viernes 17 de mayo de 2024 20:56:25

DESEMPLEO ESTIMAN QUE SUBIÓ SOBRE EL CIERRE DE 2023 Y ADVIERTEN SOBRE EL IMPACTO DE LA RECESIÓN EN LOS PUESTOS DE TRABAJO

Este miércoles el Indec publicará el índice de desocupación del cuarto trimestre del año pasado, que rondaría el 7 por ciento. Alerta por empleos en la construcción y en la administración pública

El desempleo subió sobre el cierre del 2023 según estimaciones privadas y oficiales el impacto de la profunda recesión de los primeros meses de este año amenazan con hacer empeorar esos indicadores. Este miércoles el Indec dará a conocer el índice de desocupación oficial del cuarto trimestre del año pasado.

El último dato oficial conocido había sido el del tercer trimestre del 2023, cuando el desempleo fue de 5,7 por ciento. La información preliminar sobre el estado del mercado laboral suele llegar por parte de la Secretaría de Trabajo, pero este mes esa cartera, que atravesó un cambio de autoridades con la salida de Omar Yasin y la llegada de Julio Cordero, interrumpió la publicación de sus dos informes mensuales.

Por esa razón, el alcance del reporte SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino), que es el más representativo, tiene datos solamente hasta noviembre, cinco meses de rezago. Otro informe, con una extensión más acotada ya que solo contempla empresas de más de 10 empleados en algunas ciudades argentinas, es el de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que sí llegó hasta diciembre antes de que se interrumpiera el calendario normal de publicación de estadísticas laborales.

Ese informe dio como resultado una leve contracción del nivel de ocupación. “El nivel de empleo privado registrado en empresas (de más de 10 personas ocupadas) del total de los aglomerados urbanos relevados presentó una reducción de 0,5% en relación con el mes de noviembre. Esta caída se debe, fundamentalmente, a la reducción del empleo por razones estacionales en la Construcción”, detalló.

La información preliminar sobre el estado del mercado laboral suele llegar por parte de la Secretaría de Trabajo, pero este mes esa cartera, que atravesó un cambio de autoridades, interrumpió la publicación de sus dos informes mensuales

“Excluyendo a este sector afectado transitoriamente por la estacionalidad, el nivel de empleo registrado privado presentó una leve contracción de 0,1% en relación al mes anterior. En términos interanuales, el nivel de empleo asalariado registrado se incrementó un 1,1%”, planteó la Secretaría de Trabajo.

La exclusión de la construcción del cálculo del índice general fue fundamentado, en el reporte oficial, en que “por las características inherentes del sector el nivel de empleo registrado se contrae transitoriamente en los meses de diciembre de cada año. Este fenómeno obedece a que un número importante de trabajadores de la Construcción se desvinculan de sus puestos de trabajo a fines de diciembre para ser nuevamente contratados en enero, con el propósito de percibir el fondo de cese laboral con el que cuenta la actividad”.

Más allá de esa particularidad, la construcción es uno de los sectores en los que se espera que haya un impacto en los indicadores laborales por el freno en la obra pública. De acuerdo a un informe de Indec, en diciembre de 2023 había 432.729 puestos de trabajo en el rubro, un 3,2% de caída en relación con el mismo mes del año anterior.

“En cuanto al resto de los sectores de actividad, se observa una dinámica laboral marcadamente heterogénea: los sectores de Comercio, restaurantes y hoteles y Transporte, almacenamiento y comunicaciones incrementaron sus niveles de empleo entre 0,4% y 0,5%, respectivamente, mientras que la Industria presentó una caída mensual del 0,5%. El resto de los sectores productivos no presentaron variaciones significativas del empleo”, concluyó la cartera laboral.

La previsión de consultoras privadas marca que la desocupación mostrará, en el informe que difundirá el Indec este miércoles, una suba en comparación con el trimestre anterior y con el mismo del año anterior. “Esperamos un aumento del desempleo en el trimestre, afectado por la sensible caída de la actividad en el mismo período”, mencionó un informe de LCG.

“En base a los datos del EMAE, la actividad se contrajo 1,9% promedio respecto al trimestre anterior, pero con una baja acumulada del 3,2% desestacionalizado en los últimos dos meses. Esto implica menor creación y cierta pérdida de empleo. Los puestos de trabajo registrado que crecían a importantes tasas comenzaron a mostrar cierta merma en el crecimiento desde mediados de año, anticipando lo que podría ocurrir en el mercado de trabajo general”, consideraron desde esa consultora.

“En paralelo, en un contexto inflacionario que lleva a la caída del poder adquisitivo, la oferta laboral (PEA) podría haberse incrementado ante la necesidad de complementar ingresos por parte de los hogares. Por ello, esperamos una tasa de desocupación cercana al 7%, 1,3 puntos porcentuales más que el trimestre anterior y 0,7 puntos porcentuales más que un año atrás”, concluyeron.

Desde el primer mes de Gobierno del presidente Javier Milei otro sector que experimentó una contracción en sus indicadores laborales es el de la administración pública. Tal como informó Infobae, entre los trabajadores en convenio, donde se pasó de 276.896 trabajadores en noviembre a 231.176 en diciembre, de acuerdo a datos del organismo estadístico.

De acuerdo a un informe de Indec, en diciembre de 2023 había 432.729 puestos de trabajo en el rubro, un 3,2% de caída en relación con el mismo mes del año anterior

La advertencia que hacen en el sector privado es que la recesión implicará un impacto en los índices de desocupación. “En lo que respecta a 2024, consideramos que varios frentes afectarán al mercado laboral. En primer lugar, la fuerte pérdida del poder adquisitivo, sobre todo en los primeros meses del año, propiciará un aumento de la participación en el mercado de trabajo: más gente buscará un empleo para apuntalar los erosionados ingresos familiares”, planteó Ecolatina.

“Al mismo tiempo, la fuerte recesión seguramente acarreará pérdida de empleo formal en algunos sectores, especialmente aquellos más dependientes de la demanda interna -dentro de los cuales estaría la construcción, producto de un creciente costo en dólares y la eventual parálisis en la obra pública-. Además, las perspectivas podrían complicarse en aquellos sectores productivos que dependen en mayor grado de la protección, que podrían sufrir más como consecuencia de una apertura comercial”, mencionó en un informe durante las primeras semanas del gobierno de Milei.

“Sin embargo, esta nueva potencial masa de desocupados no implicará necesariamente un sustancial incremento en el desempleo. Incluso en un escenario crítico, es de esperar que parte de la pérdida de empleo formal migre hacia puestos de trabajo informales y cuentapropistas, caracterizados por ser de menor calidad. Este cambio, si bien no es deseable, puede ser un factor que contenga el incremento del desempleo, que subiría a la zona del 8%”, estimaron en ese momento esde esa consultora.

Como comparación, el Fondo Monetario Internacional también hizo su propio cálculo sobre cómo variará el desempleo argentino en el primer año de mandato libertario en medio de un programa económico que implicará para estos primeros meses un fuerte impacto en la actividad económica. El staff técnico del FMI también coincidió con que el número final de desocupación del 2024 será 8% pero desde un 6,6% con el que terminaría el 2023, es decir casi un punto y medio porcentual de aumento en ese indicador.