miércoles 20 de octubre de 2021 🕒 17:46:04
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: En conferencia de prensa el Ministro Randazzo acusó a la prensa de atentar contra la calidad institucional y la democracia

En una agitada conferencia de prensa que convocó para brindar los datos del escrutinio definitivo, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, ratificó ayer el triunfo de Cristina Kirchner en las primarias con más de 10,7 millones de votos y acusó a los diarios Clarín y La Nación de atacar “la calidad institucional” y “atentar contra la democracia y la transparencia” del sistema electoral, por haber difundido informaciones y denuncias de presuntas irregularidades en esos comicios.

Randazzo hizo una presentación en la Sala de Conferencias de la Casa de Gobierno, en la que alternó gráficos y números del escrutinio definitivo con recortes de artículos de los dos diarios, a los que acusó de “omisión” y “tergiversación” para “tratar de empañar un acto electoral que ha sido ejemplar”.

En su defensa de la transparencia de los comicios, el ministro destacó que la diferencia fue de solo 0,03 por ciento entre el resultado provisorio que dio Interior y el definitivo de la Justicia Electoral.

Randazzo elogió al fallecido Néstor Kirchner por su reconocimiento de la derrota en la provincia de Buenos Aires en 2009, y luego lanzó su párrafo más polémico, en el que habló de “la irresponsabilidad” de “algunos” medios, “fundamentalmente (…) del multimedio Clarín, del diario La Nación, de los dirigentes de la oposición que terminan siendo funcionales a los monopolios mediáticos con una actitud claramente atentatoria contra la calidad institucional, que atenta contra la democracia y contra la transparencia de un sistema electoral que es un ejemplo”.

“Parte de la oposición funcional a los grupos mediáticos salió a ratificar esta operación”, insistió Randazzo, y definió las denuncias (recogidas del juez electoral platense Manuel Blanco, quien habló de “horrorosos errores” en el escrutinio, o de miembros de la oposición entre otros) como “una crítica de quienes pretenden una democracia más débil”.

Las acusaciones ya habían generado rispidez, cuando en un momento el ministro mostró un artículo de La Nación escrito por el periodista Mariano Obarrio, presente en la conferencia, a quien nombró para cuestionar el texto. El periodista le reclamó a viva voz que leyera la nota completa y no sólo una frase que dejaba dudas. Randazzo pidió “respeto”, aunque no admitió el pedido de leer todo el artículo y siguió con su informe. Más tarde, entrevistado por Radio Uno, Obarrio recordó que días atrás el ministro le anticipó que iba a “masacrar a los medios” cuando le tocara anunciar los datos del escrutinio definitivo.

Randazzo tuvo elogios hacia el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, quien en medio de la polémica reclamó “prudencia”, minimizó las denuncias y aclaró que “los resultados de las elecciones no están en cuestión”.

Cuando llegó el turno de las preguntas, varios periodistas manifestaron su disconformidad.

Raúl Zapata, de Crónica TV, le dijo a Randazzo que había sido “bastante ofensivo” hacia medios y periodistas y preguntó si el Gobier no iría a la Justicia para denunciar la “operación” contra “la calidad institucional” y “la democracia”. “Pido perdón si he ofendido”, dijo el ministro y aclaró que “no hace falta recurrir a la Justicia” porque “creo en el pueblo argentino”.

A su turno, Jorge Sluger, de radio Ciudad y secretario del Círculo de Periodistas de la Casa de Gobierno manifestó su “disconformidad” por haber hablado Randazzo la mayor parte del tiempo “para castigar a los medios, sin ningún motivo”. El ministro aclaró que “no descalifiqué a la prensa de ninguna manera”.

Luego Obarrio preguntó si “vamos a tener que pedir permiso al Gobierno, a la Presidenta para publicar una denuncia de la oposición o lo que dice un juez”. La última pregunta la hizo este cronista: si el ministro no consideraba “peligroso” acusar a los medios de atentar contra la democracia y si no contribuía a crear un escenario de violencia.

“No es peligroso contarle al pueblo lo que es absolutamente falso”, cerró el ministro.Fte textual, clarin.com.ar