miércoles 28 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

CÓRDOBA: Violación seguida de muerte

ARTICULO PRODUCIDO POR EL DR. HUGO LOPEZ CARRIBERO PARA EL MULTIMEDIOS PRISMA
La noticia, no pudo haber sido peor. La ferocidad de un macabro hacho se
puso de manifiesto de la manera más despiadada.

La búsqueda de una nena de 11 años que estaba desaparecida desde ayer tuvo
un final trágico: el cuerpo de Rocío fue encontrado a la vera de una ruta
cerca de la localidad de La Calera.

Las primeras fuentes dan a conocer que hubo abuso sexual con penetración,
luego la niña fue asfixiada y quemada

El presunto autor se encuentra detenido, a disposición del Poder Judicial
de la Provincia de Córdoba.

Desde ya, como no podía ser de otra manera, la problemática judicial es
amplia, y necesaria mente severa para el acusado, que de ser declarado
culpable le espera la cárcel para el resto de vida.
En tal sentido la ley panal castiga al que abusare sexualmente de persona
de uno u otro sexo, cuando ésta fuera menor de trece años o cuando mediare
violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de
dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima
por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción.

La pena se agrava cuando hubiere acceso carnal por cualquier vía.

Sin perjuicio de ello, el caso que nos ocupa, ha encontrado especial
contemplación en la Código penal, toda vez que se establece que se
impondrá reclusión o prisión perpetua, cuando resultare la muerte de la
persona ofendida. Es lo que habitualmente los abogados penalistas llamamos
violación seguida de muerte. De allí el especial tratamiento que la ley
criminal le proporciona a un evento tan despreciable.

Por este hecho, fue detenido un hombre de profesión mecánico, quien se
quebró en temple, y fue quien finalmente el que aportó los primeros datos
para llegar al lugar en el que estaba el cadáver.
Los primeros análisis realizados por los forenses indicaron que la nena
habría sido violada y asfixiada.
En la misma provincia, hace unos años en el caso de Nora Dalmasso, había
un matiz que cobraba fuerza desde la investigación criminal, en el marco
de la hipótesis de la violación seguida de muerte. La pesquisa quedó
estancada por entonces.

En este delito, la perversidad es la apropiación del cuerpo de otro en
desmedro de su subjetividad, y en desprecio de su humanidad, para someter
a sexualmente a la víctima, sabiendo que tiene la capacidad mental de
matarla, de ser necesario para saciar sus inquietudes morbosas.

Esta morbosidad, rara vez alcanza para declarar al reo inimputable. Y en
la mayoría de los casos debe responder con todo el peso de la ley.

Son casos aislados, que nada tiene que ver con la problemática de la
inseguridad diaria. Son caso en que casi no merece ser contemplada
atenuante alguna.

Es la semilla del psicópata que estuvo germinando durante muchos años,
hasta que el calor de su mente despiadada hizo que saliera a la
superficie, para lucir su ferocidad en el momento adecuado. Ese momento,
muchas veces no es casual, sino que es buscado, generado y esperado por el
perverso, como una fiera agazapada.

Son seres irrecuperables, casi seguro que sí. Por mi parte me cuenta
pensar en una reinserción social de semejante individuo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.