viernes 23 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: La fortaleza de las monedas de los países emergentes

ARTICULO PRODUCIDO POR EL RECONOCIDO ECONOMISTA Y EX PRESIDENTE DEL BCRA DR. RODOLFO ROSSI PARA EL MULTIMEDIOS PRISMA
¿Y PORQUÉ NO, LAS MONEDAS DE LOS EMERGENTES?
Hasta la fecha, el año 2012, ha sido muy proficuo para las monedas de los países emergentes. Desde Enero, el Real con relación al Dólar americano se revalúo el 7,8 %; el Peso Chileno, al igual que el Peso Colombiano un 8,0 %; el Peso Mexicano un 9,1 %. El Índice MSCI de Monedas de Mercados Emergentes subió el 4,2 % superando US$ Dollar Index DXYI (que relaciona el US$ con la “canasta” de monedas constituido por el Euro, Yen, Libra Esterlina, Marco Suizo, Corona Sueca y Dólar Canadiense) que se revalúo un 1,6 %.También el índice de Monedas de Mercados Emergentes superó el Índice de Commodities Goldman Sachs y a la mayoría de los Índices bursátiles del mundo (Se exceptúa el Merval, DAX, Shangai, Moscú, San Pablo y Perú).

¿Qué está pasando con las monedas de los países emergentes? Durante el año 2011, los inversionistas eludieron a los mercados emergentes y en el “Fly to quality”, se cubrieron con el US$ y los Bonos del Tesoro de EEUU. El temor de que el Euro se desmembrara luego de tantas vacilaciones y dilaciones de la diligencia política Europea y el FMI, determinaron que se direccionadan las inversiones, con el firme pensamiento de la “revalorización del US$ y la debilidad del Euro”.

Sin embargo, tras recibir casi medio millón de Euros en préstamos baratos del Banco Central Europeo, los Bancos de la Zona del Euro tuvieron un respiro y hasta un dilema financiero: Invertir el dinero en Bonos Soberanos lucrativos, pero potencialmente riesgosos o conservar la liquidez, aunque ello implique una pérdida. También coadyuvó a la liquidez y a la tranquilidad, el último Memorándum de la FED, donde explícitamente se señala que la “actual política monetaria de tasas de interés de referencia continuará hasta el año 2014”.

Consecuencia de ello, conjuntamente con las buenas sensaciones que están llegando de China, con un PMI manufacturero con un nuevo y adicional repunte en Enero (sorprendente, por las interrupciones del Nuevo Año Lunar), a lo que se adiciona el último Informe del Banco Popular de China, en el que transmite la posibilidad de nuevas medidas de relajación cuantitativa para el mes de Febrero próximo, están determinando que buenos inversores estén comprando deuda de mercados emergentes denominada en divisas locales, para ganar exposición, tanto por los altos retornos (Ejemplo: Tasa SELIC de Brasil, actual 12 %), como por la revalorización de la moneda subyacente. Parecería que por lo que esta ocurriendo – con precisión desde el 12 de Enero de 2012, a la fecha – es una percepción más positiva de los mercados emergentes, en tanto que el mundo desarrollado occidental, continúa en estado de confusión y debate.

La tendencia de la divisa estadounidense, en tanto exista “la inundación de dólares en ´países emergentes”, es a la baja y en estos países, sólo se podría detener o reducir con la intervención de los Bancos Centrales. En tales circunstancias, la desvalorización del US$, a EEUU lo beneficia, en virtud de su mejor competencia comercial externa y también, por que los “BRIC” (Brasil, Rusia, India, China) y otros países emergentes bien perfilados, se ven en la necesidad de comprar Dólares americanos para evitar las malas consecuencias de una mayor revalorización de sus respectivas monedas.

Es de señalar los puntuales problemas que estarían sufriendo Australia, Colombia, Brasil, Chile, entre otros, por la fortaleza de sus monedas, en parte soslayada por una mayor productividad.

Pero, lo real y predominante, es que la mayor parte de los países emergentes, están viviendo la revalorización de sus monedas, ajenos a la crisis de la zona del Euro, que evidentemente, aun no tiene una solución definitoria.

No obstante, es de señalar que una gran parte de tales países emergentes son productores de “commodities” y los precios de los mismos deberían afirmarse por la “debilidad del US$”, señalada de estos últimos 30 días. Al respecto, el Índice S&P GSCI cerró el viernes 3 de Febrero en 653,35, versus un valor de 660,76 de fines del año 2011. (En el caso de la soja aumentó a 453 dólares la tonelada, Mercado de Chicago, versus 436 dólares, del 30/12/2011).

Nuestro país desvalorizó su moneda frente al US$, desde el 1° de Enero de 2012 a la fecha, en un 0,30 %. La revalorización del Peso ($) se está produciendo a través de la inflación interna existente, que siempre incluye improductividad. En general, no somos receptores de fondos financieros del exterior (no obstante la existencia de una alta tasa de interés interna) por la particular situación de “control de cambios” existente, que repele la probabilidad del ingreso de tales fondos.

Es probable, que en la cobertura con reservas disponibles a la base monetaria, se tenga en el 2012, un déficit de alrededor de US$ 12.000 millones. Seguramente, nos “arreglaremos con lo nuestro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.