miércoles 29 de mayo de 2024 05:27:41

ECONOMÍA: HAY PRECIOS DE LA CANASTA BÁSICA QUE AUMENTARON MAS DEL 100% EN DÓLARES EN TRES MESES

El arroz, con un salto del 113%, y la harina, con un incremento del 103%, lideraron las subas medidas al tipo de cambio libre desde octubre hasta enero. Las claves estarán en cuánto soportará el bolsillo y cuándo se consumirá la competitividad cambiaria que dejó la devaluación

En medio del desplome que se registró durante enero en los datos preliminares de consumo que manejan las empresas, algunos alimentos de la canasta básica acumularon en los últimos tres meses aumentos de entre 40% y 113% en sus precios medidos en dólares. Si bien la Argentina no se encuentra “caro” respecto a otros países, la mayor incógnita es cuánto pueden aguantar los bolsillos ese impacto en un contexto de fuerte salto de la pobreza y la indigencia que se profundizó tras la última devaluación que aplicó el Gobierno.

Un informe de la consultora Econviews precisó que, tras el salto que anunció en diciembre el ministro de Economía Luis Caputo, el tipo de cambio real se encuentra 21% por encima de su promedio histórico mientras se mantiene con un deslizamiento del 2% mensual, muy por debajo de la tasa de inflación. Si se tiene en cuenta el dólar libre, esa brecha se encuentra 90% por encima.

El trabajo afirma que el país no está “caro en dólares” cuando se toma la canasta de alimentos que publica el Indec y se la compara con la de Estados Unidos. “Tomada al blue, en enero la canasta de supermercado que publica el INDEC salía la mitad que en EEUU. Pero en octubre era un tercio. En tres meses, algunos productos se encarecieron un 40-100% medidos a ese tipo de cambio”, advirtieron.

En efecto, el cuadro de la consultora muestra que el precio del pan francés que utiliza el organismo estadístico pasó de USD 1,15 en octubre a USD 1,57, con un salto del 33% y una diferencia considerable contra los USD 4,48 que toma como referencia el país norteamericano.

La harina de trigo, por caso, pasó en esos meses de USD 0,29 a USD 0,58 con un incremento del 103%, seguido por el arroz blanco que pasó de USD 0,84 a USD 1,80 con un salto del 113 por ciento. Los fideos secos de 500 gramos costaban USD 0,55 en octubre y en enero estaban a USD 0,99, una diferencia del 79 por ciento.

El kilo de carne picada pasó de USD 2,2 a USD 3,05, una diferencia del 38 por ciento en el período analizado. El kilo de pollo entero pasó de USD 1,17 a USD 1,65, una suba del 41 por ciento. El litro de leche costaba USD 0,44 y el mes pasado se encontraba en USD 0,74, es decir, un aumento del 68 por ciento. La docena de huevos de gallina pasó de USD 1,40 a USD 1,62, una suba del 16 por ciento. En tanto, el kilo de azúcar pasó de USD 1,08 a USD 1,16, 8% más en el mismo lapso.

“Y la foto de enero toma los precios promedios de ese mes y el dólar blue a 1,140 pesos. Si consideramos que el viernes cerró en 1,060 pesos y la inflación en alimentos rondó 6,5% en la primera quincena de febrero, la foto ya luce un poco peor”, advirtió Econviews.

En los próximos meses, el combustible podría continuar con la tendencia que mostró desde el inicio del nuevo Gobierno. La nafta súper de YPF, por caso, se vende a $700 en la Ciudad de Buenos Aires, es decir, menos de un dólar al tipo de cambio mayorista ($836) y al libre ($1.110). La intención de la petrolera estatal es llevar los precios en surtidores a la zona de USD 1 o USD 1,4 por litro en los próximos meses.

Para el analista económico y director de la Consultora Focus Market, Damian Di Pace, hay tres factores a tener en cuenta en la evolución de este proceso para los próximos meses. Allí se encuentra si el aumento de los precios en el mercado interno medidos en dólares continuará, si el dólar oficial se retrasa y cuál será el impacto de la pérdida del poder adquisitivo en este contexto.

“La gran incógnita para los próximos meses es si en el mercado interno esos aumentos de los precios en pesos en su conversión a dólares seguirá al alza y si en el frente externo este tipo de cambio seguirá siendo competitivo para acelerar las liquidaciones por parte de los exportadores. Para el primer caso el gobierno proyecta caída en la variación de precios más acentuada. Para el segundo caso está en carpeta la posibilidad de otorgar un tipo de cambio diferencial para las exportaciones con un mix del 80% al oficial y 20% al dólar contado con liquidación sin forzar a una corrección brusca del tipo de cambio”, detalló Di Pace.

Por otro lado, el director de Focus Market apuntó: “Para el caso doméstico los ingresos de los argentinos cayeron en su conversión a dólares por lo cual la pérdida de poder adquisitivo de nuestra moneda también les ha restado capacidad de consumo en el mercado interno con caídas en las ventas del 18,5% en consumo masivo y 26,8% de las ventas minoristas en general en enero”.

El Indec informó la semana pasada que la Canasta Básica de Alimentaria (BCA) del Indec aumentó 18,6% en enero y 296,4% en los últimos doce meses, por encima de la inflación (254,2%). No es casualidad que en ese contexto se registre un sensible incremento de la indigencia y de la pobreza. Los cálculos de la UCA arrojaron que la población que no llega a cubrir sus necesidades básicas de alimentación pasaron del 9,4% a finales del tercer trimestre de 2023 al 15% en enero, para alcanzar a unas 7 millones de personas.Fte. I