viernes 25 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ROMA: Juan pablo II más cerca de ser santo

CIUDAD DEL VATICANO.-El papa Benedicto XVI proclamó ayer “beato” a su predecesor Juan Pablo II (1978-2005) durante una imponente y multitudinaria ceremonia celebrada en la plaza de San Pedro ante decenas de miles de personas provenientes de todo el mundo, entre ellos decenas de argentinos, que ovacionaron y aplaudieron.

El Papa, que llevaba la casulla y la mitra de Juan Pablo II, pronunció la fórmula en latín a través de la cual elevó a la gloria de los altares a su predecesor, con quien colaboró durante 23 años.

“Concedemos que el venerado Siervo de Dios Juan Pablo II, papa, sea de ahora en adelante llamado beato”, proclamó.

“SANTO YA”

Clic para ampliarUn largo aplauso y gritos como en el día de los funerales de “Santo subito” (Santo ya) estallaron en la plaza, llena de gente que enarbolaba banderas de numerosas nacionalidades, entre ellas argentinas, polacas, españolas y brasileñas.

La emoción reinó entre los representantes de 86 delegaciones de países extranjeros y sobre todo en aquellos que lo conocieron de cerca, como el cardenal polaco Stanislao Dziwisz, secretario por más de 40 años de Juan Pablo II.

“Percibíamos el perfume de su santidad”, reconoció durante su homilía el Papa alemán, quien elogió “la fuerza de un gigante” que tuvo para “invertir” la tendencia de “la sociedad, la cultura y los sistemas político y económicos” de abandonar el cristianismo.

Una inmensa fotografía de 1995 de un sonriente y saludable Karol Wojtyla, desplegada en el balcón central de la basílica, fue desvelada en el momento de la beatificación.

Durante la ceremonia, que se celebró bajo un sol templado, el Papa usó también el cáliz que Juan Pablo II empleó en los últimos años.

El culto litúrgico del nuevo beato será celebrado el 22 de octubre de cada año, en el aniversario del comienzo del pontificado de Juan Pablo II en 1978.

EN TIEMPO RECORD

La beatificación del Papa polaco, quien falleció el 2 de abril de 2005 a los 84 años tras una larga enfermedad, es el paso previo a la canonización y se llevó a cabo en un tiempo récord, “de razonable rapidez”, reconoció Benedicto XVI, al ser inferior a los cinco años habitualmente necesarios para iniciar el proceso.

La policía de Roma estimó que más de un millón de personas llegaron a la capital, la mayoría de ellas para asistir a la beatificación. El nuevo beato, entre los papas que más tiempo han ocupado el trono de Pedro, transformó el rostro de la Iglesia en casi 27 años de pontificado.

En total 22 jefes de Estado y de Gobierno asistieron al evento, entre ellos los presidentes de México, Felipe Calderón, de Honduras, Porfirio Lobo, y el controvertido presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, mientras casi todos los países latinoamericanos enviaron importantes delegaciones para rendir homenaje al pontífice que recorrió la región de punta a punta. La víspera, una “noche blanca” de oración y preparación fue celebrada por unas 200.000 personas, la mayoría jóvenes, en el Circo Máximo, en el centro de Roma, mientras hoy será oficiada una misa de acción de gracias en la Plaza de San Pedro, presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.