lleva adelante es la misma en los últimos tiempos y por la que fue el candidato del Frente para la Victoria en la última elección» con «una estrategia que fue validada, ratificada y aprobada por el gobierno nacional».

«Lamentablemente -dijo por último Lozano- lo que hay en este escenario es una confluencia entre la Nación y la provincia para descargar el peso de la crisis en la gente».Fte.diariohoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.