lunes 24 de junio de 2024 23:45:56

LEY DE BASES: EL GOBIERNO NACIONAL TRABAJA SIN DESCANSO PARA LOGRAR LOS VOTOS

Funcionarios claves del Gobierno nacional se han estado moviendo para conseguir consensos que ayuden a aprobar la Ley Bases y el paquete fiscal.

En un clima de expectación y tensiones, La Libertad Avanza avanza hacia la aprobación de la Ley de Bases y el paquete fiscal en el Senado de la Nación, tras destrabar el dictamen la semana pasada. No obstante, la recta final se presenta llena de desafíos, especialmente en la obtención de los votos necesarios para algunos artículos críticos que afectan directamente al Gobierno nacional

El oficialismo parece tener asegurada la votación en general de estos megaproyectos legislativos. Sin embargo, el conteo detallado de votos realizado en las oficinas de algunos senadores revela dificultades en capítulos sensibles como las facultades delegadas, la privatización de empresas estatales y la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias.

El capítulo de privatizaciones es especialmente polémico y ha sido defendido con firmeza por el jefe de Gabinete, Guillermo Francos. La posibilidad de incluir un conjunto de empresas en el paquete de privatizaciones ha generado oposición en el hemiciclo. Esta resistencia podría poner en riesgo la aprobación de todo el capítulo, dado que la venta de estas empresas sigue siendo un tema controversial entre los legisladores, informó NA.

Además, la exención del 22 por ciento en Ganancias para los patagónicos no garantiza el apoyo unánime de los senadores de esa región. Varios representantes provinciales han manifestado su negativa a apoyar cualquier modificación que proponga el Gobierno en relación a Ganancias, mostrando así su descontento con las propuestas actuales.

En cuanto a las facultades delegadas, persisten las preocupaciones sobre su redacción. Algunos senadores todavía desconfían de cómo podrían ser utilizadas, lo que añade otro obstáculo en el camino hacia la aprobación completa del paquete legislativo.

A pesar de estas dificultades, el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI) ha encontrado un inesperado consenso, incluso dentro del bloque kirchnerista, lo que marca un contraste con el tono de los debates iniciales en la Cámara alta durante mayo. De manera similar, aunque sin el apoyo explícito del kirchnerismo, el blanqueo de capitales también parece avanzar hacia un consenso favorable.

Fuentes oficiales aún no han precisado la fecha exacta de la sesión en la que se votarán estos proyectos. El escenario ideal es el miércoles 12 de junio, aunque no se descarta que la votación se posponga hasta el jueves 13. Mientras tanto, el oficialismo se apresura a asegurar los votos necesarios, realizando intensas negociaciones y contactos permanentes con los jefes de los bloques más dialoguistas.

En este contexto, el vicejefe de Gabinete Ejecutivo, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabal Murphy, estuvieron presentes en el Senado ayer, martes. Aunque no han programado reuniones formales con los líderes de los bloques, admitieron que mantienen un contacto constante, lo que subraya la importancia y la complejidad de las negociaciones en esta fase crucial.

La aprobación de estos megaproyectos es fundamental para la administración actual, y aunque el camino no está exento de obstáculos, el oficialismo sigue trabajando para lograr la luz verde en cada uno de los capítulos críticos antes de la fecha límite.