sábado 16 de octubre de 2021 🕒 17:55:55
El tiempo - Tutiempo.net

ECONOMIA: Argentina y la crisis económica

ARTICULO PRODUCIDO POR EL RECONOCIDO ECONOMISTA EX PRESIDENTE DEL BCRA DR. RODOLFO ROSSI PARA EL MULTIMEDIOS PRISMA
Hay dos factores importantes que están determinando el “cepo” cambiario que vive la Argentina. 1) El “Dólar administrado por el BC”, en la política de intentar mantener un nivel de salario nominal elevado, en la suposición que una desvalorización monetaria elevaría casi todos los precios de la economía. Esto es de apreciar poco trascendente, aunque distorsionante. 2) La revaluación del US$ en el Mundo (ya el índice Dollar DXM2 está en 82,95 y en ascenso) lo que señala que prácticamente todas las monedas y las materias primas se estén desvalorizando. Esto último, es determinante, que la mayoría de los países reducirán su nivel de actividad económica y algunos ingresarán en recesión. Ciertamente este 2) punto supera totalmente la consideración del 1).

El US$ paralelo (“Blue”) está reflejando plenamente esta circunstancia. Es de mercado. Y refleja la revaluación del US$ en el mundo.

El sector inmobiliario está siendo bien afectado. Cayó 11.1 % las ventas de propiedades en el 1° trimestre. Su declinación continúa y se acentuará en el intento gubernamental de “nacionalizar” los precios y transacciones de los bienes inmuebles. Es de considerar, que el valor de los inmuebles, en términos reales decrecerá alrededor del 20 % por las actuales condiciones de la economía nacional y también, en parte, porque estaban sobre valorizados.

Es probable que, en su declinación del nivel de actividad y precio real, se produzca alguna paralización en sectores determinados como transacciones de campos y departamentos de muy buenos niveles. No se entrevé una política financiera de “fondeo a largo plazo” anti cíclica, por lo que los inmuebles de valores inferiores a US$ 120.000 también estarán en declinación, aunque no paralizada sus ventas.

Sectores dinámicos como el automotriz, por ejemplo, también se verá afectado y es de esperar, que este año las ventas de automotores nuevos totales, apenas superarán los 500.000 vehículos, cuando al inicio del año se hacían cálculos de una producción de 800.000 unidades.

En este entorno de reducción de actividad consecuente de la construcción y de la industria automotriz (“industria de industrias”), es de entrever que la mayor parte de los sectores productivos estarán deteriorados económicamente, pudiendo señalar solo aquéllos que podrían mantener su nivel de actividad en términos positivo. Los mismos serán los vinculados a la alimentación y bebidas y los servicios de esparcimiento general de utilización doméstica.

Finalmente es de señalar que la crisis económica se estaría insinuando en una buena parte de los países desarrollados. Ciertamente las políticas de “cierre de la economía”, de “regulación de casi todas las variables económicas disponibles”, de “mayores controles generales”, de “dirigismos económico estatal”, en nuestro país, la estaría potencializando con una disminución de la actividad económica y con el aumento de los costos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.